Opinión

Opinión

Respaldo a la automoción

Miembros del Clúster de Automoción en una asamblea en la Cámara de Comercio
C. A.

El Gobierno de Aragón acaba de aprobar dos decretos para desembolsar ayudas destinadas a la innovación en el sector de la automoción. Habrá subvenciones para Opel/PSA y para proyectos «relativos al desarrollo del vehículo eléctrico», a las que podrán optar las empresas auxiliares por concurrencia competitiva. La DGA responde así a las apelaciones insistentes a la I+D y a la inversión en tecnología en el sector para asegurar su continuidad.

Algunos sectores industriales aragoneses mantienen un nivel de competencia muy razonable en los mercados internacionales, incluso puede afirmarse que ocupan puestos de vanguardia. El caso más evidente es el de la automoción, tanto en el apartado del ensamblaje de automóviles como en el de la producción de componentes. La preeminencia industrial y la solvencia de las empresas radicadas en la Comunidad han sido dos de las razones que han tenido en cuenta las grandes firmas de la automoción para instalar su producción en Aragón y, en épocas de crisis, para mantenerla. Y, además de su importancia cuantitativa, es una de las más consagradas avanzadillas tecnológicas con las que cuenta la economía aragonesa. Por todo ello resulta muy oportuno el esfuerzo presupuestario aprobado por la DGA para respaldar el empeño en seguir afrontando el reto de su transformación tecnológica, imprescindible para su competitividad.

El de la automoción ha sido tradicionalmente un sector intensivo en innovación tecnológica. Pero ahora está atravesando una transformación disruptiva por los rápidos avances hacia una movilidad eléctrica, conectada y autónoma. Además, la competencia por los bajos costes de producción cada vez es mayor, y no solo desde el este europeo, sino sobre todo desde Asia. Por todo ello, la DGA se suma a la tendencia a cofinanciar proyectos de I+D para asegurar el futuro de uno de los pilares de la economía aragonesa.

Etiquetas
Comentarios