Opinión

Opinión

Trapero elude responsabilidades

Trapero acepta declarar al Supremo, pese a estar procesado en la Audiencia
José Lluis Trapero durante su declaración.
Efe

Josep Lluís Trapero, el que fuera jefe de los Mossos d’Esquadra, ha intentado diluir la responsabilidad de la policía autonómica durante los sucesos de septiembre y octubre de 2017 en Cataluña. Ha querido marcar distancias con las autoridades políticas de la Comunidad, pero no ha podido demostrar que ejerciese su deber: hacer cumplir la ley, junto a la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Trapero ha confirmado en el Supremo la versión ofrecida por sus subalternos en el sentido de que la cúpula de la policía autonómica intentó, hasta por dos veces, que el ‘president’ Puigdemont, el vicepresidente Junqueras y el ‘conseller’ Forn desconvocaran el referéndum del 1-O por el «clima de tensión» que se vivía. A lo largo de su declaración, ha pretendido diluir el papel de los Mossos en el ‘procés’ y ha responsabilizado de lo ocurrido al ‘Govern’. Ha llegado a reprochar a Forn «una cierta irresponsabilidad» y a revelar que tenían preparado un operativo para detener a Puigdemont y los consejeros desde dos días antes de la declaración de independencia.

Con esta declaración, incluso con ese anuncio de que estaban dispuestos a detener al ‘president’, la cúpula de los Mossos da un paso más en su estrategia de negar su connivencia en el golpe separatista. Esta actitud rompe el relato independentista monolítico. Sin embargo, no anula las acusaciones de pasividad realizadas por José Antonio Nieto, Enric Millo y Diego Pérez de los Cobos en esta vista oral. El ex secretario de Estado de Seguridad ofreció datos para avalar la inacción de los Mossos, que contravenían así el mandato judicial. El ex delegado del Gobierno describió el acoso previo a la consulta. Y el coordinador policial para el 1-O –designado por el fiscal jefe del TSJC– dejó claro que Trapero mostró su disconformidad con su nombramiento. Estos tres testigos pusieron al descubierto la deslealtad de las autoridades catalanas y también de la policía autonómica.

Etiquetas
Comentarios