Despliega el menú
Opinión

La España vaciada

ACTUALIZADA 08/02/2019 A LAS 05:00
Representantes de Teruel Existe y Soria Ya, en la capital soriana
Representantes de Teruel Existe y Soria Ya, en la capital soriana
Heraldo

La España vaciada prepara una primavera caliente. Teruel Existe y Soria Ya han unido sus fuerzas para hacerse oír en abril en Madrid. A su iniciativa se están sumando desde La Otra Guadalajara hasta Jaen Merece Más, pasando por Viriatos de Zamora. Los territorios víctimas de la despoblación quieren ser, parafraseando al presidente del Gobierno, tan cuestión de Estado como Venezuela. Aspiran a tener los mismos derechos constitucionales que la España llena. Nada más... y nada menos.

Turolenses y sorianos siempre nos hemos llevado bien, tal vez porque compartimos un código genético similar: nos han empujado a vaciar nuestros lugares de origen, a formarnos fuera del pueblo que nos vio nacer, a buscar las lentejas allende nuestras lindes. Y atrás quedaron nuestros mayores y un puñado de numantinos despojados poco a poco de los servicios más básicos.

Ahora que el desierto demográfico empieza a hacerse visible, se dan paradojas como la sufrida hace unos días por un emprendedor de Teruel en Griegos: de qué le sirven las ayudas para montar un negocio ligado al turismo blanco si el fin de semana que nieva es imposible acceder al pueblo porque no pasa la quitanieves.

Como aperitivo a la protesta de abril, este domingo salen a la calle los turolenses para protestar por la falta de especialidades médicas en el hospital Obispo Polanco, el más viejo del país.

En la antesala de la cita electoral de mayo, la España vaciada quiere alzar su voz para evitar que se apague definitivamente. Mientras le quede un soplo de vida, luchará para no acabar como el fatídico dicho: entre todos la mataron y ella sola se murió.

Etiquetas
Comentarios