Despliega el menú
Ocio y Cultura

"Si no molestamos con 'Ocho apellidos vascos', tampoco molestaremos en Cataluña"

El actor ha reiterado que espera que esta continuación sea recibida igual que la primera.

Dani Rovira.
Dani Rovira.
Efe

El protagonista de 'Ocho apellidos vascos' Dani Rovira se ha mostrado convencido de que la segunda parte de esta película, que transcurre mayoritariamente en Cataluña, no molestará a los ciudadanos catalanes con sus bromas, al igual que ocurrió con los vascos o andaluces con la primera cinta.

"Es el típico tema que se hablaba para la primera y que cuando se estrenó quedó en un segundo plano y solo se hablaba de lo divertida que fue. Volver a hablar de lo mismo me da pereza, porque más puntiagudo que como se coloreaba en la primera... Si en la primera no pasó, en la segunda tampoco", ha señalado.

El actor ha reiterado que espera que esta continuación sea recibida "igual que la primera", que en Andalucía y País Vasco se aceptó con mucho sentido del humor e inteligencia. "A mi me consta que Cataluña es una tierra donde también hay sentido del humor e inteligencia, no entiendo por qué no tiene que ser igual", ha destacado.

En este sentido, ha recordado que gran parte del elenco es original de las zonas sobre las que se hace humor en la película, lo que ayuda a evitar "conflictos".

"Nosotros podríamos llegar a representar un micromundo en el que, si sabemos reírnos de nuestras propias cosas, por qué no los demás", ha indicado. En esta misma línea, el director de la película, Emilio Martínez-Lázaro, ha destacado que "resulta un poco cansino" seguir hablando de si los catalanes les cortarán el cuello, porque sabe que no será así.

"Utilizamos un cine cómico con un lenguaje afectivo y eso la gente lo recibe", ha añadido. Ha restado importancia a estas posibles críticas recordando que "las cosas en política son cambiantes porque muchas veces hay una gran manipulación".

"En muy poco tiempo hemos pasado de un mundo independentista catalán que parecía arrollador y mayoritario a tener un papel discreto", ha indicado, en alusión a las últimas elecciones autonómicas y municipales. Preguntado sobre su decisión de volver a participar en la marca 'Ocho apellidos vascos', Rovira ha asegurado que se trató de "una cosa bastante consensuada en el que entre las poquitas condiciones" que se podían poner, era que fuera el mismo equipo de la primera parte".

"Era la base y los ingredientes para que se pudiera hacer algo medianamente parecido", ha aseverado. Martínez-Lázaro ha señalado que no pudo "resistir la tentación de hacerla", a pesar de que considera matemáticamente imposible volver a alcanzar las cifras registradas con el primer 'Ocho apellidos vascos'.

"Personalmente luché entre dos cosas: como nunca la segunda parte tendrá esa repercusión porque es imposible, aunque la hagamos y creo que la vamos a hacer mejor que la primera, a lo mejor lo que habría que hacer es dejar la primera y quedas como un rey. Pero no podía resistir la tentación de hacerla", ha admitido. Esta segunda parte de la película contará con tres incorporaciones: Rosa María Sardà, Berto Romero y Belén Cuesta.

Para Rovira, estas novedades no han supuesto ningún problema de adaptación, al contrario. "Parecía que habían estado escondidos en la primera parte y no lo sabíamos, están remando al mismo tiempo que nosotros y por mi parte ha sido muy fácil acoplarnos a ellos", ha concluido.

Etiquetas