Despliega el menú
Ocio y Cultura

Una veintena de artistas llenó la Multiusos para rendir homenaje musical a Labordeta

El concierto, en el que participó Joan Manuel Serrat, sirvió para presentar la fundación que lleva el nombre del cantautor.
‘Somos’ y ‘Canto a la libertad’ fueron coreados por músicos y público

Todos los intérpretes que participaron en el concierto se subieron al escenario para cantar dos canciones junto al público.
Una veintena de artistas llenó la Multiusos para rendir homenaje musical a Labordeta
Asier Alcorta

El espíritu de José Antonio Labordeta sobrevoló ayer la sala Multiusos del Auditorio, donde casi 4.000 personas, muchas de ellas con las manos entrelazadas en signo de hermandad, entonaron los dos temas más emblemáticos del cantautor, ‘Somos’ y el ‘Canto a la libertad’, este último secundado por un grito casi unánime: ‘Este es el himno de Aragón’. Se presentaba al público la fundación recién creada para difundir el legado de Labordeta, y se hacía con un concierto en el que más de una veintena de intérpretes, de generaciones y estilos bien distintos, con nombres clave de la música española de los últimos años como Joan Manuel Serrat, Paco Ibáñez o Carmen París, se subían al escenario para recordar la figura del aragonés. El periodista Miguel Mena dirigió la velada, en la que hubo muchos momentos de emoción apenas contenida. De haber vivido, Labordeta hubiera celebrado ayer los 50 años de matrimonio con Juana de Grandes, que subió al escenario para agradecer el cariño recibido por los aragoneses. 

Emoción hubo en las voces y actuaciones de Mr. Pendejo, Santiago del Campo, cantante de Los Especialistas y familiar de Labordeta; o de Biella Nuei, Carmen París, Pablo Guerrero y Luis Mendo, La Orquesta Popular de La Magdalena, Rodrigo Mabuse y La Ronda de Boltaña. Los joteros Beatriz Bernad y Nacho del Río interpretaron palpitantes versiones de ‘A varear la oliva’ y ‘Canción de amor’; María José Hernández, que fue la única en interpretar dos temas, ofreció sus electrizantes versiones de ‘Guárdate’ y ‘La vieja’; y Joaquín Carbonell y Eduardo Paz pusieron en pie al auditorio con su ‘Quién me cerrará los ojos’. 

Pero hubo más: el vallisoletano Eliseo Parra y el bilbaíno Kepa Junkera, virtuoso del acordeón, ofrecieron unas coplas que arrancaron encendidas ovaciones. Coplas con letras como esta: "Se te quiere José Antonio/se te quiere y se te querrá. Se te quiere Labordeta,/el ejemplo del Abuelo/con nosotros quedará./Y como los hombres buenos/siempre vivo estarás". "Un hombre muy consistente"

Emotiva fue también la interpretación, particularmente sobrecogedora, que hizo Silvia Pérez de ‘Gallo negro, gallo rojo’. Paco Ibáñez puso voz a ‘La mala reputación’ de Brassens, y cerró el concierto (antes del canto coral final) Joan Manuel Serrat. 

El cantautor barcelonés tomó la palabra para evocar la figura de Labordeta. "Lo que me unía a él –dijo– era un gran respeto. Era una persona honesta, que defendía su punto de vista por encima de cualquier presión. Fue un hombre muy consistente, por el que siempre sentí una gran admiración". Y con ello abundó en las declaraciones que hizo poco antes de entrar en el camerino: "Labordeta es un referente para Aragón y, a medida que pasa el tiempo, crece y se esparce. Si no hubieran contado conmigo para este homenaje me hubiera enfadado muchísimo".

Y así echó a andar la fundación, que pretende tener una gran actividad cultural en los próximos meses. Se reeditará, por ejemplo, el libro ‘José Antonio Labordeta: creación, compromiso, memoria’, coordinado por Javier Aguirre y publicado en 2008; y se recuperará la exposición ‘Canto a la libertad’ para hacerla itinerante por todo Aragón. La muestra, celebrada en 2011 en el Paraninfo, reúne las creaciones de 94 artistas plásticos aragoneses. 

La fundación, que antes de fin de año inaugurará su sede física en la calle de Mariano Barbasán, 5, nace con el apoyo del Gobierno de Aragón, la Diputación y el Ayuntamiento de Zaragoza e Ibercaja. Entre sus fines están no solo recordar, estudiar y difundir la obra, el pensamiento y la memoria de Labordeta, sino también favorecer el desarrollo de los jóvenes creadores aragoneses y "contribuir y participar del desarrollo humano, cultural, social y científico de Aragón y del mundo".

Ángela Labordeta, hija del cantautor y patrona de la fundación, agradecía antes del concierto la respuesta de los aragoneses. "Este respaldo nos ayuda a hacer muchas cosas. Esperamos que la gente nos traiga proyectos –aseguraba– y se pueda trabajar en ella por y para Aragón". 

Etiquetas