Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Lorenzo Caprile convierte el glamur de la moda en terrenal

El diseñador de alta costura asegura que el secreto de éxito es “trabajar e intuir lo que está por venir”.

Inés González, Hugo Barceló, José Luis Rodrigo, Lorenzo Caprile, Cruz Burillo, Juan Claudio Abelló, Wilfredo Jurado y Alejandro Barceló, este viernes en el Patio de la Infanta de Zaragoza.
Inés González, Hugo Barceló, José Luis Rodrigo, Lorenzo Caprile, Cruz Burillo, Juan Claudio Abelló, Wilfredo Jurado y Alejandro Barceló, este viernes en el Patio de la Infanta de Zaragoza.
Toni Galán

El Patio de la Infanta se quedó este viernes pequeño para escuchar al diseñador de alta costura Lorenzo Caprile. La Fundación Ibercaja tuvo que habilitar el salón Rioja para que muchas personas siguieran por ´streaming` la charla que ofreció en Zaragoza.

Bueno, más bien fue una 'masterclass' sobre 'El origen de la moda de autor', promovida por el Centro Superior de Diseño HAC_R y el Instituto de Emprendimiento Avanzado, que recientemente ha asumido la gestión de este centro.

Entre el público había muchos alumnos de los grados de Diseño de Moda y Diseño Gráfico. A ellos les dejó claro desde el primer momento que “el secreto del éxito es trabajar, trabajar y trabajar, no hay otro”.

El director general de la Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo, ejerció de anfitrión. El escenario de la 'masterclass' le animó a recordar que durante varios siglos “fue la sede de la vanguardia de la cultura y el arte”. “Y hoy –prosiguió–, contamos con la presencia de un artista e ilustrado como Lorenzo Caprile”.

La definición de artista no le terminó de convencer a Caprile, que aludió a su “fama de cascarrabias” para matizar que “los diseñadores de alta costura no somos artistas y si los jóvenes que os habéis metido en este mundo lo pensáis así, vais mal; la moda es una industria, y muy dura”.

A esa dureza se refirió al destacar que “para hacerte un hueco necesitas un colchón financiero importante porque los dos o tres primeros años vas a pérdidas”. También recordó que “producir y distribuir es caro y la clientela cada vez es más exigente”. Por último, habló de la competencia, “que ya no solo es local, sino mundial a golpe de clic”. Como contrapunto, en el otro lado de la balanza puso la pasión, el instinto y la intuición.

En la presentación intervinieron el presidente del Instituto de Emprendimiento Avanzado, Juan Claudio Abelló, y el director de Desarrollo Corporativo, Hubo Barceló, además del gerente de HAC_R, Juan Benito. Al primero también le corrigió Lorenzo Caprile, ya que al leer el currículum dijo que había vestido a las Reinas Sofía y Leticia. “A doña Sofía no la he vestido y a doña Leticia, antes de ser reina”, volvió a matizar.

Con estas dos precisiones y el ambiente muy distendido, el ponente dejó claro que “lo que requiere este sacrificado oficio no es tanto creatividad, sino olfato para adelantarse al momento, para emprender e imaginar cuál será la necesidad futura de la clientela, antes incluso de que ella misma lo sepa”.

El título de la charla también lo renombró al centrarse en el origen de la moda firmada. “¿Por qué las prendas tienen etiqueta y en función de este detalle cuestan más, y por qué unas tienen un precio superior a otras dependiendo de esa etiqueta?”.

“Desgraciadamente –prosiguió–, hasta hace poco tiempo no conocíamos la firma de la persona que está detrás de un vestido; es un fenómeno que tiene 150 años”. El origen de la moda firmada lo situó alrededor de la figura de María Antonieta, “que hoy hubiese sido una 'influencer' de éxito”. “Tenía ese olfato que es fundamental para triunfar: intuir y saber qué está por venir para adelantarse al resto”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión