Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Luis Martínez Pueyo: "En los archivos españoles hay mucho repertorio por descubrir"

El flautista aragonés, director de La Guirlande, obtiene una beca Leonardo para sacar a la luz música de Francisco Corselli

Luis Martínez Pueyo es intérprete de flauta travesera y director de La Guirlande.
Luis Martínez Pueyo es intérprete de flauta travesera y director de La Guirlande.
Guillermo Mestre

"En los últimos años se ha recuperado bastante música perdida u olvidada en España, pero queda por descubrir, y no es un tópico; es la realidad. Y es que en nuestro país el repertorio del siglo XVIII, por ejemplo, se ha empezado a estudiar no hace mucho". Luis Martínez Pueyo (Zaragoza, 1988), intérprete de flauta y director del grupo de música antigua La Guirlande, está empeñado en sacar a la luz música de calidad pero caída en el olvido. Y por ese empeño, y por la calidad de su trabajo, interpretaciones y grabaciones, acaban de concederle una de las prestigiosas becas Leonardo.

Un total de 884 solicitudes se habían presentado este año a la convocatoria, en sus distintas modalidades, y el proyecto de Martínez Pueyo es uno de los seis elegidos en la categoría musical. El madrileño Alberto Bernal, compositor, artista sonoro y en la actualidad profesor del Conservatorio Superior de Música de Aragón, ha obtenido otra beca, para componer una obra musical y escénica para cuatro intérpretes y dos bailarines.

El proyecto de Luis Martínez Pueyo consiste en realizar la primera grabación mundial de las ‘Lamentaciones de Semana Santa’ de Francisco Corselli (1705-1778). Las lamentaciones son un género musical religioso que, como los motetes, tenían un carácter eminentemente litúrgico y estaban inspiradas en el Libro de Jeremías del Antiguo Testamento.

"Se interpretaban el Jueves, Viernes y Sábado Santo. Estas, en concreto, pertenecen a la etapa más temprana de Corselli, compositor barroco italiano que fue director de la Real Capilla de Madrid durante más de 30 años –señala Martínez Pueyo–. Las partituras originales se conservan en el archivo del Palacio Real; son obras que tienen caracteres muy contrastantes; música muy bella".

Corselli, que falleció en 1778, coincidió en Madrid con compositores como Antonio Soler o el aragonés José de Nebra, con el que dio lustre a una Capilla Real en la que estaba también un personaje muy famoso, el castrado Farinelli.

"Tres de las cinco lamentaciones de Corselli, que están fechadas entre 1742 y 1757, destacan porque incluyen dos flautas y normalmente las lamentaciones se hacían sin instrumentos –añade Martínez Pueyo–. Tres de ellas, también, son a dúo, con voces de soprano y alto. Este proyecto lo hacemos en colaboración con Ars Hispana, asociación de musicólogos fundada en 2007, y tenemos previsto grabarlo en el verano de 2023. Tenemos de tiempo para terminarlo hasta abril-mayo de 2024".

Martínez Pueyo es fundador y director de La Guirlande, grupo de música antigua creado en 2016, tras un par de años de gestación, ya que la idea original le surgió durante un curso de verano en Daroca. En apenas seis años La Guirlande no es que se haya hecho un hueco dentro de los grupos especializados en la interpretación historicista de la música de los siglos XVIII y XIX, sino que ha irrumpido con fuerza, ha recibido numerosos premios, es solicitado en los más prestigiosos festivales y se ha perfilado como una de las formaciones más sólidas dentro de su especialidad. La Guirlande va a estar también en el proyecto de recuperación de Corselli.

"En septiembre pasado grabamos nuestro tercer disco –relata el director de la formación–, que se basa en el repertorio de la corte de Federico el Grande de Prusia. Tres de las obras que interpretamos allí son de recuperación. Esa ha sido siempre una de nuestras claves, uno de nuestros rasgos distintivos. No le vemos mucho sentido a grabar una vez más los repertorios que se han grabado ya 50 veces".

Martínez Pueyo trabaja también con el grupo Los Elementos, que en noviembre interpretará dos óperas de José de Nebra en el Auditorio Nacional, ‘Vendado es amor, no es ciego’ y ‘Donde hay violencia no hay culpa’.

"Es un compositor de enorme calidad y poco a poco se está abriendo paso en las salas de conciertos europeas. Pero si fuera italiano o alemán aún sería más conocido", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión