Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

La judería de Zaragoza, en una guía amena y al alcance de todos

El historiador Álvaro López Asensio publica un libro sobre la presencia judía en la capital aragonesa y el Ayuntamiento prepara una ruta turística

Interior de los baños judíos del Coso zaragozano.
Interior de los baños judíos del Coso zaragozano.
Guillermo Mestre

La antigua judería de Zaragoza ya tiene una guía gráfica, moderna, con abundancia de mapas y planos y que recorre con lenguaje claro el legado de la cultura semita en la capital aragonesa. La ha escrito el historiador Álvaro López Asensio, en una edición en la que han colaborado DGA, Ayuntamiento de Zaragoza y la asociación Sefarad en Aragón. La guía muestra donde estaban las puertas de la judería, sus sinagogas, su carnicería, el cementerio, sus barrios... al tiempo que, con claridad didáctica, habla de qué funciones tenían los rabinos, cómo se recaudaban sus impuestos, de qué manera se impartía justicia y qué fiestas tenía su calendario. Se habla también de acontecimientos históricos y de sucesos como el asesinato del inquisidor Pedro Arbués en la Seo y sus consecuencias.

La guía fue presentadaa ayer por su autor; la vicealcaldesa Sara Fernández; la directora general de Turismo de la DGA, Gloria Pérez; el presidente de la Academia de San Luis, Domingo Buesa; y la presidenta de Sefarad Aragón, Timna Segal.

En el apartado científico, la guía está llena de novedades y datos curiosos, entre ellos el programa iconográfico que López Asensio ha identificado en los tímpanos esculpidos de las ventanas del palacio de los Morlanes. El palacio, construido a principios del XVI enfrente de la antigua sinagoga mayor, presenta escenas como ‘El rey David conquista Jerusalén’ o ‘El rey Salomón juzgando la maternidad de dos mujeres’, hasta ‘Los Reyes Católicos expulsan a los judíos’.

La guía aparece cuando el Ayuntamiento no ve cómo hacer visitables los baños judíos de Zaragoza. Fuentes municipales aseguraban ayer que "la normativa de seguridad impide que el público acceda a la profundidad a la que están actualmente los baños judíos, y la posible solución de acceso propuesta por el servicio de Arquitectura no cumple con los criterios de la unidad de Museos. Tal y como están situados los baños, y dada la estructura del local superior, actualmente no hay solución de acceso público que cumpla la normativa y haga viable su adecuación y exposición museística".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión