Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

MÚSICA. OCIO Y CULTURA

Los amigos despiden a Salvatore Stars al ritmo de 'Corazones rotos'

Músicos, técnicos de sonido, programadores, compositores, roqueros en general, clientes de su gimnasio dan el último adiós a Salvador Garrido, atropellado el pasado domingo en Zaragoza.

Despedida a Salvatore Stars

Salvador Garrido, alias Salvatore Stars, atropellado en Zaragoza el pasado día 28, era querido y admirado. Y son muchas las personas que han sentido muy sinceramente su muerte: músicos, bailarinas, técnicos de sonido, programadores, compositores, roqueros en general, clientes de su gimnasio Iron Salfer y admiradores, todos se han reunido este martes para despedir a esta compositor e intérprete, con alma de ‘crooner’, admirador y versionador de Elvis Presley, y de otros músicos norteamericanos, desde Dean Martin a Kenny Rogers y Frank Sinatra.

Allí, en la iglesia de Santa Rita, contigua al tanatorio, estaban sus familiares, con Maite Viñuales, su esposa, a la cabeza y su amiga Lola Moreno, con la que ha actuado en muchas ocasiones, de animadora. Los sonidos de guitarra los pusieron José Luis Arrazola y Ricky Martínez, y fueron varios los cantantes que se animaron a cantar ‘Corazones rotos’, quizá su tema más redondo. Cantaron, entre otros, Michel ‘Bucanero’ Carnicer, Alfonso y Luis Cebrián, Emilio Larruga, etc. El alcalde Jorge Azcón tuvo el hermoso gesto de participar en la despedida.

Salvatore Stars había hecho un poco de todo. Conciertos divertidos, clásicos y más transgresores, galas, en formatos muy diversos, pero también grabó discos, con temas suyos y de versiones. Su amigo Luis Cebrián, que hizo con él el programa ‘Vivo cantando’ en Antena Aragón, ha recordado que estaba trabajando en un nuevo disco, ‘El legado’ o ‘Legado’, a secas, de temas suyos

“Le daba muchas vueltas a todas las canciones. Cada canción me la mandaba, y creo que tenía la sensación de que estaba ante el disco de su vida. Se enfrentaba a él, al menos, con ese entusiasmo. A mí me gusta su condición de ‘crooner’ más que sus experimentos de country, pero aún más sus canciones emotivas, esas que le retratan también”, explica Luis Cebrián, conmovido como otros amigos por su inesperado y desgraciado fin y emocionado por el cariño que suscitaba, como se vio en el lleno absoluto en la iglesia de Santa Rita, en Agustinos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión