Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

el patrimonio aragonés emigrado

Las pinturas que volverán a Sijena por fallo del Tribunal Supremo

La esperada sentencia pondrá fin al litigio. La DGA les prepara un espacio de acogida donde se estudiarán antes de ser restituidas a su emplazamiento original.

Las pinturas de Sijena, tal y como se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.
Las pinturas de Sijena, tal y como se exhiben en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.
Toni Galán

Dentro del patrimonio aragonés emigrado destacan especialmente los bienes retenidos en Cataluña

Y, entre estos, las pinturas de la sala capitular del monasterio de Sijena, hoy en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Sijena se fundó en 1188 como monasterio femenino, estrechamente vinculado a la casa real aragonesa. Fue incendiado en 1936 y las pinturas sufrieron daños importantes. Ese mismo año fueron arrancadas y pasadas a lienzo. En 1940 ingresaron en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, donde aún están, pese a la sentencia, ratificada en 2020 por la Audiencia Provincial de Huesca, que obligaba a devolverlas al monasterio. El caso está ahora pendiente del Supremo.

Las pinturas son una obra maestra del arte medieval hispánico. Lo sabe bien la historiadora del arte Marisancho Menjón, que en 2017 publicaba ‘Salvamento y expolio: las pinturas murales del Monasterio de Sijena en el siglo XX’.

«Son una obra maestra, algo verdaderamente excepcional. Y eso que no están completas, que solo podemos admirar parte de lo que fue aquel impresionante conjunto de pintura románica con distintas y variadas influencias, entre ellas del arte bizantino. Son una fusión del arte de Oriente y Occidente. Cuando se habla de arte románico, lo habitual es pensar en pinturas planas, sin matices ni expresión, todo lo contrario de lo que se ve en Sijena, donde los rostros expresan sentimientos y las escenas tienen movimiento. Por eso durante mucho tiempo se pensó que eran del siglo XIV y no del XII».

El libro de Marisancho Menjón, cuando se publicó, puso los puntos sobre las íes en muchos malentendidos, cuando no falsedades, en torno a las pinturas. «Inicialmente quería escribir un artículo para demostrar que Aragón en ningún momento se había desentendido de las pinturas, como se esgrimía desde Cataluña, sino que se habían reclamado en numerosas ocasiones. Pero encontré mucha documentación y el libro fue cogiendo forma. También se decía que las pinturas no se habían movido nunca, lo cual no es cierto». Incluso habían participado en varias exposiciones.

Hoy Menjón es directora general de Patrimonio del Gobierno aragonés, cargo desde el que trabaja para conseguir el regreso de las pinturas a su emplazamiento original. «El fallo del Supremo no se puede prever –asegura–, aunque nuestros argumentos jurídicos son contundentes, por eso la parte catalana no los esgrime, sino que intenta que las pinturas se queden allí alegando criterios de conservación». 

Asegura que el monasterio estará preparado para recibirlas. «No pueden llegar e instalarse de inmediato –subraya–. Habrá un periodo de unos seis meses de aclimatación, estudio y análisis, tanto de las pinturas como de las telas y maderas de soporte. En marzo acabarán las obras en el monasterio con las que vamos a ampliar su zona expositiva y habilitar un espacio para recibir las pinturas».

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión