Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

historia. ocio y cultura

Guillermo Fatás resume en un libro su pasión por la historia a lo largo de seis décadas

El catedrático emérito ofrece ‘Miscelánea de textos (1964-2021)’, de casi mil páginas, en Marcial Pons

GUILLERMO FATAS /26/08/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
Guillermo Fatás, rodeado de libros y recortes, recoge sus textos breves en un volumen totalizador.
OLiver Duch.

ZARAGOZA. «Es casi imposible resumir una vida tan activa y fructífera. (…) Si hubiera, y hay, que resumir mucho, digamos que es un gran universitario, un gran difusor cultural, un gran hombre público, que adora a su ciudad y su tierra». Así retrata a Guillermo Fatás Cabeza (Zaragoza, 1944) el polígrafo y catedrático Eloy Fernández Clemente en un prólogo a su texto ‘Costa, el político impertinente’, incluido en la publicación ‘Miscelánea de textos (1964-2021)’, que coeditan Marcial Pons y la Fundación Seminario de Derecho Romano ‘Ursicino Álvarez’, tras haber recibido el catedrático emérito de Historia Antigua y exdirector de HERALDO, de 2000 a 2008, el premio que lleva ese nombre.

Explica Guillermo Fatás, autor de unos 40 libros y varios miles de artículos: «En 2021 recibí la noticia, completamente inesperada, de que una fundación académica dedicada al estudio del Derecho Romano me había elegido, junto a la solvente catedrática salmantina Amelia Castresana, para la concesión del premio que lleva el nombre de un ilustre romanista español, el profesor Ursicino Álvarez. La sorpresa fue mayor, puesto que es premio destinado tradicionalmente a profesores de Derecho Romano, lo que yo no soy». Cuenta que el galardón, que se entrega en un solemne acto en Madrid, ofrece, como complemento, la edición de un libro con textos del premiado, que publica Marcial Pons.

34 piezas desde Grecia y Roma

«La fundación, que preside el catedrático complutense, y zaragozano, Javier Paricio, me sugirió que incluyese tres o cuatro de mis obras publicadas, relacionadas con el derecho público romano, lo que, por descontado, he hecho con gusto. Y me indicaron que podía incluir textos míos antiguos, recientes, inéditos o de cualquier especie hasta un total de 1.000 páginas. Han sido 957, en las cuales hay textos muy variados, incluidos algunos entretenimientos inéditos; por ejemplo, uno sobre las supuestas profecías de san Malaquías. También incluye el primer texto que publiqué en una revista académica: era en 1964 y yo estudiaba cuarto de carrera». Se refiere a ‘Nota sobre el dique romano de Muel’.

"Han sido 957 páginas, en las cuales hay textos muy variados, incluidos algunos entretenimientos inéditos; por ejemplo, uno sobre las supuestas profecías de san Malaquías. También incluye el primer texto que publiqué en una revista académica: era en 1964 y yo estudiaba cuarto de carrera»

Una característica del volumen es que reproduce varios textos en facsímil, tal como fueron publicados en su primera versión en revista, opúsculo o volumen, algunos extensos como el libro completo ‘El fin del mundo (Apocalipsis y Milenio)’, una compleja y fascinante meditación sobre el milenarismo que también publicó Marcial Pons. Las 300 primeras páginas están dedicadas al mundo romano y sus vínculos con Zaragoza y Aragón, con artículos sobre ‘La autobiografía de Augusto’, el fundador de Cesaraugusta, Poncio Pilato, la figura del ‘imperator’ en la epigrafía republicana de Hispania o un artículo sobre la película de ‘Espartaco’ de Stanley Kubrick, que produjo e interpretó Kirk Douglas.

Apasionado de la Historia de Aragón en su totalidad, aborda la restauración de la Aljafería a través de sus promotores, historiadores y arquitectos: Mariano Nougués, José y Joaquín Albareda, Francisco Íñiguez (al que se debe «la recuperación definitiva de la Aljafería» porque el arquitecto navarro «puso en el salvamento del palacio un empeño extraordinario») y la fase final, que concluyó en 1998, bajo la dirección de Mariano Pemán y Luis Franco, tras trece años de obras.

Guillermo Fatás tiene su propia poética de historiador: la curiosidad, la investigación, el rigor y la sorpresa, que se manifiesta en el gusto por revelar paradojas y aspectos ocultos, y también usa una cierta idea del juego. En este libro hay varios textos de esa estirpe como ‘El más cortés caballero’, centrado en Giovanni della Casa y su libro ‘El Galateo’, el ejercicio de erudición de ‘De la antigüedad del libro antiguo’, ‘Los gustos culinarios de Goya, según Goya’ y ‘Goya, el número de Fidias y Agustina de Aragón’.

Hay hasta 34 piezas en el volumen: la segunda boda de Fernando II, dos artículos sobre Miguel Servet, uno de ellos sobre su condición de editor, Joaquín Costa por partida triple o una pieza sobre el patrimonio de Sijena.

AL AMOR DE ZARAGOZA

Guillermo Fatás ha alternado su propia obra con la dirección de proyectos colectivos desde diversas entidades: la CAI, la Institución ‘Fernando el Católico’, que dirigió entre 1993 y 2000, o HERALDO. El autor de ‘Aragón para ti’, con Concha García Castán, y ‘Diccionario de Términos de Arte y Arqueología’, con Gonzalo Borrás, ya en 1990 firmaba un libro de amor a su ciudad:‘De Zaragoza’ (IFC).

Zaragoza vuelve a ser la gran protagonista de estas 957 páginas. Dice Guillermo Fatás: «Zaragoza es mi líquido amniótico. Se la llama ciudad de las cuatro culturas, con olvido de la judía y la goda. Es una ciudad desconocida, aunque muy querida, por los suyos. Me cautiva por su historia grande y su ‘petite histoire’. Ha vivido con pocos pobladores, la mayor parte del tiempo entre 15.000 y 50.000, no más. Pero aparece en la ‘Chanson de Roland’, en el Quijote (donde es una meta muy deseable), en ‘Guerra y paz’ de Tolstói... Esto es, en obras literarias imprescindibles de la literatura occidental. Por algo será». El libro lleva una ‘Laudatio’ del autor, por Javier Paricio, y un discurso de gratitud del propio Guillermo Fatás. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión