Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

crítica de música

Elvis y Cuti, el binomio perfecto

Por
  • Gonzalo de la Figuera
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 28/08/2022 A LAS 18:56
Cuti Vericad vuelve a recordar a Elvis Presley.
Cuti Vericad ha vuelto a recordar a Elvis Presley.
Toni Galán.

Tras dos años sin poder celebrar a Elvis por culpa de la pandemia, Cuti Vericad lo ha vuelto a hacer.

Parecía misión imposible superar los fantásticos tributos realizados en ediciones anteriores, pero el samurái jaqués ha sido capaz de tal hazaña, y además dos noches consecutivas, en un Rock & Blues con todas las entradas vendidas, con seguidores llegados desde Castellón o Sevilla y más de uno repitiendo en ambas sesiones. Un Cuti más estilizado que nunca y pletórico de voz encandiló a la concurrencia con dos conciertos que son algo más que un homenaje a Elvis, se trata de una esplendorosa celebración de una parte esencial de la música popular del siglo XX.

Obviamente, Vericad no ejerce de ‘impersonator’ del Rey del Rock ni pretende emular su magnetismo escénico; lo que hace es ofrecer una visión panorámica de Elvis a través de 45 canciones de su repertorio, que reinventa y lleva a su terreno con enormes dosis de mimo y pasión. Para ello cuenta con la complicidad de una banda sensacional y polivalente, desde la exquisita guitarra de Álex Comín a los perfectamente empastados juegos vocales de Alejandro Castro (guitarra acústica) y Willy García (bajo), sustentados todos por la férrea mano rítmica del eterno batería Fletes, con Francho Angás como invitado a la armónica.

'cuti canta elvis' *****
Músicos:Cuti Vericad, voz, piano y guitarra; Álex Comín, guitarra eléctrica; Alejandro Castro, guitarra acústica y voces; Willy García, bajo y voces; José Luis Seguer ‘Fletes’, batería.
Artista invitado: Francho Angás, armónica.

Para empezar suena una personalísima relectura de ‘Unchained melody’ con Cuti solo al piano; afloran aromas gospel en ‘Peace in the valley’; se ponen campestres con ‘I’m so lonesome I could cry’ o ‘In the early morning rain’; lanzan andanadas de rockabilly con ‘Blue moon of Kentucky’ o ‘That’s alright mama’, se marcan un ‘Little sister’ que suena a la Creedence, un ‘Big boss man’ con guiños a ‘Sex & drugs & rock&roll’, unos vibrantes ‘Hound dog’ y ‘Don’t be cruel’ empapados de boogie y New Orleans, arrebatadoras revisiones de ‘Something’ (sí, la de los Beatles), ‘Help me making through the night’ o ‘Suspicious minds’... En fin, más de dos horas y media de música escandalosamente buena, que no solo rinde tributo a Elvis sino que engrandece la figura de Cuti Vericad; solo él es capaz de hacer cosas así.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión