Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

'La Casa del Dragón': Rebienvenidos a Desembarco del Rey

La nueva producción de HBO lanza guiños y presenta credenciales para enganchar desde el inicio a los seguidores de la serie madre.

La casa del Dragón
La casa del Dragón
CINEMANÍA

'La Casa del Dragón' ha comenzado en HBO. A continuación repasamos, con algunos espoilers, lo que da de sí el primer capítulo.

Ni tres minutos tardan en aparecer los dragones en la nueva superproducción de HBO Max y cuyo primer capítulo (de los diez de la primera temporada) se ha estrenado ya, después de meses de intensa promoción. En la serie madre hubo que esperar varios episodios para ver a las criaturas, pero en esta todo va mucho más acelerado. No hay tiempo que perder. Porque esta ficción está construida para los que fueron seguidores de 'Juego de Tronos', los que conocen su universo. Y a esos seguidores hay que convencerles enseguida de las posibilidades de esta franquicia. Por eso HBO exhibe músculo desde el principio, con ese dragón sobrevolando Desembarco del Rey, con esas vistas espectaculares que nos devuelven al corazón de los Siete Reinos.

Se hace raro reencontrarse con la Fortaleza Roja luciendo esbelta y lozana, después de que la última vez que estuvimos allí asistiésemos a su destrucción total. Pero la historia de la 'Casa del Dragón' se sitúa dos siglos antes de que eso ocurriera, en concreto 173 años antes de que naciese Daenerys Targaryen, que sería quien arrasaría con todo. Pero esa es otra historia. O no. Porque al fin y al cabo esta precuela va a tratar de explicar de dónde viene aquel personaje, qué mochila llevaba a sus espaldas, y las razones que motivaron su comportamiento.

Su espíritu está presente desde que nos presentan al personaje principal de esta trama, Rhaenyra Targaryen, hija del rey Viserys. Esta, como aquella, es heredera natural del Trono de Hierro, pero también le será arrebatado y deberá luchar para recuperarlo. A la joven Rhaenyra le escuchamos en el primer capítulo gritar "dracarys" y al oírlo es difícil no recordar todas las veces que Daenerys lo exclamó y el ímpetu con el que lo hacía. A ella también la veremos lidiar en un mundo de hombres, como le sucedía a la anterior, pero bastantes años antes, cuando todavía era inimaginable que una mujer pudiese ocupar un puesto de autoridad.

El papel de la mujer en Poniente y la discriminación a la que era sometida va a ser uno de los asuntos más relevantes de 'La Casa del Dragón'. Pero sobre todo lo que ya nos habían anunciado, y se puede comprobar desde el primer episodio, es que varía la mirada. Hay en esta un punto de vista más reivindicativo del universo femenino, de sus sacrificios, de sus ambiciones frustradas, de sus batallas perdidas.

Si destaca una secuencia difícil de olvidar en el capítulo de arranque es la del parto, en la que Aemma Arryn -madre de Rhaenyra y esposa del rey Viserys- es cruelmente sacrificada para que nazca el ansiado varón que herede el trono de hierro. Previamente le habíamos escuchado advertir a su hija de que, a pesar de sus aspiraciones, su valor en el tiempo que le había tocado vivir tendría que ver con su capacidad para reproducirse. Nada más. Y habíamos asistido a una escena previa con su esposo en la que lamentaba no haber cumplido correctamente con su función vital, al no haber sido capaz hasta el momento de alumbrar a un hombre que pudiese aspirar a la sucesión del reino. La mujer y las obligaciones en torno a sus facultades reproductivas, un tema tan actual, ya tratado en tiempos de dragones.

En torno a estas charlas patriarcales giran algunos de los momentos más emocionantes del episodio, porque nos permiten conocer a los personajes principales y a los desafíos a los que se enfrentan.

Más allá de Rhaenyra hay otras mujeres importantes en 'La Casa del Dragón', a las que su género, por supuesto, ha condicionado. Está Rhaenys Targaryen, conocida como la reina que nunca fue por haber sido ignorada en la línea de sucesión. Y está la joven Alicent Hightower, la mujer más bella de Poniente, para quien su padre -la Mano del Rey- tiene pensado un destino que ella no busca para satisfacer sus propios intereses.

Escenas de acción

Están tan bien trazadas las intrigas y tan bien presentados los protagonistas que según avanza el capítulo se nos olvida que a lo que habíamos venido aquí era a ver dragones y a asistir a cruentos enfrentamientos como los de antaño en 'Juego de Tronos'. Consciente de todo esto este primer capítulo reparte el metraje para contentar a todos los paladares, a los que buscan enredos palaciegos y negociaciones en pasillos y a los que acuden motivados por las secuencias de sexo y acción. Para estos últimos está pensado el brutal torneo (con buena ración de sangre, vísceras y cráneos aplastados) que organiza el Rey y que sirve sobre todo para presentar al villano de esta historia, Daemon Targaryen, hermano de Viserys, que también aspira a la sucesión.

Y este es quizá el personaje al que más nos cuesta deglutir como espectadores. Tal vez porque está presentado a trompicones y no terminamos de entender sus motivaciones. Quizás por la violencia gratuita (en su primera aparición lo vemos arrancando cabezas y penes a los malhechores de la ciudad) que trae consigo y que hace imposible congraciarse con él. O puede ser que la propia caracterización del actor, Matt Smith, no ayude a que nos lo terminemos de creer de todo y sea imposible no ver debajo de esa peluca al duque de Edimburgo de 'The Crown'. Tendremos que esperar a que avancen los capítulos para familiarizarnos con él.

No hay rastro de Lannister en esta historia, se nombra a un Stark de refilón, no recorremos más escenarios más allá de Desembarco del Rey. Y a pesar de todo esto no echamos de menos todo lo que vivimos en las ocho temporadas de 'Juego de Tronos' porque la nueva serie tiene entidad propia y lo demuestra desde el principio. Eso sí, ya desde aquí se advertía del largo invierno que se avecinaba. Ríete tú de las predicciones meteorológicas actuales, que ya entonces se anticipaba con siglos de antelación cuando iba a caer una gran nevada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión