Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

periodismo

José Luis Campos: "Si los periodistas bajan los brazos, la mediocridad triunfa"

Campos (Calamocha, 1962) está al frente de Radio Calamocha y será nombrado este viernes hijo predilecto de su localidad natal.

Campos, fotografiado esta semana en Zaragoza
Campos, fotografiado esta semana en Zaragoza
Guillermo Mestre

¿Cómo recibió la noticia de que sería nombrado hijo predilecto de Calamocha?

Con sorpresa y con agrado, porque no hay mucha costumbre de estos reconocimientos y porque el pleno lo votó por unanimidad.

Luis Alegre le hará mañana la loa, pero ¿qué méritos cree tener?

Desde joven empecé a hablar de Calamocha allá por donde fui, sin ser nada premeditado sino de corazón. También ha habido acciones acertadas, como cuando en la primera edición de 'Gran hermano se me ocurrió mandar un jamón a los pobres y hambrientos concursantes. Así se consiguió una promoción increíble con más de 11 millones de espectadores.

A usted se le debe el eslogan ‘Calamocha es jamón’...

Y también ‘el vino de las piedras’ de la D. O. P. Cariñena. Son eslóganes que han cogido mucha potencia y relevancia a nivel nacional. Es bueno tener una referencia y podría decirse que, desde el punto de vista del márquetin, de un farol hemos hecho un repóquer.

Está usted metido en muchos ‘fregaos’. ¿Es muy inquieto?

Y muy entusiasta. Soy un inculto de formación académica, pero he hecho mil cosas que me han permitido foguearme. Empecé de peón de albañil a los 14 años y luego fui a Zaragoza con 16 a vender 'Maravillas del saber' y tocar a puerta fría sin saber a quién me encontraría. También monté una academia en Calamocha para enseñar inglés y protoinformática antes de irme a la mili. Luego abrimos un cine, lo que fue una experiencia ruinosa y catastrófica...

Al final acabó en el mundo de la comunicación.

Alguna vez que me han invitado a la Universidad de Zaragoza a hablar sobre periodismo local y empresarial, las charlas las empiezo diciendo: "Soy un impostor porque no tengo la carrera", pero sí hago periodismo, con el conocimiento adquirido sobre el terreno.

¿Cómo logra atraer tanto rostro popular a Radio Calamocha?

Les ofrezco ocho kilos al año. Ocho kilos de jamón. Eso les hace gracia y luego comprueban que es verdad. Tengo la suerte de contar con grandes colaboradores (Fernando Savater, Ángela Martialay, Nicolás Redondo...), a los que cuido y con los que tengo detalles.

Al aniversario de la cadena fueron de invitados Antonio Resines, Paco Lobatón, Eduardo Noriega... ¿Quién le acompañará mañana?

Alejandro Fernández (presidente del PP catalán), Rodríguez Ibarra (expresidente extremeño), el periodista Javier Caraballo, la eurodiputada Beatriz Becerra, el actor Santiago Segura, el presidente Javier Lambán...

¿Es difícil hacer periodismo en una localidad pequeña?

Ser libre en un pueblo es peligroso, es casi imposible. Mi mujer me dice que deje de dar palos a los políticos porque luego hay familias que nos dejan de hablar, pero hay dos opciones: tirar para adelante y ser responsables con lo que hacemos o bajar los brazos y dejar que la mediocridad y los tramposos triunfen. Cuando uno se presenta a las elecciones no es para llevar la banda el día de San Roque, uno adquiere una responsabilidad y si hace las cosas mal hay que decirlo.

El populismo cotiza al alza...

Alfonso Guerra dice que "estamos gobernados por adolescentes caprichosos" y a veces parecemos más pendientes de un tuit que de una buena gestión. Mañana por la noche pienso mandar a Pedro Sánchez el nombre de los socialistas que acudan al acto con corbata (risas).

¿Calamocha es España vaciada?

Calamocha es cosmopolita, lo ha sido siempre, ha sabido recibir a gente cuando se abrió el matadero o la fábrica de mantas... Hablo de los años 1950 o 1960 y nunca hubo problemas de integración. La España vaciada no existe, existe la España despoblada o desatendida, porque al final somos votos y la provincia de Teruel está condenada a ser un retiro maravilloso.

¿Un comunicador preferido?

Me encantan las reflexiones de Rodríguez Ibarra, Vicente Vallés es un referente en televisión y Carlos Herrera me parece un periodista excepcional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión