Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Charrar a la fresca con música, el cóctel estival de los Starkytch y Nuria Pequerul

El terceto estrena 'Radio a la fresca' para la emisora autonómica; dedicados a la moda, el diseño industrial y la comunicación, los tres profesionales recorrerán Aragón hablando de todo un poco en falso directo  

Mariano Bazco, Nuria Pequerul y Juan Carlos Higueras, sentados a la fresca en el paseo de la Independencia.
Mariano Bazco, Nuria Pequerul y Juan Carlos Higueras, sentados a la fresca en el paseo de la Independencia.
Guillermo Mestre

Juan Carlos Higueras, Nuria Pequerul y Mariano Bazco acaban de embarcarse juntos en una aventura de comunicación, ‘Radio a la fresca’, integrada en la estructura de Aragón Radio en el formato de falso directo y que ha comenzado en la última semana de julio con una primera grabación en Alcañiz,grabación que pudo seguirse con imagen a través de las redes sociales y que la emisora transmitió este sábado 30. 

La naturaleza del proyecto reside en el contacto directo con el entorno rural, al que los tres pertenecen por nacimiento; se charra de todo, pero la música es la savia de la propuesta; también el líquido metafórico que corre por las venas de estos tres profesionales multidisciplinares. No se trata de una sinergia para materializar el proyecto, o la búsqueda del ‘mojo Powers’ por una suma de potencialidades; más bien se trata de un encuentro articulado por la amistad entre tres personas que se entienden sin esfuerzo.

Higueras y Bazco (Carlichi y Mariano para los allegados) llevan 22 años de ilusión escénica mancomunada como Starkytch Pinchadiscos: en ello siguen, aunque ahora espacian más los bolos: uno al mes, aunque en agosto ya tengan planeados cuatro. Dos fenómenos del escenario con Alagón como referente personal. Nuria es una amistad de anteayer para ambos, y bastante más joven; a los tres les une un modo intenso y enjtusiasta de vivir la vida, la música, el amor por los vinilos (Vinilovers) y las irrefrenables ganas de pasarlo bien.

La vida profesional de Nuria ha estado siempre ligada a la moda, donde evoluciona como ‘visual merchandiser’ y directora de ventas. “Más allá del trabajo, mi pasión también ha sido siempre la música, y tengo hermanos mayores, lo que significa que no han faltado sus cassettes regrabados a la mano; un día encuentras gente como Carlos o Mariano, te pones a hablar y va apareciendo toda esa información musical acumulada con los años. También he pinchado bastante y desde hace años con mi amiga Marta Selma como Pink Impala. Y tengo pueblo, Vinaceite”.

Las van soltando al vuelo los tres. Mariano se topó un día con Nuria por la calle; ella llevaba el vinilo de los zaragozanos Sick Brains bajo el brazo. “Ojo, que luego supe que habíamos sido los dos monaguillos en nuestros pueblos. Ella fue maja de fiestas, además; yo no”. “Yo soy muy majo en fiestas -apunta Carlos- y siempre he sido una esponjica, desde crío; estudié en Maristas y allá hacía una revista de ovnis con Miguel Ángel Lamata, escrita a máquina, dibujada y fotocopiada para venderlas a duro: se llamaba ‘El Higo Chumbo’, por mi apellido". 

Higueras recuerda que "siempre me ha gustado pintar, el cómic francobelga, los juguetes retro y cualquier cosa que involucre creatividad: soy publicista de profesión y actual responsable de comunicación y publicidad en el Teatro de las Esquinas. Cuando jugaba a indios y vaqueros ponía música de Ennio Morricone”. “Yo -suelta Mariano- fui compañero de piso del nieto del creador de los Pitufos”.

Un hobby que devino trampolín

Mariano es diseñador industrial. Amplió estudios en Londres al acabar la carrera y tiene la firma Línea Diseño. “En paralelo siempre ha estado la música; empecé a pinchar con 15 años, y tenía el carnet de Alagón Radio desde los 18 para entrar gratis a los conciertos. Como Starkytch la música se convirtió en un hobby remunerado, y sigue siéndolo a día de hoy”. 

La actividad con Starkytch ha supuesto para el dúo alagonero muchas puertas abiertas y experiencias únicas; una de ellas, el programa televisivo ‘De ratones y vinilos’ en Aragón TV, que tuvo como invitada a Nuria en un capítulo. "Todos los domingos comparto en Instagram 39 segundos del vinilo con el que desayuno y cuento lo que me inspira en ese momento; por ahí salió lo del programa", recuerda Mariano. "“Somos músicos frustrados -apunta Carlos- y tener un vehículo como Starkytch nos ha permitido codearnos con el panorama musical aragonés, sabiendo que nuestro talento es bastante limitado. Eso sí, sabemos como poner patas arriba un garito, o una plaza de toros”.

Mariano siempre ha visto el deporte desde la barrera, hasta que recientemente se ha ido aventurando en lo de hacer ejercicio; Carlos, por su parte, los prueba todos. “Corro, fondo sobre todo; practico kárate, boxeo, BTT, esquí de fondo, snowboard… mi hijo de 16 años fue bronce mundial en kárate kyokushinkai el año pasado, me va superando en todo. Hace ilusión. Los tres compartimos ilusiones, como que te aparezcan tres yemas en un huevo; hay un vídeo de Arguiñano en el que le pasa, y no he pensado en que pueda ser un truco. Me ilusiona igual”.

Otras iniciativas

El terceto también ha hecho el programa ‘El Club de los Vinilovers’ durante unos meses en Radio 4G, con Coco Cristóbal en los controles. “El tema del club des vinilos empezó con quedadas en el Parque Grande para intercambiar vinilos; los poníamos en un tocadiscos Fisher Price de Mariano. Nos seguimos juntando; no es una cuestión de ser prescriptores de nada, sino compartir y disfrutar”, apunta Nuria.

Mariano va más allá en el dibujo de la idea. “Insisto en lo de venir de pueblo; el glamur lo hemos visto siempre de lejos, algo que también nos ha mantenido fuera de la tontería y los postureos. Por eso no tenemos placeres culpables, ni los hemos tenido nunca; al revés, hemos explotado el concepto, en una sesión pueden convivir Camilo Sesto y Jamiroquai si haces disfrutar a la gente. No pudimos ser músicos, pero mi hermano sí: es el guitarrista de Los Turbios. Y el hijo de Carlos es un guitarrista flipante”. 

Nuria pone el contrapunto a la revelación. “Yo no tengo hijos ni hermanos músicos, pero también trato de transmitir mi amor a la música de todas las maneras posibles, y sin culpabilidades; con la pandemia, además, he recuperado la costumbre de oír discos enteros, de arriba abajo. Y la idea de compartir la fresca con aragoneses de todas las esquinas en un corro con sillas me encanta, sobre todo pensando que no hemos podido hacerlo durante un buen tiempo”, aclara.

‘Radio a la fresca’ -que tiene guión, aunque luego la cosa fluya según el día y la ‘compaña’ en la contornada- arrancó el pasado martes 26 de julio en la plaza Mayor de Alcañiz. “La idea viene de tomar la fresca en nuestros pueblos; somos más de hamaca o silla de anea, pero no le hacemos ascos a un poyete para charrar, que no es lo mismo que hablar. Estamos dispuestos a ir a cualquier punto de Aragón, no importa el censo ni la distancia, aunque haya que hacer malabares con nuestros horarios en las ocupaciones habituales”. El programa tendrá una periodicidad semanal, recorrerá las tres provincias y viajará en los próximos días a Orihuela del Tremedal, Mallén y Alagón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión