Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

La colegiata de Santa María de Calatayud tendrá horarios fijos para la visita

El Ayuntamiento y Rey Ardid ponen en marcha una experiencia piloto con la que 10 usuarios del centro bilbilitano de la fundación ayudarán en el control de acceso desde el 30 de junio durante tres meses.

Colegiata de Santa María de Calatayud.
Colegiata de Santa María de Calatayud.
Macipe

La reciente reapertura de la colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud tras casi 12 años de obras de restauración ha generado en Calatayud un flujo de interés en las personas que visitan la ciudad para acceder al templo. Para atenderlo, el Ayuntamiento de la ciudad y la Fundación Rey Ardid pondrán en marcha un proyecto piloto mediante el que 10 usuarios del centro de rehabilitación y apoyo psicosocial de la entidad colaborarán en las funciones de control de acceso desde el 30 de junio y durante tres meses.

Así, la principal parroquia y referente del mudéjar en la ciudad contará con unos horarios fijos para poder ser contemplada, al margen y sujetos a la programación de los actos litúrgicos y celebraciones. El plan inicial es que la apertura sea jueves y viernes de 16.00 a 19.00 y sábados y domingos de 10.00 a 13.00 y de 16.00 a 19.00. "Una vez que veamos la respuesta y cómo se desarrolla hemos pensado que puede ser ampliable a más templos", indicaba el concejal de Turismo, Jorge Lázaro.

"No es normal que no se explote y en el plan de sostenibilidad turística que solicitó la comarca también se plantea que se incluya e integre el patrimonio religioso", apuntaba Lázaro, que anticipaba avances en proyectos de audioguías para el templo y agradecía el trabajo que se desarrolla en otros lugares de culto de la ciudad.

Según la responsable de la entidad en Calatayud, Noelia Calderera, 10 de los 28 usuarios ya están ultimando su preparación, con formación intensiva en atención al cliente. Así habrá tres personas por turno y especificó que recibirán como compensación una "beca". "Las opciones para la inserción laboral en personas con enfermedades mentales graves son pocas. Es un valor social y les ayuda al desarrollo personal", concretaba.

Tanto Lázaro como Calderera y el alcalde, José Manuel Aranda, valoraban la posibilidad de que esta iniciativa acabe llegando a más edificios históricos de la ciudad. "Las administraciones públicas tienen que realizar una labor ejemplarizante", subrayaba. A la vez que reconocía que el Consistorio intenta anticiparse así a un crecimiento de la demanda.

"Uno de los temas que se ha debatido siempre en el turismo es la apertura de los templos. Es algo que tenemos que avanzar y era la oportunidad", asumía Lázaro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión