Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Albaro Arizaleta: "Tengo ganas de Bosque Sonoro, y no he querido ver ni fotos, me niego a que me maten la sorpresa"

El vocalista y batería de El Columpio Asesino será uno de los protagonistas de la apertura de festival de Mozota, que comienza este viernes 17 de junio y que incluye a Los Planetas, Triángulo de Amor Bizarro o Abraham Boba

La banda navarra El Columpio Asesino actúa esta madrugada en Mozota.
La banda navarra El Columpio Asesino (Albaro es el primero por la izquierda) actúa esta madrugada en Mozota.
HA

El Bosque Sonoro regresa este viernes a Mozota. Ya está todo listo, incluidas las prevenciones básicas contra el calor, para recibir a la afición en la primera jornada de un festival que presenta cartelazo para empezar y mantiene el nivel durante el fin de semana. Serán tres veladas llenas de heterogenia en un entorno diferente, que seduce tanto a los artistas como a los potenciales asistentes.

Las puertas se abren este viernes a las 19.00 (aún hay entradas en elbosquesonoro.com, y se fletan autobuses desde Macanaz para acudir sin agarrar el volante) y la primera banda que desfilará por el escenario será Rufus T. Firefly, a las 20.00. Seguirán Los Planetas desde Granada, el llamado ‘concierto esencial’ de la cita, a las 21.25; Triángulo de Amor Bizarro está llamado a comparecer sobre las tablas a las 22.50, y El Columpio Asesino lo hará treinta minutos después de la hora bruja. A la 1.45 le tocará el turno a Abraham Boba, de León Benavente, que participará de la fiesta como DJ y echará el telón del día a las 3.00. Rialto se encargará de poner buena música como DJ de continuación entre las entradas y salidas de los convocados.

Albaro Arizaleta, voz y batería de los navarros El Columpio Asesino, define con frases muy gráficas el momento de la banda. “Creo que estamos en un punto en el que no miramos ni atrás ni muy adelante; la pandemia nos pilló con un disco recién sacado, veinte días antes del inicio del confinamiento, y creo que aún estamos algo desorientados con aquella gira que no acabó de desarrollarse y se está haciendo ahora… a ver, sí esperamos buenas cosas del futuro, y el espejo retrovisor lo tienes ahí porque tu trayectoria hace inevitable algún vistazo, pero sin nostalgia. Seguimos”.

El grupo tiene la autoexigencia como bandera. “Ha sido siempre nuestra premisa. Por eso nos cuesta cerrar los discos, en este último estuvimos trabajando tres años. Nos gusta experimentar, recorrer caminos nuevos y eso complica un poco la tarea, pero estamos a gusto. Ahora el futuro inmediato es Zaragoza y Mozota, tengo ganas de Bosque Sonoro; no he querido ver ni fotos ni preguntar mucho por el sitio, me niego a que me maten la sorpresa. Quiero verlo ‘in situ’ y gozarlo. Tenemos buenos amigos en la organización y en la ciudad, la noche será especial”.

Entre los compañeros de cartel de esta noche en Mozota, Albaro tiene clara su preferencia: no hace falta la corrección política, aunque haya respeto por el resto. “El cartel del festival es muy interesante; yo tengo ganas de ver a Triángulo de Amor Bizarro, porque hace tiempo que no tengo la ocasión y con el último disco no los he visto. Son una apisonadora y me apetece mucho que me pasen por encima. Tocan justo antes que nosotros, creo; ahí estaré”.

En El Columpio mantienen el contacto con los fans en el tono de la banda. “Cristina es la que se encarga de las redes, yo ni siquiera tengo mías, pero tratamos de manejarnos en el tono de la banda, y la respuesta de nuestra secta -ríe- es muy buena”.

A pesar de su voluntad evolutiva, la música de los navarros no se quita el barniz inquietante que les caracteriza. “Siempre hemos tenido ese rollo misterioso, sí. A mí me apasionan las canciones que te mantienen alerta, nos encontramos a gusto en esas coordenadas y a la gente que nos sigue le gusta que estemos ahí. También tenemos buena relación con las canciones que piden siempre: cuando estás en el escenario, todo es diferente, nada que ver con el local, donde sí nos saltamos en los ensayos aquellas de las que estamos un poco hartos. En concierto, la misma canción de siempre vuelve a ser única por el momento, el público… las tocas a gusto, no renegamos de nada”.

Lo que sí confirma Albaro al cien por cien es que El Columpio Asesino no tomará una deriva ‘crooner’ por el momento. “Oye, no lo sé, vamos cumpliendo unos años, y mantener la dignidad y la coherencia acorde a ese asunto importa, determinadas propuestas a según que edades pueden sonrojar a todo el mundo. Es un reto, sí, espero que estemos a la altura, sin caer en las tentaciones a las que acaban sucumbiendo otras bandas. Es verdad que luego la gente oye ‘La niña chica’, la más gamberra de las últimas nuestras, y nos dice que parecemos un poco los chavales que acaban de juntarse. Eso está bien, ¿no? De vez en cuando hay que soltar la vena”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión