Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

Fresquito y Mango: un audio desde Zaragoza para trazar el círculo perfecto

El jovencísimo dúo zaragozano, asentado en Madrid, ha hecho la música para la última campaña de Donuts y ya cautivó a Aitana el año pasado.

Fresquito (con la guitarra) y Mango (derecha del todo) actuando en el Colegio Miraflores de Zaragoza el sábado 11 de junio.
Fresquito (con la guitarra) y Mango (derecha del todo) actuando en el Colegio Miraflores de Zaragoza el sábado 11 de junio.
Elena Peralta

Aitana Ocaña, más conocida en el pop nacional por su nombre de pila, es el arroz en todas las salsas dentro de la música comercial española. Parece convertir en oro todo lo que toca. Al igual que la navarra Amaia, su compañera de edición en Operación Triunfo, la catalana (que cumple 23 años dentro de dos semanas) ha tenido buen tino a la hora de elegir sus venenos musicales, tanto en la producción propia como en el apoyo, tácito y/o tangible, a otros artistas nacionales que llevan aún menos tiempo que ella en el panorama.

Hace un año, Aitana apareció como invitada estelar en una revisión de ‘Mándame un audio’, el tema de los zaragozanos Fresquito y Mango. La canción pegó lo suyo a pesar de popularizarse en el segundo verano pandémico, y a día de hoy acumula 2,5 millones de reproducciones en Youtube y 13 millones en Spotify. Como termómetro de repercusión popular, estos dos botones valen como muestras o muescas en cualquier cinturón, mes o ‘mues’ del año. Fresquito (Juan Figols, Zaragoza, 22 tacos) y Mango (Mario Lázaro, Zaragoza, 23) viven en Madrid desde hace unos meses, ficharon por el sello Sonido Muchacho y cada vez que juegan a la cucaña les llueven las chuches.

A la izquierda, Mario (Mango). A la derecha, Juan (Fresquito).
A la izquierda, Mario (Mango). A la derecha, Juan (Fresquito).
S.M.

En Zaragoza no solían faltar en las fiestas de Zaragoza Feliz Feliz, que les abrazaron ‘apretao’ en sus fiestas y contubernios desde el principio. “Empezamos en 2018 -explica Mango- y hemos ido creciendo poco a poco; firmamos el ‘publishing’ con Universal para la parte editorial y tenemos discográfica desde hace dos años, Sonido Muchacho, que lleva Luis Fernández. Aún asombra ver los artistas que integran el catálogo, son gente que veníamos oyendo y nos encantaban desde antes de estar junto a ellos. Con Luis hubo química desde la primera charla; nos llamó un día y nos ofreció entrar en el sello, y creemos que es ‘El Sitio’, con mayúsculas, sobre todo para la gente que ve la música un poco como nosotros”.

De palos y astillas

¿Y cómo ve la música este dúo? Hablar de estilo es complejo, aunque la palabra desenfadado sí casa con el espíritu. “Tocamos todos los palos. Al principio lo nuestro era obsesivo, cada canción tenía que ser totalmente diferente; la verdad es que nos gusta ir variando, y ahora aplicamos esa forma de pensar de manera más natural. Lo que hacemos es pop, un concepto muy amplio, pero no faltan rumbas, piezas electrónicas, un punto punk cuando nos apetece, algo de rock guitarrero… va cambiando”.

La suya parecía ser una música muy generacional, pero no, hay que ponerle la raíz inter- al adjetivo. Resulta que con los chavales conectan de lujo, y resulta igualmente que Mango hizo prácticas en el colegio Miraflores durante un cuatrimestre del muy atípico curso 2020-2021. “Fue genial, estuve muy a gusto allá; justo acababa la carrera y los niños son increíbles, me educaron un poco ellos a mí; gracias al grupo y a la música pude hacer un montón de actividades en clase, como componer canciones para las diversas aulas. Enseñaba nuestro proceso compositivo como ejemplo y a los niños les encantó; de pronto, eran fans de Fresquito y Mango, buscaron las canciones y se las aprendieron. El pasado sábado, por cierto, nos contrató la AMPA y fuimos a tocar allá, para mí fue un reencuentro muy divertido, aunque llovió al final”.

El dúo está centrado al 100% en la música. “El año pasado estuvimos viajando todo el rato; empezaba a ser lógico vivir en Madrid, y es un hecho que allí tenemos más oportunidades para seguir creciendo en la música. Yo hice la carrera de Educación, estoy especializado enprimaria y música, y Juan es de Bellas Artes, pero también ha estudiado bandurria en el conservatorio. Todo el proceso de Fresquito y Mango ha sido muy natural, porque con 18 años no sabíamos hacia dónde iría esto. Yo componía, Juan producía y subíamos las canciones a las redes; poco a poco nos hemos ido profesionalizando, ahora somos más perfeccionistas, incluso tiquismiquis con los sonidos". 

Mango recalca que "nos han dicho que no nos pongamos demasiado exquisitos, para no perder la esencia, pero al fin y al cabo tenemos siempre la última palabra; si hacemos cosas menos locas siempre será porque lo hemos decidido nosotros”.

Redondicos y sabrosos

Hace ahora un mes salió la nueva campaña promocional de Donuts, con una arrolladora melodía como banda sonora: ‘El círculo perfecto’. Como habrán adivinado ustedes, ya que la anécdota está contada aquí, es cosa de Fresquito y Mango. “Nos contactó la agencia de la marca: querían hacer algo con nosotros y pensaron que encajaríamos con Donuts, por ese rollo juguetón nuestro. Dijimos que sí, compusimos la canción, se hizo después el guion de la campaña y a grabar. Que conste que yo ya era de Donuts, glaseado concretamente; mi madre prefiere el de chocolate. Juan no era tanto, pero ahora se va a convertir a la religión donut”.

El dúo tiene otra ilusión para el futuro. “Nos gustaría mucho hacer música para cine o televisión; crecimos con ‘Hora de aventuras’ o ‘Phineas y Ferb’, sería maravilloso hacer cosas así, canciones en series o películas para niños que no son exactamente canciones para niños, con su punto gamberrete”.

Mango no quiere despedirse sin mostrar gratitud hacia Aitana. “La canción se había hecho viral gracias a TikTok, se convirtió en una especie de ‘trend’ entre el tipo de tiktoks a los que solían ponerle la canción. Fue Luis -bajista de los Punsetes y Juventud Juché, por cierto- el que sugirió la colaboración para hacer una versión con ella, lo hablaron y resultó que Aitana ya la había escuchado; dijo que encantada, quedamos un día y grabamos”. 

Por si fuera poco, Aitana la cantó en su concierto zaragozano del pasado noviembre. “Últimamente ha dado visibilidad a muchos artistas emergentes; hay quien la critica por eso, pero yo pienso todo lo contrario. Se fija en la canción, no en los números y las proyecciones de impacto. Estamos encantados y agradecidos”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión