Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

Amaia Romero: "La pandemia me vino bien para parar un poco"

La navarra actuó este domingo en la sala del Auditorio de Zaragoza en su primer concierto tras haber estrenado el pasado viernes un nuevo disco, ‘Cuando no sé quién soy’.

Concierto de Amaia en Zaragoza este domingo
Concierto de Amaia en Zaragoza este domingo
Auditorio de Zaragoza

Desde que diera la última gran sorpresa de ‘Operación Triunfo’, Amaia Romero lleva cinco años ya desarmando a todos con su grandísima voz y también con su personalidad, no tan naif como ha aparentado pero sí muy ajena a un buen número de convenciones artísticas y sociales. Presenta en directo un disco que había ido adelantado con singles que han dado bastante que hablar en meses precedentes. En la nómina de colaboradores aparecen desde C. Tangana o Alizzz, cantante y productor del momento en España, respectivamente, a su amiga de ‘OT’ Aitana o al jovencísimo intérprete de emo-trap Rojuu.

Siempre se dice que con las segundas obras, las de confirmación, ya sean un disco, una película o un libro, el autor se la juega. ¿Ha sentido esa presión?

Sí que la he sentido. Ya me habían dicho, incluso antes de hacer el primer disco, que el segundo era el importante, el de consolidación. He tenido esa presión, pero no ha sido negativa. El primer disco, tras haber salido de ‘Operación Triunfo’, lo quise hacer ya a mi manera y estuvo bien, pero no tenía la experiencia de ahora. Se tiene que ver que he evolucionado, que he dado un paso adelante, y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado.

La suya apunta a carrera larga, de las que se construyen sin prisas. ¿Sabe hacia dónde la dirige o se deja llevar sin más?

No es que me deje llevar, pero sí miro el futuro a corto plazo. Me es imposible pensar en mí dentro de 10, de 15 o de 20 años. Me muevo con mayor facilidad pensando en el año que viene y en el presente, porque nunca se sabe qué puede pasar.

¿Siente, como muchos en su generación, que la pandemia le ha robado dos años de juventud, o ha podido sacar provecho de este tiempo a pesar de todo?

Pienso en la gente que está en los institutos o en los colegios y creo que si me hubiera tocado a mí el coronavirus en esa época habría sido mucho más duro. Es verdad que en la profesión hubo un tiempo en el que no salía ningún concierto, que no había manera de hacer nada, pero a mí justo me tocó en una etapa en la que ya llevaba bastante recorrido con la gira del primer disco, no me pilló recién empezada; es verdad que se suspendieron algunos conciertos, pero estaba en una temporada en la que hasta me vino bien parar y pensar en el segundo disco. Era justo el momento de hacerlo. Fue una pena los conciertos que se perdieron, pero en mi caso me vino bien parar un poco.

Lo de la placa que le han dedicado en Yamaguchi (ciudad japonesa hermanada con Pamplona que da nombre a una de las canciones del nuevo elepé) es mucho, ¿no?

Es muy fuerte. Todavía no lo tengo bien asimilado. Me encantaría ir en persona a verlo. Me hace una ilusión increíble y estoy agradecidísima.

Esa canción es una muestra de que la música con raíces traída al presente (se esboza en ella una jota, también un chotis) puede sonar universal.

No por mi canción sino, en general, la música folclórica es muy importante. Mi familia es muy musical, siempre se ha escuchado en ella este tipo de música más tradicional y siempre me he sentido muy conectada a ella.

¿Cree que se puede hablar de una escena internacional en boga que parte de esa actualización de la tradición, incluida la propia Rosalía con el flamenco?

Me encanta esa escena y me encanta todo lo que sea probar cosas nuevas, ser innovador. Cada vez hay disponibles más géneros diferentes y es mucho más fácil acceder a algo que, por ejemplo, para nuestros padres estaba mucho más acotado. Hay un mundo enorme de canciones y de géneros.

Pamplona tiene ahora mismo una llamativa cantera de grupos que trascienden. En Zaragoza, por ejemplo, han actuado recientemente desde el colectivo Chill Mafia, todo un fenómeno de los últimos meses con sus sonidos urbanos y actitud punk, hasta esos Kokoshca bendecidos una y otra vez con el don de la canción redonda. ¿Cómo se explica?

Me encantan Chill Mafia de ahora y los Kokoshca llevan muchísimos años. En Pamplona siempre ha habido una buena escena y no sé a qué se debe, pero yo soy de allí y qué te voy a decir... Siempre la he sentido como una ciudad muy musical.

¿Qué suele escuchar?

No tengo ningún género fijo. Me gusta en general la música y me gusta escuchar canciones, muchas cosas distintas.

Tras salir de ‘Operación Triunfo’ ha abrazado unas formas de hacer que se identifican con los códigos ‘indies’. ¿Ahí quiere encontrar su público? ¿O aspira a audiencias globales, incluso más allá de España?

Sería increíble si pasa, aunque tampoco es que sea una meta llegar fuera de España. Yo simplemente hago la música que me gusta e intento salir un poco de mi zona de confort, ir probando cosas nuevas y a ver qué pasa. Sí tengo ambición de mantenerme donde estoy e ir para arriba. Pero prefiero pensar en la música que hago y no en eso.

Usted llama la atención porque en España, al contrario que en los países anglosajones, no abundan las grandes voces haciendo música popular. ¿Falta formación desde la escuela?

Es algo subjetivo. En España hay gente también que canta muy bien y, por otro lado, para que guste un cantante o un grupo no es necesario que sepa cantar bien. La formación musical hoy en día no es tan necesaria. Yo, por ejemplo, tengo amigos que no saben de música pero sí saben otras cosas que yo igual no sé. La música no solo depende de tener formación y conocer su lenguaje sino que creo que hay muchas formas de trabajar distintas.

Llega a Zaragoza nada más estrenar el disco y con solo una etapa cubierta ya en la gira, el pasado domingo en San Sebastián. ¿Cómo ha planteado los conciertos? ¿Ha incorporado alguna novedad escénica en sus actuaciones?

Justamente, la escenografía es una de las cosas que más va a llamar la atención. A nivel musical no va a ser muy diferente a la gira anterior porque sí que va a tener otra vez la parte de piano y tal. Pero es un concierto de este disco, con las canciones nuevas y con bailes también. Yo me muevo más por el escenario y creo que va a ser un concierto muy bonito. En San Sebastián fue increíble, a todo el mundo le gustó mucho y me quedé supercontenta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión