Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Corita Viamonte lo prometió y lo cumple: vuelve a cantar en los escenarios

La artista actuará en los centros cívicos de Zaragoza para "llevar la alegría" a los mayores después de estos dos últimos años.

Corita Viamonte, la que llaman 'la última violetera'.
Corita Viamonte, la que llaman 'la última violetera'.
Toni Galán

Corita Viamonte se despidió de la escena a principios de 2020, pero ya anunció que lo suyo no era un adiós definitivo, sino que los focos apuntaban más al "hasta luego". "Me despido profesionalmente. Se acabó el ir de aquí para allá, quitándoles horas al sueño y haciendo kilómetros. Pero si me necesitan para unos niños, allí estaré. Si me necesitan para unos mayores, allí estaré. Si es para unos perros, también. Me voy… pero no me voy", respondió.

Y ahora regresa para eso, para cantar a los mayores de la ciudad. "Un día hice un comentario en el Ayuntamiento de Zaragoza: Cuando termine la pandemia o cuando abran los centro cívicos actuaré para alegrar la vida, para llevar la felicidad a los usuarios con mis cantos", relata Viamonte. Lo prometido es deuda y el próximo día 25 de mayo comienza su peregrinación por los centros municipales de forma altruista.

“Muchas personas mayores han perdido la alegría después de estos años y necesitan recobrar el sentido”, apunta Viamonte. Casablanca será el primero, para después ir a Movera, el barrio Oliver, La Jota, Parque Venecia, La Cartuja, Santa Isabel o Laín Entralgo, entre otros, enumera Corita. El repertorio del ciclo, que se titula ‘Volver a empezar’, será el de siempre: cuplés, zarzuelas… en definitiva, canciones que seguro que reconocen en los centros cívicos.

En cuanto a la puesta en escena, dice que será sencilla, pero si le pregunta por las plumas, responde que como mucho alguna boa. Poco que ver con su primer día sobre las tablas.

El día de su debut teatral recuerda que salió al escenario con una chaqueta de angora que le había tejido su abuela, un vestido de organdí, calcetines de crochet y zapatitos blancos. "Como era junio y hacía mucho calor, me quité la ropa en escena y seguí con mi papel como si nada. Ya entonces vieron que quería ser artista", rememoró para HERALDO.

Corita Viamonte aclara que esta vuelta a los micrófonos es "como persona", no "como profesional", destaca a quien llaman ‘la última violetera’. En su plano personal, hace unos días le llevó hasta Tarazona a un acto solidario por el pueblo ucraniano. Sus palabras desprenden ilusión, pero esta zaragozana todavía tiene un sueño por cumplir: "Celebrar los 70 años de canción en el Teatro Principal de mi ciudad". Allí fue donde tuvo lugar su despedida y donde quiere regresar para contarle al público cómo han sido estas siete décadas sobre los escenarios y anécdotas como su viaje a la URSS, siendo la tercera cantante española que actuaba allí, después de Sara Montiel y Raphael. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión