Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Jóvenes creadores aragoneses llenarán de color 21 bancos del Parque Grande

La intervención artística, que se desarrollará este fin de semana, se complementa con la recuperación de un quiosco como punto de lectura.

El Festival Zaragoza Florece, que llenará el Parque Grande de Zaragoza de flores, arte, literatura, música y gastronomía, va calentando motores. Y, como aperitivo, este fin de semana el parque va a vivir una sorprendente intervención artística. Veintiún jóvenes artistas aragoneses están trabajando desde ayer en el parque para pintar otros tantos de sus asientos públicos. 'Bancos de color' es una iniciativa organizada por el Ayuntamiento de Zaragoza, con el patrocinio de FCC y la colaboración de HERALDO DE ARAGON. Los bancos, en su gran mayoría veteranos y necesitados de renovación, van a convertirse en tan solo unas horas en lienzos improvisados que van a trasmitir buenos sentimientos al paseante.

Beatriz Zamorano, profesora de la Escuela de Artes, ha elegido a 21 artistas (en realidad 23, porque dos de los bancos tienen autoría doble), alumnos o exalumnos del centro para que intervengan en otros tantos asientos del paseo de los Bearneses. "El criterio de selección ha sido, por un lado, contar con alumnos verdaderamente interesados, apasionados por el arte, y dispuestos a intervenir en una superficie que es, a la vez, un problema y un reto: hay que aprovechar las dos superficies, el respaldo y el asiento, y pintar los bordes de los listones. Y, por otro lado, he elegido a aquellos cuyo estilo artístico más podía adaptarse al soporte y al entorno, porque no hay que olvidarse que estamos en un parque".

Cada uno de los bancos tenía asociado un sentimiento o un tema: paz, amistad, amor, ciencia, solidaridad, tolerancia, salud, educación, moda, naturaleza, niños, personas mayores, deporte, diversidad, alegría, Zaragoza, arte, igualdad, sostenibilidad, respeto y gastronomía. Y, a partir de un tema de su elección, cada creador ha sido libre de realizar su propia interpretación. Paola Craver (Zaragoza, 2002), por ejemplo, eligió el tema de la infancia. "Soy ilustradora, y me gusta mucho el estilo naïf y de colores primarios que muchas veces se asocia a la infancia. El proyecto nos da una oportunidad muy buena de expresarnos y mostrar nuestro trabajo al público, y yo lo que voy a hacer es pintar a una niña sentada y rodearla de cosas que me recuerdan mi financia, peces, estrellas, flores, un gato... ¿Una especie de autorretrato de lo que era yo en mi infancia? Pues en cierto sentido sí lo es".

Todos los artistas estaban en la mañana de este viernes lijando la vieja pintura de los bancos preparándolos así para darles una capa de imprimación e intervenir posteriormente. Cada banco, además de convertirse en una obra de arte, será completado con una placa en la que se incluirá su temática, el nombre del artista y el de su patrocinador. Muchos de los asientos cuentan con patrocinadores, que son los que sufragan el coste de la intervención: Decathlon, Grupo Hospitalario Hernán Cortés, Caja Rural de Aragón, Atlas Copco, Avanza, Mercazaragoza, Torre Outlet, Puerto Venecia, Grancasa, Aralar, Residencia Emera, Tapigrama, Seventy Eight y los ayuntamientos de La Muela y Teruel. 

Los artistas seleccionados son: Rocholica, Jorge Gecko, Debelian, Andy Amanece, Carlota Serrano y Vicky Pellón, Jorge Alcaina, Marina Rodríguez, Lucks y Patricia Júdez, Carla Loza, Irene Terradas, Paola Craver, Sergio Palao, Ineso, Andrés Sánchez, Spiral Soto, Soy Padrol, Michelle Vela, Sergio López Leciñena, Bonitoilus, Rubén Lapeña y Silvia Gomollón.

De forma paralela, el Ayuntamiento está inverviniendo también en un pequeño quiosco ubicado cerca de las escaleras del Batallador. Ese espacio, hasta 2006, se convertía todos los veranos en biblioteca. Y va a recuperar su espíritu porque el Patronato Municipal de Eduación y Bibliotecas lo ha elegido para que capitanee un amplio programa de actividades, desde tertulias literarias a talleres de escritura creativa, que se celebrarán en ese pequeño edificio, rebautizado como El Kiosko. La idea es convertirlo en una dinámica zona de ocio cultural. Y, para realzarlo en su entorno, la artista Vera Galindo (Sástago, 1995) está pintando su exterior. "Son más de 40 metros cuadrados de pintura mural -señalaba este viernes-. En mi trabajo he querido unir la lectura con los elementos naturales y vegetales, y hacerlo con colores de tonos pastel, que simpaticen con los del alrededor".

Las dos intervenciones artísticas han sido presentadas este viernes por la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, y la concejal delegada de Educación, Paloma Espinosa. Natalia Chueca aseguraba que el Ayuntamiento de Zaragoza "quiere que el Parque Grande sea el Central Park, a escala, de la capital aragonesa. Los parques tienen que ser espacios vitales en las grandes ciudades, y este, en concreto, hace un par de años se lo veía triste. Queremos que no solo esté bonito, como parque, sino que además destaque por su oferta lúdica, cultural y gastronómica. Y en eso estamos trabajando, para que sea el punto neurálgico de la ciudad. El proyecto que presentamos, además, es un ejemplo claro de lo lejos que se puede llegar con las sinergias entre la acción pública y la privada". Paloma Espinosa, por su parte, subrayaba que "este ayuntamiento aspira a que florezca la literatura en la ciudad, y por eso hemos querido sacar las bibliotecas a la calle, acercarlas a ciudadano y convertirlas en punto de encuentro. Aquí habrá actividades literarias de distinto tipo, desde tertulias a talleres de escritura".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión