Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Los mamuts, gigantes de la Edad de Hielo, reviven en el Caixaforum

Una muestra, que incluye el esqueleto fosilizado de uno de estos animales, alerta sobre los peligros de las extinciones y del cambio climático

Los dinosaurios se extinguieron hae 65 millones de años, y ello facilitó un enorme desarrollo de los mamíferos y, en particular, de la familia de los elefántidos. Y, dentro de ellos, de las distintas especies de mamut. Estos animales, que convivieron con el hombre y lo padecieron hasta desaparecer de la faz de la tierra hace 3.800 años han ejercido siempre una poderosa atracción, se han representado en primitivas obras de arte y han protagonizado películas y documentales sobre la prehistoria. Ahora, el Caixaforum de Zaragoza recrea a estos animales y cómo vivían en la exposición 'Mamut. El gigante de la Edad de Hielo', que puede visitarse hasta septiembre, que aporta numerosos datos científicos sobre las especies, e invita a reflexionar sobre las consecuencias de la evolución, los ciclos del planeta y los efectos del cambio climático.

La muestra es eminentemente didáctica y se apoya en material audiovisual y en numerosas recreaciones. Pero cuenta con una pieza excepcional, el esqueleto fosilizado, auténtico y prácticamente completo, de un mamut lanudo.

"Piezas de estas características se encuentran entre las más deseadas por museos de ciencias o de historia natural de todo el mundo -apuntaba este martes Ignasi Miró, director del Área de Cultura y Ciencia de la Fundación La Caixa-. Encontrar la falange de un dedo de mamut ya es un pequeño tesoro, así que encontrar el fósil de un esqueleto completo en un 97% es ya un pequeño milagro".

El ejemplar que se presenta en Zaragoza (y que ya ha podido verse en Sevilla) lo adquirió la fundación hace unos meses en una feria especializada que se celebra en Tucson (Arizona, Estados Unidos). Lo había sacado a la luz un equipo de paleontólos finlandeses en la región de Tiumén (Rusia). El esqueleto de este mamut lanudo mide seis metros de largo y 3, 5 metros de altura, y tiene entre 40.000 y 50.000 años de antigüedad. El ejemplar, en principio, iba destinado a un museo norteamericano que, acuciado por no poder cuadrar cuentas por la pandemia, desestimó su compra. La Fundación La Caixa vio la posibilidad de adquirirlo, lo hizo, y lo presenta ahora en una muestra itinerante antes de dejarlo expuesto permanentemente en el Cosmocaixa barcelonés, donde se convertirá seguro en uno de sus emblemas.

Mientras llega ese momento, el esqueleto, para el que se ha construido un armazón metálico que permite su exposición, es el principal atractivo de la muestra 'Mamut', que se abre con un cronograma que va desde el Eritherium de hace 60 millones de años a las tres especies de elefantes de la actualidad (la ciencia cree que el mamut lanudo es el antecesor directo del elefante indio contemporáneo, de orejas sensiblemente más pequeñas que las de su 'hermano' africano). Luego, en un recorrido que termina en el esqueleto fosilizado, la pieza central de la exposición, se distribuyen un par de audiovisuales, varios ejemplares de piezas molares, numerosas maquetas que representan con una enorme fidelidad el aspecto de las distintas especies de la familia del mamut, y la reproducción de varias piezas artísticas del hombre prehistórico inspiradas por estos animales. Así, se presenta una reproducción del 'Hombre-león', que se conserva en el museo de Ulm (Alemania). Junto a ella, elementos como un mechón grande original de la lana que cubría el mamut, o una reproducción a pequeña escala de uno de estos animales,  obra de Ramón López, uno de los grandes paleoartistas del mundo, que permite apreciar cuánto pelo cubría su piel para protegerse del frío y la ventisca. También una sección de un colmillo (se les llama así a sus defensas, aunque en realidad eran los dientes incisivos) en la que puede verse que, al igual que ocurre con los árboles, crecían en círculos y se puede calcular la edad a través de ellos.. 

"La muestra también quiere plantear una reflexión sobre el cambio climático, en un momento en que éste, y la caza furtiva, están poniendo en peligro las especies actuales de elefantes -señalaba este martes Javier Hidalgo, responsable de exposiciones de Ciencia de la Fundación La Caixa-. La extinción de los mamuts se produjo por un cambio brusco de las temperaturas, que se hicieron más cálidas y ello propició que los bosques ganaran terreno en detrimento de las praderas. Los mamuts habían adaptado su organismo a la Edad de Hielo y para comer hierba y no hojas de árboles. A ello se sumó además la caza por parte del hombre y, así, acabaron desapareciendo hace 4.000 años. Afortunadamente, y gracias a la glaciación, muchos ejemplares quedaron congelados y se han podido estudiar ahora". Incluso se les ha extraído el ADN, lo que, en opinión de Ignasi Miró, "ha abierto las puertas a una posible 'desextinción' de la especie'.

La exposición 'Mamut. El gigante de la Edad de Hielo' ha sido presentada este martes en el Caixaforum zaragozano en un acto que contó con la participación de Ignasi Miró, javier Hidalgo y Ricardo Alfós, director del centro. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión