Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Una Virgen del Pilar del siglo XVII, a subasta en Alemania

Atribuida al círculo de Juan de Valdés, la sala Karl & Faber la adjudicará el próximo 18 de mayo y estima su precio entre 5.000 y 8.000 euros

La pintura será subastada en Alemania el próximo miércoles 18 de mayo.
La pintura será subastada en Alemania el próximo miércoles 18 de mayo.
Heraldo.es

Las salas de subastas de toda Europa están ofreciendo en las últimas semanas numerosas obras de arte relacionadas con Aragón. Si hace tan solo unos días saltaba la noticia de que en Francia se está ofreciendo en una subasta 'online' un importante relicario realizado en Zaragoza y con reliquias de San Valero y San Braulio, en las últimas horas se ha sabido que una sala de subastas alemana va a ofrecer al mejor postor un cuadro antiguo de la Virgen del Pilar. Se trata de un óleo sobre cobre, fechado a finales del siglo XVII, que mide 47 por 32,7 centímetros y que tiene una leyenda en latín a los pies. La pieza procede de una colección privada del sur de Alemania.

La subasta, presencial, se va a celebrar el próximo 18 de mayo en la sala Karl & Faber de Munich. Se trata de una de las salas más prestigiosas de Alemania. Nacida en 1923, de la mano del historiador de arte Georg Karl y del filólogo alemán Curt von Faber du Faur, al principio se centró en el comercio y venta de libros antiguos aunque muy pronto incorporaron también el arte a su ámbito de trabajo. En 2003 la firma fue adquirida por Rupert Keim y su familia, y desde entonces se ha convertido en una de las salas más prestigiosas del ámbito germano (Alemania, Austria y Suiza). La subasta del 18 de mayo comenzará a las 2 de la tarde.

La Virgen del Pilar de la pintura que se va a subastar no es una aparición a los apóstoles, sino que representa a la Virgen en el templor. Olga Hycka, que ha escrito dos libros sobre la tradición y devoción pilarista, señala que, iconográficamente, "destaca porque en la bóveda aparece Dios Padre, y eso no suele ser muy habitual. Lo que nos muestra la pintura es cómo debía ser el camarín en el siglo XVII. Los ángeles, por ejemplo, parecen ser los que regaló Felipe II en 1596, porque los anteriores eran de madera y se les suele representar con base. La Virgen tenía unas cortinas rojas en el camarín, que la velaban en Semana Santa y todos los días cuando se le cambiaba el manto". Hycka relaciona la pintura, aun con matices, con un grabado de Ignacio Adalco de 1686 incluido en una concesión de indulgencias.

Pero la pintura parece tener pocas afinidades iconográficas. Quizá fue tomada del natural. La sala de subastas la atribuye al 'círculo de Juan de Valdés', opinión que no comparte el historiador del arte Juan Carlos Lozano, profesor de la Universidad de Zaragoza y especialista en barroco. 

Un visitante de la sala Karl & Faber de Múnich contempla el cuadro de la Virgen del Pilar que saldrá a subasta.
Un visitante de la sala Karl & Faber de Múnich contempla el cuadro de la Virgen del Pilar que saldrá a subasta.
Heraldo.es

"Esa atribución a Valdés Leal, o a un seguidor o discípulo, es totalmente insostenible desde el punto de vista estilístico y formal, y no creo que haya que irse tan lejos para buscar al autor. Esta obra podría ser perfectamente de un pintor aragonés, incluso ya del siglo XVIII, aunque la calidad es bastante discreta. Por las dimensiones y el soporte parece ser una obra pensada para la devoción privada que presenta la iconografía de la Virgen del Pilar en su camarín (hay bastantes ejemplos, uno de ellos muy vistoso y de gran formato con donantes en la iglesia parroquial de San Mateo de Gállego), bastante habitual. En este caso la recreación del entorno arquitectónico del antiguo camarín aparece idealizado, y tiene la gracia añadida del rompimiento de gloria, del dosel sostenido por ángeles y de la inscripción inferior". 

Esa inscripción, en latín, contiene un dato aparentemente equivocado, y es que se asegura en ella que la Venida de la Virgen a Zaragoza tuvo lugar el año 37, y no el 40, como habitualmente se cree. Sin embargo, parece que fue sor María Jesús de Agreda la que postuló ese año y a partir de ella se dio el dato por bueno, y que autores anteriores ofrecían un arco cronológico más amplio, del 36 al 42. 

En la misma línea que Lozano, la historiadora del arte Carolina Naya, cree que la pintura podría ser más moderna, del siglo XVIII. "Incluso de finales del siglo XVIII o principios del XIX, porque el manto que luce la Virgen es neoclásico -añade- La caligrafía de la leyenda al pie de la pintura también parece moderna. Y el pintor podría ser perfectamente aragonés".

Aunque estilísticamente no tiene nada que ver, el cobre que va a ser subastado, por su tamaño y temática, remite a una de las grandes sorpresas que ha habido en el mercado en los últimos años. En 2017 la casa Ansorena de Madrid ofreció a la venta una 'Aparición de la Virgen del Pilar a Santiago Apóstol y sus seguidores', un pintura sobre cobre también de reducidas dimensiones (53 por 47 centímetros). Se ofrecía como una obra de escuela española de los siglos XVI-XVII y, dado su anonimato, tenía un precio de salida de apenas 900 euros. Pero dos coleccionistas se dieron cuenta de la enorme calidad de la obra y se la disputaron enconadamente hasta llegar a los 17.000. Luego se descubrió que en realidad era una obra de Carlo Saraceni.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión