Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Marisancho Menjón: "Los propietarios de las tumbas son quienes autorizan las exhumaciones"

La directora general de Patrimonio afirma que los huesos de los reyes de Aragón "se tratan con el máximo respeto" 

Marisancho Menjón, directora general de Patrimonio
Marisancho Menjón, directora general de Patrimonio
Toni Galán

La Directora General de Patrimonio, Marisancho Menjón, aseguró ayer que la exhumación de los restos de Alfonso I el Batallador era necesaria "para completar los datos de la investigación que impulsó la DGA hace más de una década sobre los Reyes de Aragón". Menjón matizó, en cualquier caso, que no es el Departamento de Cultura "quien concede o deniega el permiso" para exhumar los restos de un personaje histórico cuyo sepulcro esté en un Bien de Interés Cultural. "Deben hacerlo el propietario del edificio en el que se encuentran y la correspondiente comisión provincial de patrimonio –añadió–. En este caso, además, el equipo científico que está desarrollando la investigación es de prestigio y está tratando los restos con el máximo respeto".

Los restos del Batallador, que descansan en San Pedro el Viejo en Huesca, han sido exhumados esta semana para una serie de programas que prepara Aragón Televisión. Con ese motivo, también, hace semanas se exhumaron los restos de las heroínas de los Sitios (en la iglesia zaragozana del Portillo) y los de otros reyes de Aragón en San Juan de la Peña. Y se ha solicitado hacer lo propio con Petronila de Aragón, cuyo sepulcro se conserva en la catedral de Barcelona.

"Este es un proyecto de una productora privada y de Aragón TV –añadía–. La colaboración del Gobierno de Aragón es técnica, de soporte en el control del procedimiento de las exhumaciones. Cuando nos presentaron la propuesta nos interesó desde el primer momento por un doble motivo, por su carácter eminentemente divulgativo, ya que está destinado a divulgarse por televisión, y porque queríamos completar algunos aspectos que quedaron inconclusos en la anterior investigación, en la que se llegó hasta donde se pudo, en aquel momento. El avance de las técnicas empleadas entonces permitirá ahora extraer nuevos datos".

Entre 2007 y 2011 se desarrolló el proyecto ‘Estudio antropológico y genético de los reyes privativos de Aragón’, coordinado desde la Universidad de Zaragoza por la catedrática de Medicina Legal y Forense Begoña Martínez Jarreta, y que fue financiado por el Gobierno de Aragón e Ibercaja.

Según Menjón, los restos óseos conservados en San Pedro el Viejo se hallaban cubiertos por una resina tipo Paraloid, aplicada en los años 80, que dificultaba la obtención de resultados completos. Ese obstáculo puede ahora salvarse "porque nuevas técnicas permiten encontrar marcadores de ADN con mayor facilidad". «Y las muestras que se tomaron en su día y se dejaron custodiadas en el Centro de Investigación y Tecnología de Aragón para facilitar estudios posteriores están petrificadas –añadió Menjón–. Para completar el trabajo era necesario obtener otros restos de mayor volumen".

La exhumación y el estudio de los restos de Alfonso I el Batallador se ha realizado entre lunes y miércoles pasados. Y ha contado con la supervisión y asesoramiento del Gobierno de Aragón. "El primer día estuvo un arquitecto, y posteriormente una arqueóloga forense del departamento, que además formó parte del equipo que hizo el primer estudio".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión