Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

Bladimir Ros o la música victoriosa en la batalla por las tabernas

La banda aragonesa presenta este domingo 24 su segundo disco, un doble elepé. Será en el Centro Cívico Delicias (19.30).

Cuatro integrantes de Bladimir Ros (falta Matteo Franco) en la portada del disco 'La batalla de la tabernas'
Cuatro integrantes de Bladimir Ros (falta Matteo Franco) en la portada del disco 'La batalla de la tabernas'
HA

Bladimir Ros es un personaje ficticio que da nombre a una banda musical. Es con ‘b’ porque sí. “Mitad ruso, mitad español… en el caso de este personaje puedes escribirlo al albur”, explica Sergio Pons, guitarrista rítmico del grupo aragonés que toma su nombre del personaje, o al revés, dependiendo de la dimensión espaciotemporal aplicada al concepto. El resto de la formación actual está integrado por Ros Beret (voz), Carlos Chahuan (guitarra eléctrica), Roberto García (batería, anteriormente en Las Novias) y Matteo Franco (bajo); este último, de nacionalidad italiana, ha sido la incorporación más reciente al proyecto.

El domingo 24 de abril van a presentar su segundo disco, ‘La batalla por las tabernas’, en el Centro Cívico Delicias, donde ya actuaron en 2021 dentro del ciclo De la Raíz compartiendo cartel con el gran Pau Riba; sería el último concierto del mallorquín en Zaragoza, ya que falleció hace apenas mes y medio en Tiana (Barcelona) a causa del cáncer de páncreas que padecía. El recital comenzará a las 19.30 y las entradas pueden conseguirse en aragontickets.com por 12 euros. En taquilla costarán 15.

“El grupo -apunta Pons- surge por Ros y Carlos. Empezaron a generar canciones entre los dos, y las interpretaban de modo informal en el Teatro de las Ánimas, ya desaparecido. Desde 2017 iban trabajando en este sentido, entramos nuevos miembros y la llegada de Roberto estabilizó definitivamente la formación. En 2019 presentamos el primer trabajo, homónimo; en 2020 sacamos ‘Una canción de Navidad’ en diciembre y en 2021 otro single, ‘Democracia y vermú’, además de empezar a grabar en Inguz el disco en la primavera”.

Bladimir Ros, en mayo de 2021, actuando en el Centro Cïvico Delicias.
Bladimir Ros, en mayo de 2021, actuando en el Centro Cïvico Delicias.
HA

‘La batalla por las tabernas’ no es un título efectista; tiene su aquél, incluso su ajá, explicado por Sergio Bologna en su libro ‘Nazismo y clase obrera’, editado en 1996. “La batalla por las tabernas es una campaña iniciada en los años 20 del siglo pasado y que siguió en los primeros 30; la ‘kneipe’ o taberna era un espacio de socialización y camaradería donde lógicamente también nacían o se consolidaban intereses políticos. Los nazis se dieron cuenta y empezaron a comprar tabernas masivamente, para desalojar a los taberneros tradicionales y copar los puntos de opinión más populares; al pelear los afectados contra eso surgió la ‘kneipen kampagne’ o batalla por las tabernas. En definitiva, lo que reclamamos con ese título es que no se pueden perder las tabernas, porque también se perderían las canciones, la música popular y un poco la vida”.

Catorce canciones, doble elepé

El disco es el segundo de la banda, y salió el pasado mes de marzo; tiene 14 canciones en total, que han dejado huella en templos del ‘underground’ y foros de opinión especializados de toda España. “Algunas canciones ya venían siendo parte del repertorio en directo, como ‘Cuando duermas bajo tierra’, una ranchera, o ‘El chatarrero’. Ahora se han grabado y producido en condiciones”, aclara Pons.

Todas las canciones son originales del grupo, excepto una adaptación del tema popular ‘Volodya’; lo hizo famoso Vladimir Vysotsky, ídolo de la canción en Rusia, que murió en 1980 a los 42 años de un ataque al corazón. Su deceso ocurrió durante los Juegos Olímpicos de Moscú, y miles de aficionados abandonaron los recintos deportivos para asistir al funeral. El grupo ha armado un vídeo para el tema con imágenes del impactante documental ‘On the Bowery’, disponible en Filmin y que fue candidato al Óscar en 1957.

La letra de la revisión que hace Bladimir Ros sale de la creatividad de Ros Beret. El músico y actor de Belver de Cinca (Huesca) es popular en el Alto Aragón y Navarra por sus espectáculos de ‘Bululú’, palabra que la Real Academia de la Lengua Española define del siguiente modo: “Comediante que representaba obras él solo, mudando la voz según la condición de los personajes que representaba”.

La voz cazallera de Beret y el aire portuario de las canciones dibujan una puesta en escena que muchos han calificado de insólita tras exponerse por primera vez a ella. “Me parece adecuada la palabra -afirma Pons, que es profesor de filosofía- porque lo que hacemos es difícil de definir. Creo que vamos más allá de los estilos, nos centramos en la canción. Sí nos gusta decir que hacemos canciones de taberna, donde encuentras sobre todo rock y cabaret, pero en este último disco hay una habanera, un bolero, una ranchera, chacarera... pero bastardas, nada canónicas. Las llevamos a nuestro terreno, aunque no estaría mal ir nosotros al Caribe o Argentina”.

Vinilo por decantación

La elección del vinilo sobre el cedé parecía casi lógica en Bladimir Ros, donde es tentador prejuzgar el contenido por el envoltorio, pero el hecho es que en esa preferencia se combinan la ética y la estética. “Queríamos sacar en condiciones el material acumulado antes y durante la pandemia, y queríamos que fuera en vinilo; ya lo elegimos en el primer disco, en 2019. Era más rápido el cedé, pero preferimos esperar a que la carencia de galvanizado en las fábricas de discos se arreglara”.

El grupo quiere moverse ahora todo lo posible, aunque cada miembro compatibiliza esta ilusión con sus circunstancias personales. “Empezamos el día 24 en Zaragoza, con invitados sorpresa; luego iremos a Huesca ciudad en mayo y a algún sitio más en la provincia, y más adelante tocaremos en Gijón, Oviedo y Málaga. En Zaragoza cada vez viene más gente a los conciertos, y está muy bien, pero ahora queremos probar fuera. En Gijón contamos con la gente de La Caja de los Músicos, un garito que se mueve mucho y en el que está implicado Nacho Vegas; cuando tocamos allá por primera vez, el discurso caló y hemos repetido. En Málaga es la gente de la Velvet la que siempre se ha mostrado muy interesada en nosotros. Y no descartamos regresos próximos a Madrid y Barcelona; tenemos nuestros nichos de público que espera la visita, obviamente no masivos, pero sí fieles”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión