Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

teatro. ocio y cultura

Pepe Viyuela será el malvado impostor Tartufo en el Principal la próxima semana

El actor, que dio vida al payaso Marcelino, se desplazó a Zaragoza para presentar la obra de Molière que dirige Ernesto Caballero y que protagoniza

Pepe Viyuela, que encarna a Tartufo, se mira en el cartel.
Pepe Viyuela, que encarna a Tartufo, se mira en el cartel.
José Miguel Marco.

Pepe Viyuela, a quien hemos visto como payaso Marcelino en un documental y también en otro sobre Manuel Vilas, ambos de Germán Toda, tenía un mal recuerdo del teatro Principal: la pandemia, en marzo de 2020, le obligó a abandonar al segundo día la función ‘Esperando a Godot’, de Samuel Beckett, que luego pudo recuperar. Y el pasado 1 de septiembre de 2021, con la compañía Lantia Escénica y bajo la dirección de Ernesto Caballero, se estrenaba ‘Tartufo’, una de las grandes obras de Jean Baptiste Pocquelin (1622-1673), que se ha hecho inmortal con el hombre de Molière y hoy, como ha recordado José María Turmo, director del Patronato Municipal de Artes Escénicas, es uno de “más grande autores de teatro de todos los tiempos” por su comedia crítica, por su capacidad de crear personajes y porque no dejaba títere con cabeza, ya fuera Luis XIV o los burgueses de su época. La pieza llega el próximo jueves 7 al Teatro Principal.

Al parecer, Molière murió casi en escena mientras representaba ‘Tartufo’, la historia de un hombre complejo, un falso santurrón y un embaucador de “aquellos que también eran crédulos y parecían necesitar ser engañados” que se acabó convirtiendo en prototipo del mentiroso, del traidor, del impostor, del falso mentor espiritual, como recordó Pepe Viyuela, a quien le gusta encarnar a este personaje capaz de subyugar, que tiene atractivo y posee una malvada capacidad de persuasión.

La versión que presenta la semana que viene la compañía Lantia Escénica está en verso, en octosílabos, la tradujo el Abate Marchena (al parecer fue un encargo de José I) a principios del siglo XIX, no se habría representado jamás. La compañía, con ocho actores en el escenario, le da vida en una función que intenta huir de la arqueología, y que incluso incorpora algunos fogonazos de conexión con el público, y por ello el ‘Tartufo’ adquiere una dimensión metateatral.

Pepe Viyuela, entre otras cosas, explicó que le encantaba volver al Principal. Agradeció a Turmo y su equipo su invitación a permanecer cuatro días en Zaragoza, que “casi es una mini temporada”, y agradeció al público en general su generosidad y su confianza y que no volviese la espalda al teatro, ni siquiera en los momentos malos.

Recordó algunas características del teatro de Molière y aseguró que el ‘Tartufo’ tiene correspondencia con la realidad en muchos lugares, en muchas esferas de la sociedad y de la política. Y un buen ejemplo era el caso de Donald Trump: él fue un gran mentiroso que se creyó su propia mentira e hizo que se la creyeran los demás. “Y eso sucede con mi personaje, que existe y triunfa porque hay alguien, Orgon y su madre, que necesitan que alguien los engañe. Necesitan creer. Y eso sucede en la vida cotidiana. Y cuando alguien les advierte del error e intentan disuadirlos, se rebelan. Y de ahí deriva la genialidad de Molière”, apuntó el actor.

Pepe Viyuela, que es hombre de circo y poeta (ya ha publicado seis poemarios), también, dijo que la idea de este montaje “es la de observar la actualidad, la pertinencia y la vigencia del texto y del mensaje ahaora mismo. Es una puesta en común con el público de los temas de los que se abordan: es una invitación a pesar con una sonrisa en los labios sobre temas como la hipocresía, las redes sociales, internet, las ‘fake news’ y los ‘influencers’ y ‘youtubers’, que también son unos embaucadores y necesitan que creamos en ellos. O que creamos en algo. De ahí surge su éxito”, dijo Pepe Viyuela.

La pieza, dirigida por uno de los grandes dramaturgos españoles del momento, como Ernesto Caballero, está representada por ocho actores y cuenta con cuatro técnicos. “Es una obra importante e insólita ahora en la escena. Me enfrento al personaje, que es antipático, hipócrita y algunas cosas más, sin complejos y hasta con simpatía. Tengo que humanizarlo incluso en sus contradicciones, ponerme de su lado”. El actor dijo que estaba cómodo y que contaba con un reparto joven, muy profesional, y resaltó “el gran futuro que le espera a las nuevas generaciones españolas. No puedo olvidarme del contrapunto. Quien es engañado tiene algo de burlador. Todos ponemos nuestra mejor sonrisa cuando queremos conseguir algo, lo cual quiere decir que todos tenemos partículas de Orgón y su madre, que necesitan creer y confiar” para sentirse más cómodos en la sociedad y en el mundo, explicaba.

Retrato del actor Pepe Viyuela.
Retrato del actor Pepe Viyuela.
José Miguel Marco.

Orgón es un afable burgués que ha caído en las redes de Tartufo, un falsario que busca apropiarse de todos sus bienes. El impostor, exagerando su devoción, consigue convertirse en su director espiritual desde su personalidad de exagerado beato. Además, pretende casarse con su hija y seduce a su segunda esposa. La obra es una análisis feroz y divertido de los males de la sociedad de hoy y resalta esa paradoja de dejarnos obnubilar por el engaño y la pura perversidad.

Por ello, Ernesto Caballero escribe: “‘Tartufo’ es, en efecto, todo impostura: una gran mentira. La fascinación que ejerce un personaje carente de escrúpulos es la misma que hoy nos procuran tantos expertos estrategas, comunicadores y publicistas de toda índole que invaden nuestra privacidad recurriendo al engaño y a la adulación con nuestra perezosa aquiescencia”, y agrega: “El genuino teatro que, como en los tiempos de Molière, planta cara al sinuoso impostor que se infiltra seductoramente en nuestros hogares”.

A Pepe Viyuela lo acompañan Paco Déniz, Silvia Espigado (famosa por su aparición en ‘Cuéntame’), Germán Torres, María Rivera, Estibaliz Racionero, Javier Mira y Jorge Machín. La escenografía es de Beatriz San Juan; el vestuario de Fernando Muratori; la iluminación de Paco Ariza y el espacio sonoro lo ha diseñado Luis Miguel Cobo.

“Volvemos de Logroño y de Pamplona, y allí se llenaron los dos teatros. Espero que en Zaragoza suceda lo mismo”, deseó Pepe Viyuela.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión