Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Opinión

Orquesta Reino de Aragón: por Ucrania

Por
  • Luis Alfonso Bes
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 30/03/2022 A LAS 18:11
La soprano María Eugenia Boix, durante el concierto de la Orquesta Reino de Aragón en favor de Ucrania.
La soprano María Eugenia Boix, durante el concierto de la Orquesta Reino de Aragón en favor de Ucrania.
Auditorio de Zaragoza/Facebook

La soprano ucraniana Olena Panasyuk, inflamada en sentimiento, cantaba ‘Rydna maty moya’ (Mi querida madre), de Platon I. Maiboroda. Una canción tradicional vinculada a la diáspora ucraniana que ahora cobra más actualidad que nunca. Panasyuk articuló frases henchidas de nostalgia por su patria invadida: ‘Y en ese paño bordado todo lo familiar al dolor cobrará vida’. La cantante, residente en Zaragoza desde hace años, trajo la apoteosis al Auditorio en este Concierto por Ucrania, en una Sala Mozart que presentaba una nutrida entrada de público atraído por la solidaridad con aquel atormentado país.

Orquesta reino de Aragón ****
Programa:Selección de obras de Bach, Verdi, Tchaikovski, Puccini, Mascagni, Brahms, Dvorak y Maiborada.
Sopranos:Eugenia Boix y Olena Panasiuk. Coro Amici Musicae Juvenil, dirigido por Vanesa García.
Director de orquesta: Ricardo Casero.

Si de Olena Panasyuk les decía hace un año que posee un timbre dulce y delicado con fraseo bien articulado y adecuada técnica del ‘fiato’, esta vez tales rasgos venían envueltos con una calidez especial arropada su voz por el Coro Juvenil Amici Musicae, aunque resultó algo ensordecida en varios pasajes. Es de destacar también la agradable actuación de la soprano aragonesa Eugenia Boix que ofreció, de G. Puccini, ‘Quando m’en vo’ y el inefable ‘O mio babbino caro’, luciendo voz hermosa y versátil.

La sección de cuerda de la Orquesta Reino de Aragón había comenzado el concierto luciéndose con el aria de la ‘Suite en re nº 3’, de J. S. Bach, sin vibrato y siguiendo criterios actuales de la interpretación barroca. Y cambiando de estilo la cuerda mostró también grandeza indiscutible en el comprometido y hermoso ‘intermezzo’ de ‘Cavalleria rusticana’, de P. Mascagni.

La ORA al pleno brilló notablemente matizada a las órdenes de Ricardo Casero en el resto programa, en el que también destacó el violonchelista Dimitri Tsirin con una generalmente sentida interpretación de las ‘Variaciones sobre un tema rococó’, de Tchaikovsky. Finalmente la sala en pie escuchó emocionada el himno nacional de Ucrania.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión