Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Hombres en los Óscar: ahora la alfombra roja también es de ellos

La originalidad de los actores a la hora de acudir a la ceremonia crece exponencialmente, sobre todo entre los más jóvenes.

Si la de 2022, en lo que a moda se refiere, ha supuesto el regreso de cierto riesgo y ganas de divertirse para las actrices a la hora de elegir vestido, en el caso de los hombres ha sido palmario. Hace años que, no solo en los Óscar, los actores están tomando la delantera en cuento a originalidad se refiere. A veces, sí, rozando lo estrafalario, pero siempre ofreciendo espectáculo, que es de lo que se trata. Y, de paso, dando un mensaje de calado redefiniendo la masculinidad que, a juzgar por lo sucedido entre Chris Rock y Will Smith, buena falta hace.

La batalla por ensanchar los márgenes del vestir masculino tradicional se libran, principalmente, en dos terrenos. Por un lado, redefiniendo el esmoquin. Por otro, huyendo directamente de él.

Benedict Cumberbatch y Andrew Garfield, reyes del esmoquin y del glamur.
Benedict Cumberbatch y Andrew Garfield, reyes del esmoquin y del glamur.
MIKE BLAKE

Ejemplos de lo primero, los de, por ejemplo, Andrew Garfield o Sebastián Yatra, con desigual fortuna. El primero resultó arrebatador con su esmoquin de Saint Laurent sustituyendo pajarita por una lazada. El colombiano optó por un Moschino rosa con levita, a juego con los zapatos. El intento es apreciable. El resultado, opinable. 

Sebastián Yatra, de Moschino.
Sebastián Yatra, de Moschino.
ERIC GAILLARD

Uno de los nominados de la noche, el australiano Kodi Smit-McFee, optó por el camino del medio. Ni esmoquin, sino un traje de chaqueta cruzada, ni de negro, sino de azul cielo. El conjunto, de Bottega Veneta, estaba rematado por unas originales botas blancas. 

Kodi Smit-McPhee, de Bottega Veneta.
Kodi Smit-McPhee, de Bottega Veneta.
ERIC GAILLARD

Thimotée Chalamet volvió a demostrar que no tiene rival en una alfombra roja. Dejó a todo el mundo boquiabierto saliendo, no solo indemne, sino triunfador con un traje de Louis Vuitton sin camisa. La chaqueta de largurara torera y de pedrería era la espectacular pieza en torno a la que giraba todo lo demás: pitillos y botas. Se sale del mapa.

Timothée Chalamet.
Timothée Chalamet.
DAVID SWANSON

Más clásicos, pero con un punto de originalidad estuvieron Javier Bardem, fiel a Ermenegildo Zegna; Eliot Page, de Gucci, o un como siempre guapísimo Bennedict Cumberbatch, que ahora mismo es uno de los actores que, pese a ser británico, mejor encarna el glamur hollywoodiense.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión