Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Los compadres: tapeo cubano y mojitos "de verdad" en la calle Mayor de Zaragoza

Se abre en el Casco Histórico una puerta a la isla caribeña a través de sus sabores más típicos y otros menos conocidos, como la malanga, la minuta o la ensaladilla cubana.

Rafael Cardero y Julio Ramírez, dueños del nuevo bar cubano Los Compadres.
Rafael Cardero y Julio Ramírez, dueños del nuevo bar cubano Los Compadres.
Oliver Duch

"Cuando llegue la luna llena iré a Santiago de Cuba". El verso de Federico García Lorca que se lee en una de la paredes del local da idea del espíritu con el que echa a andar Los Compadres. Es un trocito de la isla caribeña que se ha instalado en la calle Mayor de Zaragoza (junto al Meli Melo) con un pie a cada lado del Atlántico: sabores cubanos servidos a través de la española costumbre del tapeo.

Esta nueva opción en la ruta zaragozana de cocinas del mundo apenas lleva un mes abierto y viene a complementar la ya existente de cocina cubana con la modalidad del picoteo.

Rafael Cardero y Julio Ramírez son los dueños del negocio, procedentes ambos de Santiago de Cuba. El primero, con tres décadas de experiencia en los mejores hoteles de La Habana y el reputado restaurante La Torre, también en la capital, lleva solo ocho meses en Zaragoza. Julio, por su parte, es un artista plástico formado después en hostelería, sector en el que lleva ejerciendo once años en la capital aragonesa. Entre los dos han diseñado una variadísima carta, inabarcable en una única visita, que descansa en la tradición de la cocina cubana, ya sea la más conocida internacionalmente, como la más casera. Todo, sin perder los lazos con la mesa española ni renunciar a ciertas tendencias de nuevo cuño.

Así, el guiso cubano por excelencia, la ropavieja, no puede faltar en el menú de Los Compadres. Pero se le da una vuelta sirviéndolo en un pan bao o añadido a una ración de huevos rotos. La popular ración española se 'cubaniza' también cambiando la patata por la yuca. El tubérculo caribeño se usa además para versionar las patatas bravas, que en Los Compadres se convierten en Yuca brava. Con este ingrediente se hacen también croquetas, una de las especialidades estrella de Los Compadres que se presenta en otros sabores originales, como la de de boniato y de vaca (de la que están especialmente orgullosos).

Yuca brava y tostones rellenos, dos de las especialidades del tapeo cubano de Los Compadres.
Yuca brava y bao de ropavieja, dos de las especialidades del tapeo cubano de Los Compadres.
Oliver Duch

En la 'trinidad' de comidas cubanas, junto a la ropavieja y la yuca figura el plátano macho. En Los Compadres se sirve en forma de mariquitas (en rodajas y frito) y de tostones, que en este caso van rellenos de carne y gratinados.

Pero además de estos productos ya sobradamente conocidos, Los Compadres permite asomarse a otros alimentos y recetas de la mesa cubana menos trillados. Es el caso de la malanga, otro tipo de tubérculo que se prepara rallado, frito y acompañando unas fajitas. O la minuta, pescado marinado y empanado. Otra curiosidad es la ensaladilla cubana, un plato que, cuenta Rafael, "no falta jamás en una celebración en Cuba, especialmente los cumpleaños" y que es una completa ensalada de pasta hecha con espaguetis.

Además del tapeo, existe también la posibilidad de probar una comida cubana completa, eso sí, debe ser por encargo porque las elaboraciones son largas y precisan servirse al momento.

El variado menú se riega con un no menos surtido abanico de cócteles. Con un rey, claro está: el mojito.  En Los Compadres se sirve "como es el de verdad". Sin desvelar los trucos, la cosa pasa por azucarar menos el combinado y servirlo con hielos enteros, no picados. Además de este trago en símbolo de la isla, hay otros como el Cubanito, una suerte de Bloody Mary que en lugar de vodka lleva ron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión