Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

La Escuela de Violeros de Zaragoza cumple siete cursos formando lutieres

Finalista en el último Premio Nacional de Artesanía, protagoniza este martes una conferencia-concierto en la sala Galve del Auditorio

ESCUELA DE VIOLEROS ( ZARAGOZA ) / 21/02/2022 / FOTO : OLIVER DUCH[[[FOTOGRAFOS]]]
La Escuela de Violeros de Zaragoza lleva siete cursos formando a lutieres
Oliver Duch

"Viene un músico y te dice: 'Quiero que el violonchelo llore'. Y uno no puede entrar en una tienda comercial y pedir un violonchelo 'que llore'; ese instrumento que el intérprete anda buscando debe nacer de la conversación entre él y el lutier". 

Así presenta su trabajo Javier Martínez (Guadalaviar, Teruel, 1959), reconocido constructor de instrumentos y director de la Escuela de Violería de Zaragoza. La escuela ha iniciado su séptimo curso plenamente recuperada de la pandemia (manteniendo las lógicas medidas de prevención) y recibiendo halagos a nivel nacional e internacional. Si en 2020 el legado de la violería aragonesa fue declarado Bien de Interés Cultural, hace unos meses recibió el I Premio Sociedad Filarmónica de Zaragoza y quedó finalista del Nacional de Artesanía; también le han incluido en un Interreg cultural, a propuesta de un proyecto que promueve el Ayuntamiento de Florencia. Este martes protagonizará una conferencia concierto en la sala Luis Galve del Auditorio de Zaragoza (19.30), dentro de la programación de la Sociedad Filarmónica. 

El violagambista zaragozano Miguel Bonal interpretará varias piezas musicales, y Javier Martínez, autor de estudios como 'Arte de violería en la Zaragoza del Renacimiento', disertará sobre los fabricantes de instrumentos en la capital aragonesa, tema que investiga desde hace lustros pero que aún no ha calado en muchos aficionados a la música. De ahí la invitación de la Sociedad Filarmónica a explicar sus descubrimientos.

"Zaragoza fue la capital europea de la violería durante el Renacimiento -subraya Javier Martínez-. Y lo podemos afirmar basándonos en algunos datos clarificadores, como que, según la documentación de época, a finales del siglo XV y principios del XVI están trabajando en la ciudad al menos 36 talleres donde se construían instrumentos. No hay una cifra semejante en ninguna otra ciudad europea, y menos del tamaño de la nuestra, que entonces tenía 18.000-20.000 habitantes. Y luego hay otro dato revelador, y es la apabullante colección de imágenes, de representación de instrumentos musicales en retablos y obras de arte, algo que es compartido por todos los territorios que formaron parte de la Corona de Aragón. Es en los retablos aragoneses, por ejemplo, donde encontramos las primeras representaciones de lo que llamamos 'cintura aragonesa', el estrechamiento central de los instrumentos de arco, que permitía tocar cómodamente cada cuerda de un instrumento. La representación más antigua de este elemento la encontramos en el retablo de 'María, Reina de los Cielos' que Blasco de Grañén realizó para Valderrobres y que actualmente se conserva en el Museo de Zaragoza. A partir de esa primera representación, podemos encontrar la siguientes en Valencia, Cataluña e Italia. Por eso podemos pensar que esa innovación, que presentan aún hoy los instrumentos de cuerda, se produjo aquí. Puede parecer un asunto menor, per la verdad es que es algo importantísimo porque permitió el desarrollo de los puentes curvos y una nueva manera de tocar. Es una especie de tesoro escondido debajo de la cama, porque muchos aragoneses aún lo ignoran". 

Otro dato sobre la enorme importancia de la violería zaragozana lo aportan los Libros de Collidas del Reino de Aragón, donde se recogían las importaciones y exportaciones. Solo se han conservado los correspondientes a los años 1444 a 1454, y en ellos sorprende la enorme cantidad de cuerdas para instrumentos musicales que se importaban de Italia. "Tenemos además mucha información sobre las relaciones entre los propios violeros -añade Javier Martínez- y nos demuestra que aquí hubo tanta o más convivencia que en el Toledo de las tres culturas. Tenemos, por ejemplo, un contrato de aprendizaje entre Miguel de Terradas e Ibrahim Moférriz, en el que a éste se le daba libertad para trabajar en las fiestas cristiana y derecho a librar en las musulmanas. Esto, en pleno siglo XVI, cuando en Castilla se impedía acceder a los gremios de violería a quienes no acreditaban ser cristianos viejos, da una medida de cómo era nuestra sociedad en aquellos días". 

La Escuela de Violeros de Zaragoza lleva siete cursos formando a lutieres
La Escuela de Violeros de Zaragoza lleva siete cursos formando a lutieres
Oliver Duch

De todo ello dará cuenta este martes Javier Martínez durante la charla concierto del Auditorio. La Escuela de Violeros de Zaragoza, la única de España que imparte cursos de larga duración, tiene hoy 21 alumnos y, aunque predominan los aragoneses, los hay de distintas procedencias, de Irún a Madrid, e incluso del extranjero, como es el caso de Tom Wybouw, de Brujas, que, tras estudiar la profesión en Gante, quiso completar su formación en la capital aragonesa. En Zaragoza se puede aprender a construir guitarra española, vihuela de mano, vihuela de arco, viola de gamba, violín, violón, arpa, salterio y contrabajo. Normalmente los alumnos construyen su instrumento a lo largo del año (a veces dos). "El proceso de aprendizaje se ajusta a cada alumno y a sus necesidades -subraya Javier Martínez-. Ya son siete los que se han convertido en profesionales, con taller propio o por cuenta ajena".

Cada alumno de la escuela es un mundo. Los hay que están copiando un salterio que aparece en el altar relicario del Monasterio de Piedra que se conserva en la Academia de la Historia en Madrid. Otros, como Belén Gonzalvo, violonchelista, ya lleva varios años de alumna en la escuela. "Un amigo me enseñó a encerdar arcos, luego a construir una viola de gamba y, cuando he podido, he venido aquí". Ya se ha construido un arpa gótica, un rabel tardogótico, una guitarra medieval y otra española. Y trabaja ahora en una vihuela de mano. Felipe García, por su parte, el año pasado hizo una guitarra y ahora anda enfrascado con un violín. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión