Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cine

El actor oscense Vito Sanz, con dos estrenos a la vista en 2022

Los nuevos trabajos de Jonás Trueba y Chiqui Carabante, rodados en 2021, cuentan con la participación estelar del intérprete aragonés

Irene Escolar, Itsaso Arana, Vito Sanz y Francesco Carril, en el rodaje de 'Tenéis que venir a verla'.
Irene Escolar, Itsaso Arana, Vito Sanz y Francesco Carril, en el rodaje de 'Tenéis que venir a verla'.
HA

El actor oscense Vito Sanz se ha consolidado como una apuesta segura en el cine, la televisión y el teatro nacional durante la última década. El año pasado estuvo activo en lo tocante a proyectos fílmicos y ha encarado 2022 con dos estrenos en perspectiva, aún sin fecha: ‘Tenéis que venir a verla’, la nueva película de Jonás Trueba, y ‘La fortaleza’, de Chiqui Carabante, uno de sus socios (los otros son Font García y Juan Vinuesa) en la compañía teatral Club Caníbal.

En el reparto de la cinta de Trueba, Sanz (pareja en la trama de Itsaso Arana) comparte foco con Irene Escolar y Francesco Carril. “Rodamos en el invierno de 2020 y el pasado verano. Ya había hecho de pareja de Itsaso en otra película de Jonás, ‘La virgen de agosto’, donde igualmente sale Francesco. Con Irene estuve el invierno pasado en la obra ‘Atraco, paliza y muerte en Agbanäspach’; Jonás quería trabajar con ella desde hace tiempo, nos conocía a los otros tres y la química fue instantánea. Además de gran director, Jonás es un amigo; trabajar con él es un placer, por su acercamiento pedagógico al trabajo y la pasión por lo que hace”.

Sanz conoció a Carabante por el propio Jonás Trueba. “Era amigo de Michel Rebollo, director de arte de Jonás, y vino de figurante en el rodaje de ‘Los ilusos’ en la Filmoteca de Madrid hace diez años. Se sentó junto a mi novia, se cayeron bien, nos hicimos amigos y al poco tiempo ya estábamos haciendo microteatro;con el tiempo formamos la compañía y ahí estamos, siete años después. En la película estánFernando Cayo, Tejero, Poga, Goya Toledo, Carla Nieto, Nacho Fresneda... es la historia de un juego bizarro que determina una herencia. Fue uno de esos rodajes en los que haces pandilla, de los que no te quieres ir.Seguro que se nota en el resultado”.

Jonás Trueba y Vito Sanz en el rodaje de 'La virgen de agosto'.
Jonás Trueba y Vito Sanz en el rodaje de 'La virgen de agosto'.
HA

Sanz contempla el presente con una mezcla de agradecimiento y desasosiego. "Hay un cambio de paradigma en nuestra profesión; me voy adaptando, pero siento incertidumbre. Supongo que estar llegando a los 40 también tiene algo que ver: pienso mucho en los años de estudios en Huesca, cuando reflexionaba sobre el tipo de actor que quería ser, veo el actor que soy y sé lo que quiero para el futuro. Trabajo en entenderme mejor, y en comprender esta profesión en la que ahora todo va a un ritmo diferente, prima la inmediatez y la sobreoferta, los intermediarios tienen aún más protagonismo... hay tanta oferta que incluso como espectador me ciega esta superabundancia, y yo tiendo un poco a la simplificación. Igual sueno nostálgico, pero me gustaba ir al videoclub, mirar con calma, y esperar por el siguiente capítulo de las series".

El oscense valora la presencia del nuevo talento. "Hay muchísimos actores y actrices nuevos, bien preparados, y es complicado que haya trabajo para todos. Cuando no trabajas en este gremio, las crisis son grandes, y enfrentar las puertas cerradas una y otra vez es duro, incluso cuando parece que ya has llegado a cierto estatus. Puedes entender los rechazos por mil y una razones, pero al final es complicado no llevarlos a lo personal. Me siento privilegiado, porque he llegado a trabajar de lo que me gusta con gente fantástica, tengo mi compañía y llevo unos años viviendo de esto, aunque no encadeno un rodaje tras otro como Arévalo o De la Torre, pero me gusta mi vida y mi ritmo de trabajo".

Vito Sanz no se olvida de los compueblanos del sector en la capital española. "Qué puedo decir de Carmen Barrantes, Chiqui es fantástica. Coincidí mucho con ella en Huesca, ¡incluso en campamentos! Voy a verla al teatro siempre que saca algo, es una actriz maravillosa, tienen una compañía de teatro modélica y merece trabajar mucho más en cine y televisión, porque le sobran energía, expresividad y clase, además de tener una gran ética de trabajo. Y Rafa Maza, qué te digo... coincidimos en el teatro en Huesca, y luego nos perdimos un poco la pista, pero tenemos amigos en común y cuando nos vemos nos ponemos al día. Ahora le está yendo muy bien, y me alegro mucho por él. Lo mismo con los zaragozanos, ojo, empezando por Usón".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión