Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

arte. ocio y cultura

Dino Valls mostrará en el Paraninfo la inspiración médica de su pintura

El pintor zaragozano, que recibió clases de disección y anatomía en ese espacio, expondrá 60 obras entre lienzos, dibujos y bocetos inéditos

Retrato de archivo de Dino Valls, que regresa a Zaragoza tras 30 años en Madrid.
Retrato de archivo de Dino Valls, que regresa a Zaragoza tras 30 años en Madrid.
Carlos Moncín / Heraldo.

ZARAGOZA. En el año 2001, el palacio de Sástago presentó en Zaragoza la muestra ‘Dino Valls. Retrospectiva 1990-2000’. Desde entonces, el pintor zaragozano ha expuesto en el extranjero, en individuales y en colectivas más bien temáticas, pero no en Aragón ni en España. El próximo mes de abril, cuando se clausure en el Paraninfo la retrospectiva de Alicia Vela, de 1982 a 2007, ‘Rastros’ (un cuarto de siglo de dedicación al arte y a la enseñanza), llegará Dino Valls con un proyecto que comisaria Sabina Lasala. Se titulará ‘La ciencia del pintor’.

Coincide la muestra con un curioso detalle: tras alrededor de 30 años viviendo en Madrid, Dino Valls ha regresado a casa, a Zaragoza, donde nació en 1959, con su mujer, la diseñadora Alicia Guixá, y sus hijos. Y ha instalado su taller en la afueras de Zaragoza.

«Cuando me proponen una exposición, por lo general digo que no. Casi todo lo que pinto sale del taller pronto y no solo para España, sino para distintos lugares del extranjero. Soy un pintor lento. En mi estudio tengo muy poca obra, tan poca que apenas daría para una exposición. Y empezar a pedir cuadros es difícil y caro», dice el artista.

"Pensé que podía hacer una selección de la producción que estuviese en colecciones privadas en Zaragoza y en Madrid, de algunos lienzos bocetos, dibujos y apuntes de la carrera, todo aquello que me vinculase a la Universidad y a la Medicina", dice Dino Valls

Sin embargo, ese espacio es especialmente apetecible y más para alguien que se licenció en la Universidad de Zaragoza en Medicina y Cirugía en 1982. «Al principio lo veía casi imposible. Volver a reunir la obra lo descarté, pero pensé otra cosa: yo recibí clases en el Paraninfo de disección y de anatomía, algo que es clave en mi obra. Pensé que podía hacer una selección de la producción que estuviese en colecciones privadas en Zaragoza y en Madrid, de algunos lienzos bocetos, dibujos y apuntes de la carrera, todo aquello que me vinculase a la Universidad y a la Medicina», dice Dino Valls.

[[[HA REDACCION]]]FERULA (2017).jpg
La pieza 'Ferula', realizada con óleo sobre tabla en 2017. 
Dino Valls.

Algunas de esas piezas no se han visto jamás. Sabina Lasala recuerda que las obras están comprendidas entre 1990 y ahora, y que han elegido piezas «que estén vinculadas a la Medicina. Una línea que ya habíamos iniciado con los dibujos de Santiago Ramón y Cajal».

Ya llevan meses trabajando en este nuevo proyecto de un artista que dejó una muy grata impresión en el palacio de Sástago, muy cotizado, que explora el cuerpo, la mente, los símbolos, el dolor, la enfermedad, el otro, y esos rincones oscuros a los que no es fácil acceder, todo ello mediante una técnica pictórica muy personal, minuciosa, clásica y perfeccionista.

Un rostro característico y reconocible asoma a casi todos sus cuadros. Ha explicado Dino: «Mi pintura es figurativa y se basa en la idealización de un rostro que funciona como un arquetipo. Ese rostro responde a un tipo de belleza que me conmueve: es la hermosura de la ambigüedad en la edad, en el sexo, en el tiempo histórico», y a la vez ha subrayado en alguna ocasión: «Mi pintura sirve para aportar oscuridad, inquietud, tormento. Lo que hago como artista es ahondar en la parte más oscura y más desconocida del ser humano. Mi pintura vendría a ser una manera de manchar lo blanco».

Dino Valls empezó haciendo una obra figurativa, con ecos del universo medieval y el gótico, y poco a poco, ha ido evolucionando hacia un arte personal y simbólico, que no elude el desamparo, el desarraigo o el doble. Catherine Coleman dijo que «aplica el estudio científico de la anatomía para realizar un detallado escrutinio del cuerpo humano» y, por supuesto, va más allá, hasta los conflictos profundos, lo irracional y el sueño.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión