Ocio y Cultura
Suscríbete

crítica de música

Rememorando a Los Tres Tenores

Por
  • Luis Alfonso Bes
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 29/12/2021 A LAS 18:57
La Orquesta Santa Cecilia formaba parte del espectáculo.
La Orquesta Santa Cecilia formaba parte del espectáculo.
HA

No lo necesita. La acústica formidable del Auditorio de Zaragoza hace innecesaria la amplificación de las voces en recitales líricos.

Por ello nos sorprendió su utilización en el espectáculo que, titulado ‘Lo mejor de Los Tres Tenores’, traía a Miguel Borrallo, Eduardo Sandoval y a Sergio Escobar, acompañados por la Orquesta Clásica Santa Cecilia, bien dirigida por Kynan Johns.

Borrallo, el primero en salir a escena de esta tríada que busca rememorar a aquella otra, gloriosa, de Domingo, Pavarotti y Carreras, abrió fuego con ‘Bella enamorada’, de ‘El último romántico’, de Soutullo y Vert. Y lo hizo luciendo el timbre agradable de su voz aérea y ágil, que sonó afinada y bien dotada de aliento y expresión, aunque con un volumen difícilmente evaluable debido a lo artificioso de la amplificación. 

También volvía a Zaragoza Eduardo Sandoval, que se estrenó con ‘E lucevan le stelle’, de Puccini, a la que imprimió toneladas de pasión verista, articulando su final con todo el ‘slancio’, todo el impulso, que prescribe la partitura, llegando incluso a ese quiebro de la voz cargado de dramatismo. 

Completaba la terna Sergio Escobar, a quien hace unos días veíamos también aquí y que esta vez venía sustituyendo al anunciado Enrique Ferrer. Escobar atacó ‘No puede ser’, de ‘La tabernera del puerto’, de Sorozábal, con una administración algo laxa del tempo y luchando en pos de la afinación perfecta, que en general consiguió, a excepción de esa frase final ‘porque no se vivir’, en un ‘forte’ desbordado.

'lo mejor de los tres tenores'
OrquestaOrquesta Clásica Santa Cecilia
DirectorKynan Johns
CantantesMiguel Borrallo, Eduardo Sandoval y Sergio Escobar

Los tres juntos consiguieron el favor del respetable con una serie de canciones napolitanas donde no faltaron fragmentos de ‘Funiculì, funiculà’, de L. Denza, o ‘Torna a Surriento’, de E. Curtis. Y ‘Hasta mi final’, de Il Divo, en homenaje al cantante Carlos Marín fallecido hace unos días.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión