Ocio y Cultura
Suscríbete

"El mudéjar es la fusión perfecta de razón y belleza"

La historiadora del arte y gestora cultural zaragozana Victoria Trasobares dirige Territorio Mudéjar, que cumple tres años

Victoria Trasobares, ante el muro mudéjar de la parroquieta de la Seo de Zaragoza.
Victoria Trasobares, ante el muro mudéjar de la parroquieta de la Seo de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Si un sueco visitara Aragón y solo pudiera ver un monumento mudéjar, ¿dónde le llevaría?

El mudéjar es muy rico, son más de 200 edificios... Todos los lugares son singulares y cada uno ofrece un punto de vista que hay que conocer. Gonzalo Borrás aseguraba que para saber de mudéjar hay que ir a muchos sitios pero que es difícil entenderlo sin ver la iglesia de Tobed.

¿Cómo lo definiría en una frase?

Se suele decir que "es el único estilo artístico del que podemos enorgullecernos". Para mí es la fusión perfecta entre razón, funcionalidad y belleza.

Se cumplen 20 años de que la Unesco ampliara la declaración de Patrimonio de la Humanidad. ¿Aniversario feliz?

Evidentemente. Con la ampliación, ejemplicada en seis edificios, se reafirmó una marca internacional que se remonta a la declaración de 1986. Es una alegría.

¿Y en qué ha cambiado la situación del mudéjar en Aragón?

Lo más evidente es la conservación. Muchos edificios mudéjares han sido objeto de obras de restauración que, si no fuera por la declaración, no sabemos si se hubieran realizado. Tenemos, en general, un patrimonio bien conservado o en vías de estarlo.

Pero también con problemas. ¿Dónde resultaría prioritario intervenir?

Hay algunos edificios de primera línea que requerirían una intervención a corto plazo, como la iglesia de Torralba de Ribota.

Territorio Mudéjar cumple también: tres años.

Es una entidad de gestión privada a la que se han vinculado casi 40 ayuntamientos. La declaración es compleja porque el mudéjar es lo que la Unesco considera un bien en serie, es decir, que agrupa varios lugares, varios monumentos, algunos de ellos en enclaves poco poblados, y eso ha obligado a crear un modelo de gestión especial, que se ha consolidado en los últimos años.

Hay mudéjar en grandes núcleos de población, pero también en la ‘España vacía’.

No me gusta la imagen que ha creado esa expresión, prefiero hablar de lugares con baja población. La clave para conservar un patrimonio tan rico y disperso como el mudéjar está en al conservación preventiva. Y el mayor peligro que puede correr un monumento es que no haya vida y personas alrededor de él. Hay sitios más complicados que otros, pero nunca se puede decir que ya no queda nada que hacer por algún testimonio mudéjar. Cuando hablamos de gestión, hay que pensar en modelos hechos a medida para cada lugar. No sirve copiar lo que ha tenido éxito en otro lado, porque no es lo mismo gestionar patrimonio histórico en un núcleo de 700.000 habitantes que hacerlo en otro de 100. Esa es una de las claves de nuestro trabajo.

Ha mencionado a Gonzalo Borrás. Hablar de mudéjar es hablar de él.

En realidad, Territorio Mudéjar es su legado, una consecuencia de su forma de trabajar, que nos trasladó a sus alumnos. Él defendía la necesidad de crear entes de gestión pegados al patrimonio, con visión abierta y global, basados en lo científico, que conectaran con todos los públicos y supieran comunicar y trabajar en red. Intentamos seguir esas líneas.

Abrió una galería de arte en Zaragoza. ¿Qué aprendió?

Hice parte de mi doctorado en Francia y trabajé allí en una galería. Aprendí bastante, y en 2010, junto a Esther Pérez, abrimos Donjuan14 como experimento en nuestra oficina de proyectos de gestión de patrimonio. Siempre he tratado de vincular pasado con presente y futuro. Apostamos por proyectos creativos pegados a la tierra y al patrimonio, quizá ‘Hanega y media’ de Chema Agustín sea el más evidente.

¿Cuál es el futuro inmediato de Territorio Mudéjar?

No nos ha dado tiempo de hacer algunas cosas que consideramos imprescindibles, pero avanzamos y creo que vamos por el buen camino. Tenemos que afianzar nuestra manera de trabajar. Somos una entidad pequeña pero con una red profesional amplia detrás, y donde las decisiones se toman de manera ágil. Estamos siempre muy pegados al terreno pero no perdemos de vista el ámbito internacional. Nos estamos preparando para cuando se ponga en marcha el nuevo programa de fondos europeos.

¿Llegarán algún día autobuses llenos de turistas a Tobed?

No creo, no estamos en esa línea. Territorio Mudéjar es una entidad de gestión para el uso coherente del patrimonio, no un negocio ni un instrumento de promoción turística, aunque trabajemos la vía del turismo con un enfoque sostenible. Apostamos por utilizar el patrimonio con calidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión