Ocio y Cultura
Suscríbete

Francisco de Goya cuenta su viaje a Italia

El aniversario del pintor culmina con una exposición de 70 obras que desentraña las claves de su estancia en el país transalpino

"El viaje a Italia fue clave para Goya. En Roma tuvo experiencias que determinaron su futuro porque en la ciudad, en aquel momento, confluían el mundo católico y el protestante, lo académico y lo heterodoxo, que tanto le atraía". 

Así presentaba este jueves el presidente de Aragón, Javier Lambán, la muestra que el Museo de Zaragoza ofrece hasta el 3 de abril, ‘Goya. Viajero y artista del Grand Tour’, que cierra los actos conmemorativos del 275 aniversario del nacimiento del pintor. Es una exposición que ofrece distintos niveles de lectura y en la que su comisaria, la historiadora del arte Raquel Gallego, ofrece una visión, amplia y concreta a un tiempo, de la estancia de Goya en Italia entre 1769 y 1771. 

"He querido poner el 'zoom' en algunos hechos concretos", aseguraba ayer Gallego, que ya participó en la organización de la muestra sobre 'Goya e Italia' de 2008, también en el Museo de Zaragoza. La actual se diferencia de la de entonces en que presenta nuevas perspectivas y enfoques, y se complementa con un catálogo (textos de Raquel Gallego, Valeria Rotili, Matteo Borchia y Gilles Montègre) para, entre ambos, identificar a algunos de los personajes anotados por Goya en el 'Cuaderno italiano', recrear cómo era un viaje a Italia en la época, analizar las relaciones del pintor en la capital transalpina y dibujar, en suma, un panorama de cómo el viaje influyó en su obra y ayudó a cincelar su idiosincrasia y su forma de ver el mundo. 

El aniversario de Goya culmina con una exposición de 70 obras de su vida en Italia
El aniversario de Goya culmina con una exposición de 70 obras de su vida en Italia
José Miguel Marco

Las obras se han dispuesto en la primera planta del museo y se han vertebrado en tres espacios. El primero analiza el viaje desde el punto de vista físico. Se presentan imágenes coetáneas de algunas de las ciudades por donde pasó el pintor, la documentación que podría haber necesitado, las guías de viaje de la época, incluso algún 'souvenir', como una reproducción en corcho del templo de la Fortuna Viril que se vendía a los viajeros en Roma a finales del siglo XVIII. Las piezas más cercanas a Goya son el boceto para tapiz que realizó el de Fuendetodos sobre el tema de 'Riña en el Mesón del Gallo' y sus capitulaciones matrimoniales. Pero no hay que perderse obras de gran belleza, como una erupción del Vesubio salida de los pinceles de Antonio Carnicero, las vistas urbanas de Paolo Anesi o la 'Vista de la isla de San Giorgio' de Guardi. 

El segundo espacio está protagonizado por Roma y, bajo el epígrafe de 'Academia y heterodoxia', presenta varios retratos de artistas a los que frecuentó o que le ayudaron, como Pompeo Girolamo Batoni o Francisco Preciado de la Vega. Destaca la escultura en mármol morado de un asno, procedente de los Museos Vaticanos, y que la comisaria Raquel Gallego identifica con la cabeza dibujada por Goya en la página 69a del 'Cuaderno italiano'. También una cabeza de minotauro, de la misma procedencia, que la comisaria de la exposición vincula con la representación mitológica que el pintor aragonés hizo del río Po en sus bocetos del famoso 'Aníbal cruzando los Alpes'. Se presentan también obras de Corrado Giaquinto, que tanto influyó en el de Fuendetodos; Mariano Salvador Maella y Juan Adán.

El tercer espacio muestra la transcendencia del viaje y su influencia en la obra de Goya a lo largo de la historia. Es el que cuenta con mayor número de 'goyas', desde el 'San Juan Bautista niño en el desierto' a los 'Cómicos ambulantes', ambos del Museo del Prado; pasando por la gran 'Alegoría de la villa de Madrid', del Museo de Historia de la capital de España, o el 'Prendimiento de Cristo' de la catedral de Toledo. 

El aniversario de Goya culmina con una exposición de 70 obras de su vida en Italia
El aniversario de Goya culmina con una exposición de 70 obras de su vida en Italia
José Miguel Marco

Entre la veintena de pinturas de Goya que jalonan el recorrido se incluyen varias que ya se exponen habitualmente en el Museo de Zaragoza. Raquel Gallego aseguraba este jueves que "en la muestra no afloran goyas 'nuevos'. No he traído aquí nada que no se conociera, pero es que no era eso lo que se buscaba. Esta es una exposición que busca mostrar al público lo que supuso a Goya el viaje, el conocer y vivir el ambiente cultural tan rico y al mismo tiempo complejo de la capital italiana y como sus experiencias contribuyeron notablemente a configurar su 'forma mentis' y cuál fue su reflejo en su obra posterior". 

La exposición es el último gran acto cultural del aniversario goyesco, aunque Javier Lambán aseguraba este jueves que las actividades en torno al pintor se prolongarán en los próximos meses. El presidente aragonés reiteró que se trabaja en los tres grandes proyectos culturales que a su juicio son necesarios: la creación de una orquesta, un nuevo archivo y la ampliación del Museo de Zaragoza

La muestra coincide temporalmente con la que se está celebrando en el Palacio de Sástago ('El joven Goya y las pinturas de Fuendetodos', que puede visitarse hasta el 9 de enero y ya ha recibido 35.000 visitas) y la del IAACC Pablo Serrano ('Goya sin límites', hasta el 27 de febrero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión