Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

Tomás Gómez Perry: “El objetivo en el Pequepop es que disfruten grandes y pequeños”

El fundador de este inusual festival musical pondera las virtudes de una cita que pone a bailar a padres e hijos de un modo único; las citas son el día 19 de diciembre en Huesca y el 23 en Zaragoza

Tomás Gómez Perry, fundador del Pequepop.
Tomás Gómez Perry, fundador del Pequepop.
Toni Galán

¿Cómo surgió Pequepop?

El festival se inspiró en una iniciativa catalana, tierra en la que tengo muchos amigos y que en el aspecto de las iniciativas musicales y las expresiones culturales suele manejarse bien, en formatos atractivos. Era el festival Minimúsica, que tenía un punto didáctico y estaba enfocado a los niños con bandas ‘adultas’. Hicimos una primera edición en Zaragoza en 2011 con este mismo nombre, después de obtener la autorización y el apoyo de sus inventores. Actuaron los catalanes Le Pianc, Mujeres y las bandas oscenses Kiev Cuando Nieva y Domador.

¿Era algo más bien didáctico?

La temática era el transporte, y los grupos tocaban canciones propias en las que figurase algún medio de transporte. No funcionó; les propuse seguir con la idea, pero programando desde aquí. No quisieron y entonces les dije que seguiría yo con otro nombre y grupos locales. Lo de Pequepop viene de Simonzico, DJ de la sala López durante mucho tiempo.

Además del nombre, cambió el concepto. Expresión, más que lección.

Planteé conciertos de tres bandas locales, con tres temas cada banda, una presentadora… no quise profundizar en el asunto didáctico, porque ya hay muchos conciertos y festivales que manejan este concepto de maravilla; los directos deben llegar a los niños a edad temprana, pero no siempre tienen que ser canciones que repasen los colores o te expliquen cómo cruzar la calle, ni buscar bandas de versiones; siempre está bien que los peques conozcan a músicos que cambiaron la historia, pero prefería no hacer tributos y sí ofrecer a los niños ver con sus padres y madres un concierto muy similar al que puede ver un adulto, con la única salvedad de controlar el volumen y elegir canciones que no contengan nada soez; no me parece bien cambiar letras o usar eufemismos. También he querido traer siempre a gente que venía subiendo, junto a nombres más conocidos.

Es el reino de las criaturas, pues; tienen libertad de movimientos.

Con supervisión, pero sí. Pueden subir a los escenarios, acercarse a los músicos, ver los instrumentos de cerca… además, las fechas navideñas crean un clima especial. Durante años, los niños menores de 10 años pagaban su entrada con un juguete en buen estado, que se dona a la Fundación La Caridad en Zaragoza o la Cruz Roja en Huesca para su distribución a niños sin recursos en Navidad o Reyes; esta vez se añade un precio simbólico de 3 euros a ese donativo. Los mayores de 10 años pagan 12 euros.

Nada de ‘gratis total’, los currantes cobran y los niños valoran.

Claro. Para mí es muy importante que los niños sepan que la entrada cuesta algo, y que si tienen muchas juguetes o su padre puede pagar la entrada, son privilegiados; está bien compartir un poco de esa suerte.

Los progenitores van a este bolo con una alegría diferente, ¿no?

Pues sí, en los conciertos didácticos se disfruta viendo gozar a los críos, pero la décima vez que te hablan del pollito que cruza la carretera... el objetivo en el Pequepop es que disfruten grandes y pequeños, que los hijos oigan en el escenario las canciones que oyen en el coche familiar: Bigott, Tachenko, Calavera... y los padres, que muchos llevan tiempo sin salir, ¡van de concierto con sus hijos!

¿Cómo se plantea la inminente edición de 2021?

En las circunstancias actuales, tener tres grupos en el escenario e ir cambiando instrumentos sin perder el rigor de la adecuación sanitaria es muy complicado. Decidimos hacer un solo grupo, que toque más rato. El año pasado fue Bigott, precisamente. Este año, el planteamiento es el mismo, ojalá que en 2022 podamos volver a los tres grupos. Los elegidos son The Bronson, un grupo que borda el funk, muy divertido, musicalmente impecable. Estaremos el domingo 19 de diciembre a las 12.00 en el Antiguo Matadero de Huesca, y el jueves 23 a las 18.00 en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza. Colabora con nosotros Ferropotrina en la animación.

¿Habrá ‘soul train’, entonces?

Seguro que sí. Es un concierto para bailar y disfrutar por completo. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión