Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Descubiertos doce abrigos con pinturas rupestres en el Parque Cultural del Río Vero

Las cavidades son de reducido tamaño y están en lugares de difícil acceso. Once tienen arte esquemático y una levantino 

Detalle de una de las pinturas descubiertas en Colungo.
Detalle de una de las pinturas descubiertas en Colungo.
Paloma Lanau

Doce abrigos con pinturas rupestres han sido localizados en el Parque Cultural del Río Vero, en el término municipal de Colungo (Huesca) por un equipo de especialistas integrado por Paloma Lanau, Mario Gisbert, Manuel Bea y Alejandro Puyó. Todos los abrigos son de reducidas dimensiones (apenas caben un par de personas, y ni siquiera de pie) y están en lugares de difícil acceso: once han sido localizados en el Tozal de Mallata y contienen arte esquemático; y uno en el barranco de Fornocal y presenta arte levantino. El hallazgo va a ser una de las comunicaciones estrella del IV Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés, que se inaugura este jueves en la Biblioteca María Moliner de la Universidad de Zaragoza.

"Mi tesis doctoral, que leí en 2019 trataba sobre arte rupestre esquemático –relata Paloma Lanau–. Revisando el trabajo que habían hecho en Huesca especialistas como Vicente Baldellou, Pedro Ayuso, Albert Painaud y María José Calvo, vimos que había abrigos que no habían estudiado porque eran de muy difícil acceso. Gracias a los conocimientos en escalada y espeleología de varios integrantes del equipo, y con la ayuda de otros miembros del club de espeleología al que pertenezco, pudimos descolgarnos para llegar hasta ellos".

En el Tozal de Mallata ya se conocían varios abrigos con pinturas rupestres, e incluso se hacen visitas guiadas a alguno de ellos, pero este hallazgo viene a redoblar su importancia y plantea algunos interrogantes.

"Para descolgarnos tratamos de utilizar anclajes naturales o ya existentes, puesto que se trata de un espacio protegido. Aprovechamos puentes de roca (oquedades que permiten pasar una cuerda y asegurar a quien desciende por ella), y algunos de ellos presentaban señales de haber sido agrandados de antiguo. La mayoría de los abrigos son muy pequeños, así que no pudieron usarse para ninguna ceremonia colectiva. No podemos asegurar mucho más sobre su funcionalidad"», añade Lanau.

¿Qué clase de pinturas rupestres son? Los once abrigos presentan pinturas definidas como ‘arte esquemático’, arte rupestre que presenta motivos abstractos (también representaciones animales y humanas caracterizadas por su esquematismo) que raramente aparece asociado a restos materiales, y que se fecha entre el cuarto y el primer milenio antes de Cristo. Hay varios cuadrúpedos y alguna figura antropomorfa o soliforme (cuya forma, esquemáticamente, evoca al sol). Algunos especialistas han relacionado este último tipo con los conocimientos astronómicos que se tenían en la Antigüedad.

Los trabajos de prospección de los abrigos de difícil acceso en la misma zona han sacado a la luz otro hallazgo interesante, un abrigo con pinturas rupestres en el barranco de Fornocal. También allí se conocían importantes pinturas rupestres, como las de Muriecho, donde se presenta una escena de caza de un ciervo con una treintena de personas observándola. Pertenece al estilo levantino (10.000-4.500 antes de Cristo) declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A este estilo pertenece también el arte del abrigo descubierto ahora, donde están representados dos seres antropomorfos y una cierva. Se encuentra muy deteriorado

Los congresos de Arqueología y Patrimonio Aragonés se han consolidado ya como un foro en el que se da cuenta de las novedades arqueológicas de los últimos meses. El que se celebra esta semana en la biblioteca María Moliner de la Universidad de Zaragoza incluye numerosos estudios de interés, desde los trabajos realizados este año en el yacimiento de Aratis a los grabados rupestres prehistóricos descubiertos en Aragón, pasando por el análisis de la cerámica medieval. El congreso, además, publica sus actas, por lo que tiene vocación divulgadora.

El decano del Colegio Profesional de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias de Aragón, José Ignacio Lorenzo, asegura que la cita "se ha consolidado como un encuentro científico pero también de divulgación. Gracias a él muchos se enteran de lo que hacemos y, además, es un encuentro muy pegado a la actualidad. Yo estoy aún excavando una fosa común de civiles fusilados en Belchite y voy a presentar en el congreso un primer informe sobre los resultados de mi trabajo. El congreso es muy útil, además, por ser un punto de encuentro para los profesionales". La cita rinde homenaje este año a la profesora Pilar Utrilla, que se jubila tras una larga trayectoria docente y de investigación. Ella pronunciará la conferencia inaugural: ‘Del Paleolítico al Neolítico: 50 años de investigación en el valle del Ebro’.

El encuentro coincide temporalmente con otro ‘acontecimiento’ arqueológico organizado en Aragón, unas jornadas internacionales impulsadas por el Gobierno de Aragón sobre el expolio y tráfico ilícito de piezas arqueológicas, que se desarrollarán del 10 al 12 de diciembre.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión