Ocio y Cultura
Suscríbete

'Toy', el juguete perdido de David Bowie

El álbum que el músico británico dejó guardado en un cajón en 2001 verá por fin la luz en un recopilatorio que recoge sus obras desde 1992.

'Toy', el álbum perdido de David Bowie.
'Toy', el álbum perdido de David Bowie.
Vocento

No fue fácil recuperarse de la muerte de David Bowie. Su desaparición, a los 69 años de edad, a causa de un cáncer de hígado, dejó a todos sus seguidores helados. Dos días antes de su fallecimiento, el 8 de enero de 2016, el duque blanco publicaba 'Blackstar'. A diferencia del álbum anterior, 'The Next Day', toda una sorpresa en la industria tras diez años de silencio discográfico, 'Blackstar' había llegado precedido de dos singles, con sus correspondientes videoclips, y, apenas un mes antes, el músico se había hecho una última sesión fotográfica. De traje y con sombrero, Jimmy King captó a un Bowie tan vitalista y socarrón que parecía impensable que su final estuviera tan cerca. 'Blackstar' fue un último acto de generosidad. Con su muerte, todo el misterio y la extrañeza que encerraba un disco arriesgado y experimental, se tornó en una suerte de epitafio. Bowie hablaba de la muerte, de sus dudas, sus miedos, sus anhelos, de lo que había sido y nunca más sería.

El músico británico entregó uno de los mejores discos de su carrera, pero cabe preguntarse cuántos otros nos hemos perdido. Afortunadamente, queda su obra, una relación de títulos a las que pronto se añadirá un nuevo álbum. No, no es un disco póstumo. De hecho, 'Toy' tiene la friolera de veinte años encima y las canciones que lo conforman, alrededor de seis décadas, pero sorprendentemente nunca vio la luz.

Este 26 de noviembre, Parlophone Records (Warner, en España), ha editado por vez primera el álbum. Lo hace dentro de la colección 'Brilliant Adventure', cuya quinta entrega, 'Era 5', está dedicada a las obras que el músico publicó entre 1992 y 2001, y entre las que se incluyen 'Black Tie White Noise', 'Outside', 'Earthling', 'Hours...', la banda sonora de 'The Buddha of Suburbia', un concierto que ofreció en el teatro de la radio BBC y un conjunto de singles y descartes aglutinados en 'Re: Call 5'.

¿Cómo es posible que un disco de Bowie haya permanecido guardado en un cajón durante veinte años? La historia es curiosa. A finales de los noventa, el camaleónico genio no andaba pletórico en ventas. Había reunido a la banda para una maravillosa actuación en Glastonbury y la grabación de un 'Storytellers' en VH1. En aquel programa, los invitados se dedicaban a hacer un repaso de su carrera musical y fue entonces cuando se le encendió la bombilla: ¿Y si regrababa los temas que había firmado como David Jones, antes de que 'Space Oddity' lo cambiara todo en 1969?

Bowie no poseía los derechos de ninguno de esos temas, que habían ido a parar a sellos como Decca, Pye o la propia Parlophone, así que se puso manos a la obra. Con la ayuda de la formación que le había acompañado en Glastonbury -el guitarrista Earl Slick, la bajista Gail Ann Dorsey, el pianista Mike Garson, y, como corista, su secretaria y mano derecha Coco Schwab- grabó el disco en octubre del año 2000, en tan solo nueve días, en los estudios Sear Sound y Looking Glass de Nueva York.

En aquellas sesiones se registraron canciones como 'With the King Bees', su sencillo de debut; 'Liza Jane', 'Silly Boy Blue', 'Can't Help Thinking About Me', 'Let Me Sleep Beside You', 'Shadow Man', 'In The Heat Of The Morning', o 'You've Got A Habit Of Leaving'. Todas ellas forman parte de este juguete perdido que Bowie dio a conocer en noviembre de ese mismo año. «Es difícil de creer que fueron escritas hace tanto tiempo -llegó a comentar Bowie en una entrevista en 2001- Están muy vivas y llenas de color». Su idea era lanzarlo en marzo de 2001, pero días después del anuncio, EMI postergó su salida a junio.

Pero llegó junio y el disco seguía sin salir. Bowie, cabreado, lanzó un comunicado el día 5.«Sé que EMI pasa por muchos conflictos, pero nosotros no tenemos la culpa. 'Toy' está listo para ser publicado. Volveré pronto para decirles cuándo aparecerá el disco», dijo a sus fans. Un mes más tarde, explicó que había ciertas desavenencias con la discográfica y 'Toy' acabó desapareciendo de la faz de la tierra. En octubre de ese mismo año, el artista llegaba a un acuerdo con la discográfica y se desvinculaba totalmente de EMI, al borde de la suspensión de pagos, aunque el sello seguiría conservando los derechos de su viejo material. En junio de 2002, Bowie publicaría 'Heathen', ya sin el amparo de EMI.

Una filtración

La gran sorpresa llegó en marzo de 2011, cuando una versión completa del álbum se filtró por sorpresa en internet, aunque en principio sin las mezclas definitivas. Veinte años más tarde, 'Toy' tiene por fin su ansiada publicación oficial y, además, por partida doble. Y es que el 7 de enero de 2022 se publicará 'Toy: Box', una caja con tres cedés y seis vinilos y un libreto de 16 páginas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión