Ocio y Cultura
Suscríbete

música

Pablo Milanés prepara otro de sus ‘Días de luz’ para Zaragoza

El cantautor cubano actuará la sala Mozart del Auditorio el próximo 5 de marzo

Pablo Milanés, durante su concierto del pasado febrero en Huesca
Pablo Milanés, durante su concierto del pasado febrero en Huesca
Rafael Gobantes

Pablo Milanés es solamente Pablo en Cuba, como si no hubiera allá ningún otro personaje célebre con el nombre del apóstol que cayó del caballo; ese deje nominal de inmortalidad va acompañado de una trayectoria tan larga como exitosa, en la que no hay señales de curva descendente. Además de enarbolar el buril más sutil a la hora de tallar letras, lejos de barroquismos y oropeles, Pablo siempre ha tenido una voz superlativa, de las que despeinan el alma. Con la gira ‘Días de Luz’ ha pasado el Rubicón de la pandemia entre confidencias, añoranzas, aplazamientos y venturosos reencuentros; el concepto ya pisó suelo aragonés con ella el pasado febrero, en el Palacio de Congresos de Huesca, y el próximo 5 de marzo lo trae a la sala Mozart del Auditorio de Zaragoza. Las entradas ya están a la venta en Ibercaja, a un precio que oscila entre los 35 y 45 euros, según localidad.

Pablo vio la primera luz en Bayamo (Cuba) allá por 1943, vive regularmente en Vigo desde 2004 y durante muchos años fue la estrella más rutilante de la Nueva Trova, con el permiso de Silvio Rodríguez y Vicente Feliú. Sus espectáculos más celebrados son aquellos que tienen alma de velador, más allá de las distancias físicas en el recinto; ‘Días de luz’ es un abrigo musical, una velada íntima en la que el cubano se apoya en el pianista y director musical de sus agrupaciones hace décadas, Miguel Núñez, y la chelista Caridad Rosa Varona.

¿Qué suena en esas noches que abrochan los días de luz? Pues temas con pocas vueltas al sol, como el propio ‘Día de luz’, junto a verdaderos clásicos del artista como ‘El breve espacio’, ‘Yolanda’ o, cómo no, ‘Para vivir’, la canción más triste del mundo con el permiso de todas las demás canciones más tristes del mundo. Son historias que enardecen corazones en todo el mundo hispanohablante, poesías sonoras que saltan generaciones con las piernas largas y el paso firme. En poco más de 100 días, Zaragoza tiene otra oportunidad de solazarse con ellas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión