Ocio y Cultura
Suscríbete

Amaral hace que Madrid por fin salte al color... 608 días después

El dúo zaragozano llenó el aforo permitido en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid en un concierto que había sido aplazado por la pandemia.

Concierto de Amaral en Madrid
Concierto de Amaral en Madrid
Efe

Amaral publicó en 2019 un disco vitalista que el 21 de marzo de 2020 debiera haberles llevado a un Wizink Center en ebullición, de no ser por la pandemia que estalló pocos días antes y truncó varias veces sus intentos de vuelta... hasta hoy, "608 días después", cuando el dúo por fin ha dado aquí su 'Salto al color'.

"Gracias porque con el primer aplazamiento muy poquitos de vosotros devolvisteis las entradas y eso, en un momento tan complicado, fue un gesto de cariño que supuso mucho para nosotros", ha destacado Eva Amaral en este evento hacia la recuperación de la vieja normalidad.

Más de 12.500 personas, el aforo completo que permiten las últimas restricciones sanitarias frente a la covid-19, han bailado y saltado en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, todas con mascarilla, pero con la pista despejada de sillas desde hace días y sin asientos de separación en las gradas.

"¡Estamos aquí esta noche por fin juntos y os podemos ver bailar!", ha celebrado junto a su compañero Juan Aguirre la artista zaragozana, quien a duras penas ha "contenido el llanto" durante toda la velada, emocionante en muchos momentos.

Su vuelta al Wizink Center ha traído un espectáculo generoso de más de dos horas en las que han sonado 27 temas, incluidos todos los de ese último disco, 'Salto al color', que suponía su retorno a los ritmos más vívidos y optimistas tras dos trabajos previos en los que abundaban en una faceta más roquera y/o nocturna.

Precisamente 'Señales', extraído de ese disco, ha puesto en marcha la música cuando pasaban pocos minutos de las 9 de la noche, con un arranque como sacado de "Encuentros en la tercera fase" en el que Eva Amaral ha irrumpido con un casco de cristales que multiplicaba los haces de luz.

Era el mismo arranque que se pudo ver en el festival Dcode de Madrid poco después de la publicación del álbum en 2019, ante la misma pantalla poliédrica, una especie de enjambre futurista que ha permanecido guardado casi dos años a la espera de volver a iluminarse.

'Bien alta la mirada', el canto a la diversidad de 'Mares igual que tú', 'Halconera', una 'Soledad' de embrujo al compás de la bailaora Lucía Ruibal, 'Lluvia' o 'Ruido' han tenido también su oportunidad de sonar a lo grande, igual que 'Entre la multitud', un sorprendente estallido electrónico que compusieron para celebrar este tipo de rituales musicales multitudinarios y en el que cantaban, sin saber lo que venía, 'No volveremos a encontrarnos'.

"Pero hoy hemos vuelto a encontrarnos entre la multitud", ha exclamado Eva Amaral, exultante, tras demostrar una y otra vez la solidez de su garganta y que el parón de los grandes formatos (siguieron tocando en eventos acústicos más reducidos) no ha mermado su cualidad de animal de escenario.

Y por supuesto tampoco han faltado los grandes éxitos. A los pocos minutos del inicio ya han sonado 'El universo sobre mí' y 'Marta, Sebas, Guille y los demás', mientras que a lo largo del repertorio han jalonado 'Cómo hablar', 'Revolución', 'Días de verano' o 'Moriría por vos'.

El público, entregado pese a que el sonido no ha sido todo lo claro que hubiese sido deseable por momentos, se ha entregado de pleno a esta fiesta, que ha culminado con más "hits", 'Salir corriendo' y 'Sin ti no soy nada', y, como cierre final, 'Peces de colores', para pintar por fin Madrid de otros tonos diferentes al gris. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión