Ocio y Cultura
Suscríbete

Un maratón de miedo: Más de 20 horas viendo una serie de terror en un trastero

Se trata de la quinta edición de la cita organizada por Fergus Reig en una pequeña sala de cine que montó junto a su mujer, María Coduras, en el barrio de San Pablo de Zaragoza.

Maratoniana sesión de cine organizada por Fergus Reig  y María Coduras en Zaragoza.
Maratoniana sesión de cine organizada por Fergus Reig y María Coduras en Zaragoza.
C. I.

¿Cuánto tiempo permanecería sentado frente a una pantalla de cine? ¿Imagina estar todo un fin de semana encerrado en un trastero viendo películas o series? Pues este es el hobby de un grupo de amigos residentes en la capital aragonesa, capitaneado por Fergus Reig, alicantino de 36 años que desde hace 18 vive en Zaragoza. Hoy, lo han convertido en un auténtico reto.

Se trata de la quinta edición de la cita organizada en una pequeña sala de cine que montó en un pequeño trastero en el barrio de San Pablo. Este año, la serie elegida es ‘Penny Dreadful’, de John Logan. Desde este viernes, 12 de noviembre, a las 17.00, permanecerán más de 1350 minutos -en torno a 22 horas- sentados frente a una pequeña pantalla de cine. La serie coral de origen británico estadounidense gira en torno a los personajes más famosos de la literatura de horror y suspense, entre otros Drácula, Frankenstein o Dorian Gray, que recorrerán las sombrías calles del Londres victoriano.

En ediciones anteriores han disfrutado de la saga completa de Star Trek -13 entregas, y más de 1.500 minutos de metraje-, de las películas dirigidas por Buster Keaton y, en el año 2017 -cuando comenzó esta aventura-, toda la filmografía de James Bond, actualmente su récord de visionado con más de 50 horas delante de la pantalla.

“Ese año, el primero de todos, vimos un total de 24 películas durante 51 horas. Empezamos el viernes a las 16.30 y estuvimos todo el sábado y el domingo por la mañana. Tan solo paramos para ir a dormir”, rememora el ingeniero técnico, que trabaja en el CSIC. Entre cinta y cinta, se dan cinco minutos de descanso para estirar las piernas. Un juego que empezó, como ocurre tantas veces, en el salón de su casa. “Empecé hace más de diez años con alguna trilogía, lo típico, El Padrino, por ejemplo. Ahí comencé a aficionarme”, recuerda. De ahí pasaría a ‘Saw’, ‘Critters’, ‘Alien’ o ‘En busca del valle encantado’.

Maratoniana sesión de cine organizada por Fergus Reig  y María Coduras en Zaragoza.
Maratoniana sesión de cine organizada por Fergus Reig y María Coduras en Zaragoza.
C. I.

“Siempre buscamos variedad en la selección. Empezamos con James Bond porque vimos unas personas que ya habían hecho una maratón de cine de esa saga y nos pareció un gran reto, seguimos con Star Trek, que es una saga muy distinta; y después para variar vimos todas las películas y cortos dirigidos por Buster Keaton en cine mudo”, rememora el organizador. Al año siguiente se decantaron por una serie de animación japonesa.

Fue hace cinco años cuando, junto a su mujer, María Coduras, decidió dar un salto y montar un espacio para seguir disfrutando de su pasión por el cine y las series. ¿Por qué no montar una pequeña sala de cine casera? Dicho y hecho, adquirieron unas butacas de cine por internet -seis, de color azul-, una pantalla y un proyector, y habilitaron un pequeño espacio en el 71 de la calle Predicadores.

También hay varias estanterías con snacks de todo tipo -como palomitas, patatas fritas y frutos secos- y refrescos. A eso se le suman algunos estantes con homenajes a las series y películas que han protagonizado sus sesiones previas. “Además, siempre hacemos un broche, a modo de medalla, con el nombre de la serie y el año de la actividad”, indica.

En la sala de cine secreta
En la sala de cine secreta
HA

Una sala de cine secreta

Una cita que se celebra cada año durante el mes de noviembre y que, afortunadamente, se salvó de la pandemia. “No tuvimos que parar porque, por aquel entonces, se permitían reuniones de hasta seis personas, justo nuestro aforo”, explica. Durante la sesión, eso sí, se respetaron al máximo las medidas de seguridad e higiene e, incluso, adquirieron un filtro para mejorar la ventilación del espacio. “De normal va viniendo gente, otros se van, no todos aguantamos las 20 horas. Ese año no hubo visitas. Era un grupo cerrado”, relata Reig.

Antes de ellos, cuentan, en este pequeño local hubo un bar, una frutería e incluso un cineclub. Muchos de los viandantes que transitan hoy por esta calle del casco histórico desconocen que hoy, en su interior, se desarrolla esta actividad en la que participan los de amigos de siempre: María Coduras, Iván Noguera, Fernando Domínguez, Martín Azcona y Juan Luis Bernal, además del propio Fergus. “Muchas veces entra gente al local preguntar qué es o si vamos a abrir algo. La gente siempre se sorprende cuando se entera, no es nada conocido”, admite.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión