Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

cultura

Mujeres Artistas Rurales, nuevo mar creativo aragonés

La iniciativa nació el pasado mes febrero con referentes de 13 comarcas, y se abre ahora a la totalidad de Aragón

Berta Gascón, impulsora de la iniciativa Mujeres Artistas Rurales (MAR)
Berta Gascón, impulsora de la iniciativa Mujeres Artistas Rurales (MAR)
Laura Uranga

La zaragozana Berta Gascón Larraz es la cofundadora de ArtMósfera, proyecto circense y formativo ubicado entre Robres y Grañén, en plenos MonegrosArtMósfera acumula cinco años de trabajo y allí se diversifica el esfuerzo con otras actividades, como residencias artísticas o encuentros interdisciplinares. En febrero de este año, Berta sacó adelante el proyecto Mujeres Artistas Rurales (MAR), un portal expositivo de talentos (mujeresartistasrurales.es) que tras nueve meses de andadura ha pasado con éxito del estatus larvado a la crisálida; ahora está a punto de caramelo para ir más allá en cuanto a expansión, ambición y cohesión entre las participantes.

“Comenzamos -explica Berta- gracias al apoyo del Proyecto Concilia, programa de cooperación territorial que trabaja con fondos Feder y Leader; sus impulsoras se consagran a la confección de estrategias para impulsar la inserción sociolaboral y empoderamiento de la mujer en el entorno rural. Les presentamos el proyecto y enseguida se involucraron; trabajan en las comarcas de la Jacetania, Alto Gállego, Hoya de Huesca, Somontano de Barbastro, La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca, Monegros, Campo de Borja, Tarazona y el Moncayo, Campo de Belchite, Maestrazgo y Gúdar-Javalambre”.

Gran respuesta

Berta esperaba mucho del proyecto, pero la respuesta inicial le sobrepasó. “Lanzamos una convocatoria de búsqueda de mujeres artesanas y artistas en estos territorios, y en una semana ya había 400 solicitudes de información. De todas ellas cristalizaron en asociadas 225, que actualmente forman parte de MAR. Hay unas cuantas más creando sus perfiles, y las que llegaron de otras comarcas y quedaban fuera del grupo inicial podrán entrar ahora, ya que nuestro acuerdo con Concilia acabó el pasado 16 de octubre con un festival en Castelflorite, pueblo de Huesca situado en los Monegros orientales. Ese día supuso un recomienzo, o realmente el comienzo en sí de MAR, porque hasta entonces la actividad se había limitado a nutrir la web de asociadas para generar esa plataforma de difusión de sus talentos y crear red”.

MAR ha solicitado apoyos para dar continuidad a la idea, tanto a las diputaciones provinciales como al Instituto Aragonés de la Mujer. Mientras tanto, pasear por su web es un singular recorrido por talentos diversos. “Además de la búsqueda de fondos, hemos reactivado ya la convocatoria de nuevas asociadas. En la web tienes un formulario para sumarse, y solamente hay que cumplir dos condiciones: vivir en Aragón en una zona rural, fuera de las capitales de provincia, y ser mayor de 18 años. Hay gente profesional a tiempo completo, varias dedican parte de su jornada al arte o la artesanía y compaginan esta actividad con trabajos de otro tipo, y otras son puras aficionadas con talento. Tenemos desde carteras a camareras, enfermeras, amas de casa y, madres, empresarias, deportistas… hay muchos perfiles. En cuanto a las edades, hay más de una en el escalón de los 18 años y tenemos igualmente gente con más de 70”.

Más allá de esa web escaparatista, MAR sueña con facilitar la interconexión de sus afiliadas para que consideren colaboraciones puntuales o proyectos comunes. “Además de eso, queremos identificar necesidades en sus lugares de asiento, y ofrecer asesoría para temas diversos, desde vender obra online a estrategias para llegar a más gente; serán píldoras formativas a lo largo del año, tanto por internet como presenciales. A algunas les falta creer más en sí mismas, o mejorar la oratoria: por eso ofreceremos también talleres de improvisación y oratoria”.

Juntarse y disfrutar

El festival de Castelflorite nace con vocación itinerante y se quiere que sea de periodicidad anual. “Fue una gozada: Casi 50 mujeres participando entre artistas y artesanas en un pueblo de 60 habitantes, 40 de los cuales fueron voluntarios en el encuentro. El alcalde, Pedro, también se entregó al máximo. Vinieron 600 personas de publico, hizo buen día… no se puede pedir más. A las 11.00 se presentó el proyecto y al mediodía comenzó la actuación musical de Gloria Geberovich, artista argentina que vive en Binéfar, un recital precioso. Luego hubo espectáculos para público familiar con Belentuela y Poika Teatral de Fuentes de Rubielos, con Carla Estupiñá; después tuvimos mercadillo artesanal, y exposición colectiva con nueve artistas en escultura, pintura, ilustración y tejeduría creativa".

El mural de Arzu en Castelflorite, en pleno desarrollo durante el festival MAR.
El mural de Arzu en Castelflorite, en pleno desarrollo durante el festival MAR.
ArtMósfera

Berta tiene la jornada radiografiada en su cabeza. "Se pintó un mural con Arzu, artista fragatina, como figura principal, aunque tuvo ayuda de otras artistas… también se puso micrófono abierto para música y otro para poesía. Hubo varieté de artes escénicas con clown, danza e híbridos, y actividades en paralelo por todos los rincones. Marta Rebato, que lleva La Casa Encantada en Belchite, hizo un taller de arteterapia, y gustó mucho la propuesta de L’Asia, que reside en Artosilla, pueblecito reconstruido de la Guarguera. Acabamos con un concierto de Las Guindillas, que llevaban dos años sin subirse al escenario y estaban tan contentas como el público”.

Del futuro próximo, Berta espera dos cosas: un alza rápida en el contador de membresías y, quizá un nuevo desborde de entusiasmo en cuanto a las ramificaciones de la idea, en forma de unión de fuerzas. "Haremos todo lo que esté en nuestras manos para que este arranque tan bonito mantenga la fuerza de ahora en adelante". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión