Ocio y Cultura
Suscríbete

Una 'Odalisca' de Pradilla para el Museo Goya

El centro se suma a la conmemoración del aniversario del artista incorporando una de sus obras a las salas de pintura

El cuadro puede verse ya en la tercera planta del Museo Goya.
El cuadro puede verse ya en la tercera planta del Museo Goya.
José Miguel Marco

El Museo Goya Colección Ibercaja sigue sumando atractivos a sus salas. A los fondos del artista de Fuendetodos sumaba hace unos días la exposición temporal ‘Picasso. Diario íntimo’, integrada por 130 obras del artista malagueño que se exhiben en el centro y en el Patio de la Infanta. El jueves pasado el museo presentaba como obra invitada una pintura de Rubens, ‘Tetis recibiendo las armas de Aquiles’, procedente del Museo de Bellas Artes de Pau, que podrá verse hasta el 30 de enero próximo. Y ahora el museo vuelve a estar de actualidad porque ha incorporado a sus fondos una obra del pintor aragonés Francisco Pradilla. Con ello, se suma a la conmemoración del centenario de la muerte del artista, sumando un atractivo más a su recorrido. El cuadro se exhibe de momento en el lugar en el que habitualmente se presenta el retrato de la marquesa de Encinares, que estos días forma parte de la exposición dedicada al artista en la Lonja. Cuando se clausure la muestra el centro deberá acomodar los dos ‘Pradillas’ en el discurso expositivo de la tercera planta, muy escasa ya de espacio.

El cuadro es un óleo sobre lienzo de 112 por 89 centímetros realizado por Pradilla en el año 1876 y que hasta ahora formaba parte de una colección particular. Los especialistas en la obra de Pradilla lo relacionan con otros cuadros de inspiración oriental, especialmente con ‘Danza de odaliscas’, del mismo año y también en colección privada.

En la pintura que puede contemplarse ya en el Museo Goya Colección Ibercaja está representada una de las féminas del cuadro de la ‘Danza...’, inmersa en un ambiente nocturno muy parecido. La mujer luce los adornos típicos de las odaliscas (pulseras, esclavas, tobilleras, pendientes y joyas en el cabello recogido) y está sentada en la hierba con el torso desnudo. Junto a ella, dos instrumentos musicales de procedencia oriental.

Para el historiador del arte Wifredo Rincón, máximo especialista en la obra de Pradilla, "se trata de un cuadro importante dentro de la obra de juventud del artista aragonés. Cuando lo hizo tenía solo 28 años".

"Se trata de una obra que realizó durante su estancia pensionado en Roma –añade–. Ese mismo año hizo algún cuadro más de temática oriental, y por eso incluso puede pensarse que andaba dándole vueltas al tema para presentarse con él a la Exposición Nacional de Bellas Artes. Finalmente optó por el tema de Juana la Loca, con éxito. Tanto este cuadro de la ‘Odalisca’, como los otros de la misma serie, los realizó en su estudio en Roma y, aunque pertenecen a su primera época, son de gran calidad técnica. Es una obra magnífica, muy bien pintada, que se enmarca en la corriente europea de gusto orientalista de finales del siglo XIX".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión