Ocio y Cultura
Suscríbete

Malú: "Mi éxito es disfrutar y que esa exigente torturadora no me taladre el cerebro cada vez que lo haga"

La artista madrileña vuelve, después de tres años en silencio, con 'Mil batallas' (Sony), su disco más liberador y uno de los más importantes de su carrera.

La cantante Malú
La cantante Malú
20Minutos

Una grave lesión de tobillo, una gira cancelada con casi todo vendido y una maternidad después, la intérprete del mítico Aprendiz vuelve a la carga con un disco cantado a todo pulmón -su voz suena mejor que nunca- y con el que da paso a una liberada Malú en la que ya no tienen cabida los miedos, complejos e inseguridades del pasado.

¿Cuáles son las mil batallas de Malú? 

Mil batallas tenemos todos a lo largo de nuestra vida de una forma constante. Pero es cierto que la batalla más importante que llevaba toda mi vida librando, y que finalmente me di cuenta de que era bastante absurda, era conmigo misma. Una fase en la que tratas de esconder en casa a esa niña de 16 años insegura y tímida a morir para sobrevivir en ese mundo de entrevistas, medios y escenarios. Lo que hice fue crear un personaje que fuera más fuerte y que pudiera afrontar todo eso. Al final, según fue pasando la vida, esa Malú cada vez se convertía en más exigente, más perfeccionista y con una exigencia un poco enfermiza y destructiva consigo misma. Cuando la niña quería aflorar, la exigente trataba de pararla constantemente. La batalla más importante para mí ha sido darme cuenta de que lo bonito es la unión entre las dos, que es lo que realmente yo soy.

¿Y cuándo se dio cuenta de eso? 

Cuando por desgracia tengo ese accidente en el que me parto los ligamentos y tengo que cancelar la gira. Me preguntaba por qué me pasaba eso a mí. Fue de las cosas más duras que he vivido en mi vida. Pero, después de un tiempo, vi que necesitaba tiempo para mí, que no había parado en veintitantos años de mi vida. Tenía que estar conmigo misma, no me quedaba otra, y a raíz de ahí surgió esta forma liberadora de contar Mil batallas.

"La batalla más importante que llevaba librando toda mi vida era conmigo misma"

Le daba miedo estar a solas consigo misma? 

Es que estaba tan enfadada y frustrada con lo que me había pasado que no pensaba más allá. Pero fue todo un proceso natural.

¿Y temía que algún fan no la hubiese esperado?

 Sí que tenía miedo de volver y que, con toda esa velocidad que estamos viviendo en la música, se hubieran ido a otro sitio. Son de estas cosas que, de repente, te crean ansiedad. Pero estoy recibiendo muchas cosas. Es tan emocionante salir y ver que están ahí, que te acompañan, que te protegen y cuidan y, además, te lo demuestran...

"Vi que necesitaba tiempo para mí, que no había parado en veintitantos años de mi vida"

¿Cómo define este disco?

 Para mí es liberación absoluta. Es un disco donde te cuento mis cosas desde una energía muy liberadora, sin tabúes, sin miedos, y en el que, además, musicalmente me apetecía quitarse complejos ante el cambio que está viviendo la industria.

¿Es difícil mantener su estilo ante los nuevos sonidos que ahora pegan fuerte? 

Mucho. ¿Cómo voy a hacer música pensando en para dónde o quién se va a dirigir? Yo no he hecho en mi vida. He hecho lo que he sentido en cada momento y he tratado de reflejar en mis discos las etapas por las que he ido pasando y nunca pensaba a quién se lo iba a dar. Decidí que no iba a pensar en nada, solo qué es lo que te quiero contar y cómo.

"Tenía miedo de volver y que los fans se hubieran ido a otro sitio"

Sigue cantando al amor y al desamor, pero de una forma más positiva. ¿Se lo pedía el cuerpo? 

Creo que es fundamental aprender a tomarnos la vida así. La vida es lo que va pasando mientras tú tratas de pelearte con ella, en realidad ella no quiere pelearse contigo, pasa de ti absolutamente (ríe). Ella te pide que la disfrutes y, de vez en cuando, te da un toquecito de atención y te dice: 'cuidado, que en cualquier momento puede que me vaya. Espabila, que estás haciendo un poco el tonto'. Se trata de dejar de pensar en lo que haremos mañana para disfrutar más lo que hacemos hoy. Para mí ha sido fundamental ese pensamiento en todo lo que me ha pasado todos estos años. La vida es eso. Obviamente hay situaciones, como esta pandemia que hemos vivido, a las que es muy difícil sacarle el lado positivo.

Canta: 'y ahora si me quieren disparar'. ¿Es una indirecta a los medios? ¿Se ha sentido muy juzgada? 

Abran fuego es un grito de empoderamiento y fortaleza no solo para mí, que me expongo por mi trabajo, sino para el 95% de la población mundial que vive expuesta a través de las redes sociales. Antes, por ejemplo, recibíamos bullying en un colegio o instituto, y ahora lo tienes en tu casa, en una habitación y con el teléfono móvil en la mano. Y eso me da muchísimo miedo. Abran fuego es ese grito para seguir siendo libre, diciendo lo que quiera y que, por mucho que dispares, voy a seguir bailando. Y si me da alguna bala, no pasa nada, me curaré mis alas y seguiré saliendo hacia adelante pese a ti.

"Me di cuenta es de que no puedo vivir sin música, no paro de pensar en ella"

¿Está en su mejor momento? 

Yo estoy muy bien, estoy muy feliz. No sé si es mi mejor momento, pero sí en el que más estoy disfrutando cada cosa que hago. Donde no me siento aquí contigo a darte una entrevista, sino a tener una conversación, dándome cuenta de que ese estar conmigo misma ha sido tan bonito.

¿Es la primera vez que se dan la mano el éxito personal y el éxito profesional? 

No lo sé. Es que no me planteo a dónde quiero llegar, porque no sé dónde está el éxito ni cómo es, me lo planteo más como mi éxito como ser humano de disfrutar de lo que hago y que esa exigente torturadora no me taladre el cerebro cada vez que lo haga.

¿Ha aprendido a que puede vivir sin música? 

Después del enfado y la frustración, de lo que me di cuenta es de que no puedo vivir sin música, porque no paro de pensar en ella y de hacer cosas para ella. ¡Es que me encanta! Disfruto como una enana de lo que hago. Fui pasando por diferentes fases, pero jamás por la de plantearme si me gusta la música, porque siempre he tenido clarísimo que me encanta.

​"Mi hija quiere una madre que esté con ella y que el tiempo que pasemos juntas sea de calidad. Que la haga feliz y sentirse la niña más querida del mundo. Y, desde luego, eso no le va a faltar"

¿Haber sido madre hace que aborde su trabajo de otra forma? Me planteo la conciliación. Yo soy una de las mamis más pesadas del mundo, tengo que estar encima de todo: de lo que ve, de lo que hace, de la guardería, de la merienda... Salgo con todas, no pienso en limitarme. Ahora, eso sí, si acabamos a las 5 en vez de a las 6, pues mejor, porque a mi hija le encanta ir al parque y a mí me gusta ir con ella. Es todo un equilibrio. Mi hija lo que quiere es una madre que esté con ella y que el tiempo que pasemos juntas sea de calidad. Que la haga feliz y sentirse la niña más querida del mundo. Y, desde luego, eso no le va a faltar.

"Me arrepiento de mucha tontería, pero es que tenía 16 años"

Más de la mitad de su vida, casi 23 de los 39 años que tiene, los ha dedicado a la música. ¿Qué balance hace? 

Que me arrepiento de todo y, a la vez, no me arrepiento de nada. Me arrepiento de mucha tontería, pero es que tenía 16 años. Y, si no hubiera tenido esas tonterías, no habría aprendido todo lo que sé hasta el día de hoy, así que no me arrepiento para nada, porque me han traído hasta aquí.

Ha vuelto por la puerta grande a La Voz. 

Yo me divierto mucho. Es maravilloso formar parte de un formato que le da cabida a la música en directo en televisión y más en esta época en la que prima lo fácil y la rapidez.

Lee la entrevista completa en 20Minutos

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión