Ocio y Cultura
Suscríbete

El filme ‘Amélie’, 20 años entre el amor y el odio

La película del director Jean-Pierre Jeunet, considerada una obra maestra –o un filme cursi, según otros espectadores–, se estrenó en España el 19 de octubre de 2001.

La actriz Audrey Tautou dio vida al personaje de Amélie.
La actriz Audrey Tautou dio vida al personaje de Amélie.
HA

Me parecía que no había hecho nunca una película realmente positiva y eso era algo que me interesaba. Construir en lugar de destruir se presentaba como un reto interesante. A estas alturas de mi vida y de mi carrera quería hacer un filme alegre, un filme que haga soñar a la gente, que les de placer…», decía Jean-Pierre Jeunet, el director de ‘Amélie’, en 2001, cuando su película se estrenó en Francia y se convirtió en un éxito de taquilla (siete millones de espectadores la habían visto en el país vecino tras su estreno en el mes de abril). El largometraje del cineasta galo, que hasta entonces había dirigido títulos como ‘Delicatessen’, ‘La Ciudad de los Niños Perdidos’ y ‘Alien: Resurrección’), logró su objetivo y la cinta se convirtió en todo un fenómeno cinematográfico. En España se estrenó el 19 de octubre de aquel año y, al igual que ocurrió en otros países, fue muy bien recibida por la crítica y por el público, aunque para algunos sectores la película fue tachada de ser excesivamente empalagosa.

‘Amélie’ narra, a medio camino entre la realidad y la fantasía, la vida de una joven solitaria (Audrey Tautou) que tuvo una infancia complicada y que trabaja como camarera en un bar de Montmartre, en París. Un hecho fortuito transforma su vida y, desde ese momento, dedica sus esfuerzos a cambiar el destino de quienes le rodean de una manera sutil y poética. Y ahí comienza la controversia entre los espectadores que ven en ‘Amélie’ una buena película que combina humor, ternura e imaginación y los que piensan que se trata de una obra edulcorada y que el personaje de Amélie no es más que una entrometida acosadora que va por ahí vendiendo felicidad.

Sea como fuere, lo cierto es que la cinta logró el aplauso internacional. Pese a ser rechazada en el Festival de Cannes, ‘Amélie’ ganó en su país cuatro Premios César, obtuvo dos galardones (mejor película y director en los Premios del Cine Europeo), además de otros reconocimientos y nominaciones, cinco de estas últimas a los Óscar de Hollywood.

En ‘Amélie’, Jeunet combinó su mundo personal, sus obsesiones y sus sueños y retrató un París de fábula que sigue atrayendo fans que buscan recorrer lugares y calles del barrio de Montmartre donde se rodó el largometraje, como la rue des Abbesses, rue des Trois Frères, el canal de Saint Martin o rue Lepic. En esta última localización se encuentra el Café des 2 Moulins, el bar donde trabajaba Amélie, y donde han tenido lugar hasta peticiones de mano de algunos seguidores del filme.

En el universo creado por Jeunet destacaban también las obras que aparecen del artista alemán Michael Sowa (todavía se venden en internet lámparas como la de la habitación de Amélie) y, sobre todo, la excelente música de Yann Tiersen, a quien hemos disfrutado en varias ocasiones en los escenarios aragoneses.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión