Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Sandra Araguás resalta en Huesca el poder de los libros para "hacernos volar" durante la pandemia

La escritora y cuentista oscense inaugura la 37ª Feria del Libro, que regresa hasta el domingo con formato reducido y a cubierto en el Palacio de Congresos.

"Hemos estado un año y medio sin feria pero no sin libros. Porque en este tiempo hemos podido comprobar que no somos capaces de vivir sin cultura, de seguir soñando sin libros a nuestro lado. Encerrados en casa, nos dimos cuenta de que la televisión y las pantallas no valían para hacernos volar y en esos días en los que más ruido y temor nos rodeaban, nos ofrecieron el lugar en el que refugiarnos y disfrutar del silencio, callar las voces que nos atemorizaban y ocultar unas horas el horror con el que continuamente nos bombardeaban". Esta es la reflexión que lanzó la escritora, cuentista e investigadora de la tradición oral Sandra Araguás en el pregón que inauguró la 37ª Feria del Libro de Huesca.

El certamen regresa con formato reducido (pasa de diez a cuatro días) y una nueva ubicación a cubierto (se traslada de la plaza López Allué a la sala polivalente del Palacio de Congresos). Hasta el domingo, acoge 16 casetas, una veintena de presentaciones, firmas de más de 50 autores y actividades infantiles. El horario de apertura será de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00.

Araguás defendió una idea que soñó una noche, "que igual que cuando nacen nuestros bebés, se les adjudica un número de la Seguridad Social y un pediatra, tendrían que salir del hospital también con una tarjeta con su número de socio de la biblioteca municipal y una librera o librero de cabecera que ejercieran de madrinas y padrinos lectores".

Además, reivindicó que se ofrezca a los más pequeños "una literatura de calidad, sin sentimientos triturados, para que nuestras niños y niños puedan masticar y les ayude a madurar descifrando por ellos mismos todo lo que les transmiten sin necesidad de dárselos desmenuzados e impregnados de buenismo".

En este sentido, aseguró que para conseguir una sociedad mejor, más comprensible con lo que le ocurre al otro, más culta, respetuosa y más inteligente "necesitamos a las librerías, a las bibliotecas y a la gente del mundo del libro, porque somos de primera necesidad y espero que los políticos se hayan dado cuenta". Y aludió a una frase de Mafalda: "Vivir sin leer es peligroso, te obliga a creer en lo que te digan".

"Mucha gente de la Cultura sigue hoy boqueando"

La escritora oscense lamentó que "todavía hoy mucha gente de la Cultura sigue boqueando" por la falta de trabajo y recordó el papel que tuvieron durante la pandemia "siempre con los brazos abiertos para que los que estuviesen a nuestro alrededor pudieran llenar sus horas muertas y no cayeran en la desesperación".

Araguás también elogió el esfuerzo del mundo de la cultura "para ser más equitativo y dar a la mujer el papel que le corresponde en la historia descubriendo para la nuevas generaciones la gran cantidad de escritoras, pintoras, poetas, ilustradoras, editoras, correctoras, científicas, pero también deportistas, cocineras y libreras que siempre han estado allí de manera invisible".

Chema Aniés, de la Asociación Provincial de Libreros de Huesca, afirmó estar "muy contento" porque la celebración de esta feria supone un primer paso para empezar a volver a la tan ansiada normalidad y confió en que este nuevo formato tenga el mismo éxito que ediciones anteriores.

El concejal de Cultura, Ramón Lasaosa, también incidió en la importancia que tuvieron los libros como "vía de escape" durante los momentos más duros de la pandemia "y allí estaban entonces los libreros", agradeció. Y el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, se congratuló de que se hayan retomado ya este tipo de ferias y animó "a comprar libros en las librerías" para apoyar al sector.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión