Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Un autógrafo de 2.000 años de antigüedad en Borja

Las excavaciones arqueológicas en El Pedernal encuentran restos de interés y preparan el yacimiento para ser cubierto

Detalle del fragmento de cerámica encontrado en Borja en el que el autógrafo es bien visible.
Detalle del fragmento de cerámica encontrado en Borja en el que el autógrafo es bien visible.
Heraldo.es

Hace algo menos de 2.000 años, un hombre de lo que hoy es la comarca de Campo de Borja tomó el cuenco de cerámica roja ('terra sigillata') que usaba para comer y, usando un objeto punzante, grabó su nombre en la base. Este singular 'autógrafo' ha aparecido hace unas semanas en la investigación arqueológica que se ha realizado en el yacimiento de El Pedernal (Borja), se incluirá en un estudio sobre inscripciones romanas de la comarca que están terminando los especialistas Isidro Aguilera y Borja Díaz, y va a ser expuesto próximamente, junto a otras piezas interesantes encontradas durante los trabajos, en el museo arqueológico de la localidad.

Borja se está reencontrando con su pasado más antiguo. Las excavaciones impulsadas este verano por el ayuntamiento con el objetivo de retomar los trabajos interrumpidos en el enclave hace más de 30 años han ofrecido hallazgos novedosos. El objetivo de esta campaña de investigación era continuar la intervención realizada en los años 1986 y 1987, ampliando la zona de excavación de las estancias celtibéricas y romanas. Los trabajos se han desarrollado a lo largo de todo el mes de agosto y han contado con la participación de siete estudiantes universitarios, cuyo alojamiento y manutención ha corrido a cargo del propio ayuntamiento. Los arqueólogos Francisco Javier Gutiérrez, Víctor Gil de Muro y Carlos Valladares han dirigido los trabajos.

Vista general de la excavación realizada este verano en Borja.
Vista general de la excavación realizada este verano en Borja.
Heraldo.es

"Son los especialistas quienes tienen que leer e interpretar el nombre que aparece en el fragmento de 'terra sigillata' -subraya el arqueólogo Francisco Javier Gutiérrez-. Pero lo que parece claro es que hay una desinencia que indica propiedad. Quien lo grabó quería que se viera que el cuenco era suyo".

La excavación ha servido para ampliar hasta 800 metros cuadrados la superficie del yacimiento que se protegerá en los próximos meses con una cubierta provisional, que respetará los volúmenes supuestos a las estancias de época altoimperial romana. "Los resultados de esta primera campaña de excavación, en un proyecto que pretende continuar en el tiempo, nos han permitido tener una visión nítida de las estructuras exhumadas hace ya 35 años. En este tiempo han sufrido deterioro, obviamente, pero no excesivo".Los trabajos han servido para confirmar que el enclave también estuvo ocupado en época tardoceltibérica (siglo I antes de Cristo) y tardorromana (siglos III-V después de Cristo).

El ayuntamiento borjano está impulsando la revalorización del patrimonio histórico de la localidad y ya se ha comenzado la restauración del mosaico romano encontrado en 1986 y que desde entonces se guardaba en un almacén.

Para el alcalde de Borja, Eduardo Arilla, el patrimonio histórico es una preocupación, apuesta y oportunidad. "La investigación en el yacimiento estaba interrumpida desde hace muchos años, había que recuperarlo e intentar que no vuelva a pasar algo así. Creo que va a ser uno de los principales atractivos históricos de Borja y por eso nos hemos comprometido con él. Queremos que a final de año esté ya cubierto para mantenerlo protegido de los agentes atmosféricos. Hemos creado además un laboratorio arqueológico al lado del yacimiento. Es allí donde se está restaurando el mosaico pero, una vez que se termine, servirá para otras restauraciones y para las labores que demande la investigación".

Borja es una de las ciudades aragoneses con mayor riqueza arqueológica. La Bursau celtibérica que citó Ptolomeo fue romanizada posteriormente con el nombre de Bursao, que mencionaron Plinio y Livio, entre otros. Esa enorme riqueza tendrá a partir de ahora un nuevo punto de referencia. Ese Laboratorio de Arqueología que servirá como apoyo a las campañas de trabajo en El Pedernal, es ahora centro de restauración. Se está trabajando en la restauración del mosaico descubierto en los años 80. "Dirige los trabajos Santiago Ortega –asegura Francisco Javier Gutiérrez–. El mosaico ha sido estudiado por la especialista María Pilar Blecua, pero la restauración nos está dando novedades. Su base no es igual en todas sus partes, por lo que habrá que esperar a ver cuáles son las distintas y si eso se corresponde con una reforma, restauración o cambio de decoración de la estancia a lo largo del siglo I y II después de Cristo".

El Pedernal, además, quiere ser el eje de una programación cultural en torno a la civilización romana. "El próximo verano queremos realizar allí representaciones teatrales que difundan la cultura romana, entre otras actividades -señala el alcalde-. Ya queríamos haberlas realizado el verano pasado pero la situación de la pandemia lo complicaba un poco".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión