Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ENTREVISTA

Alaska: "Yo no sabría, pero me encanta que los jóvenes hagan un buen perreo"

El grupo Fangoria, formado por la cantante y Nacho Canut, regresa a Zaragoza para ofrecer hoy (21.30) un concierto en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.

Alaska y Nacho Canut (Fangoria) actuán hoy en Zaragoza.
Alaska y Nacho Canut (Fangoria) actuán hoy en Zaragoza.
HA

Regresa a Zaragoza con Fangoria. ¿Es una ciudad que no falla nunca en sus giras?

Zaragoza es una capital de primer nivel, con lo cual es fácil que cuente con una oferta cultural variada y eso implica que tienes la suerte de venir cuando haces un concierto o una obra de teatro.

Precisamente, la última vez que visitó la capital aragonesa fue para actuar sobre las tablas del Teatro Principal.

¡Es verdad, no me acordaba! Fue justo la semana anterior al confinamiento. Ahí ya me di cuenta de lo que pasaba y de lo que se venía. En el teatro fue estupendo, como siempre, y ahora retomamos nuestra buenísima costumbre de que nos llaméis en el Pilar. Así que aquí estamos.

Aunque este año es un poco diferente...

Como en todas partes. Todo el mundo se está adaptando como puede, desde el público a los artistas pasando por los promotores y los ayuntamientos.

¿Todavía le resulta extraño hacer conciertos con aforos limitados y el público sentado?

Es más raro para el público. Para nosotros no es tan distinto. Hay a quien le resulta muy complicado estar viendo un concierto sentado y no poder levantarse. Yo siempre digo que a mí no tanto porque recuerdo ver a los Pet Shop Boys en el Teatro Real, sentada, y me lo pasé estupendamente bien. Es algo que quizá tiene que ver más con el carácter de cada uno.

En un concierto de Fangoria es complicado no bailar.

Bueno, pero ya que hemos venido tantas veces a Zaragoza, en todos los formatos, por lo menos este será un poco diferente para que nos quede ahí, en la memoria.

Sus primeros conciertos en Zaragoza fueron en la sala Oasis y hoy actúan en el pabellón Príncipe Felipe…

Zaragoza es uno de esos sitios donde no solamente actuamos cuando nos va bien. También nos ha tocado pasar en todas las etapas de nuestra vida porque también tiene locales adecuados para grupos que no están en un momento mayoritario.

¿Cuesta elegir la lista de canciones para un concierto teniendo tanto repertorio?

No es tan difícil porque básicamente hay canciones que más o menos se tocan siempre. Y temas que de repente no suenan en un año, pero sabes que al año siguiente los vas a querer tocar. Otros figuran en el momento en que sacas el disco y no los vuelves a recuperar en la vida. Es parte de la diversión y ahí te das cuenta, cuando pasa un año o dos años, de qué canciones te sigue apeteciendo hacer.

En una de sus últimas composiciones, ‘Momentismo absoluto’, canta ‘Carpe Diem es la única verdad, tenemos que seguir, es tiempo de vivir’. No queda otra...

La pandemia es un problema que nos ha afectado a todos y pensamos que es una cosa como de este momento, pero siento deciros que no, que la vida es eso, haya o no pandemia, te toque a ti o no el volcán, tengas una persona enferma o te enfermes tú... Pero, claro, cuando algo de tal magnitud nos pasa a todos a la vez de repente tenemos otra visión, pero me temo que la vida es eso desde el día 1.

¿Qué le parece la música que escuchan los jóvenes hoy?

Me parece fenomenal, estupendo. ¿Qué le parecía a los mayores el rock & roll en el 57? Es lo mismo. Gente vistiendo de una forma que los mayores no entienden, bailando una música que los mayores no entienden... Ocurre igual una y otra vez, te guste más un estilo o te guste menos, y a mí me gusta. Yo no sabría hacerte un perreo, pero me encanta que haya jóvenes que hagan un buen perreo y que tengan esos gustos. Es la historia de la música, es el pop y no es más que un otro paso en lo que significan la música y la cultura juvenil, esa que se supone que empezó musicalmente con el rock & roll y que sigue hasta hoy.

Ha hecho cine, teatro, televisión, música... y, en lo personal, ¿sigue estudiando la carrera de Historia?

Pues el año pasado, con el confinamiento, fue la primera vez que no me matriculé en años y tampoco lo he hecho en 2021 porque no me ha sido posible. Ahí sigue, pendiente, y estará o no, ‘carpe diem’. No tengo ni idea. Es algo que siempre he querido terminar, pero hay otras prioridades en este momento.

Entre sus programas de televisión más recordados figuran ‘La bola de cristal’ o, más reciente, ‘Alaska y Segura’. ¿Echa de menos una televisión más cultural y con algo menos de ‘circo’?

Lo que pasaba antes, cuando se emitió por primera vez ‘La bola de cristal’, es que teníamos una cadena y media de televisión y en esa cadena y media estaba todo. Digamos que ahí tenía cabida el programa de corazón, el documental, el espacio de música... Ahora son todo canales especializados y, realmente, si quieres ver música eliges uno, si quieres ver cocina vas a otro y si quieres ver variedades, a otro. Ha cambiado. Es la única diferencia. Sigue habiendo de todo. Si no quieres enterarte de lo que pasa en el corazón, puedes no enterarte perfectamente y si no te quieres enterar de lo que hacen en Uganda los gorilas, pues también puedes pasar por la vida sin enterarte. Cada uno elige lo que ve.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión