Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Kase.O pone a bailar al pabellón Príncipe Felipe en vísperas del Pilar

En el primero de los conciertos grandes que se sucederán hasta el día 17, celebró los diez años de 'Jazz Magnetism'.

Kase.O abre los actos culturales del Pilar con un concierto en el Príncipe Felipe
Kase.O, bailando y haciendo bailar al público anoche en el pabellón Príncipe Felipe. toni galán
TONI GALAN

Va a costar mantener al público sujeto a sus asientos durante estos próximos días de celebración del Pilar. Este jueves por la noche bastaron los fraseos de Kase.O al micrófono en su ciudad y una banda de acompañantes solvente y con pegada funk para poner a bailar a un pabellón Príncipe Felipe todo lo lleno que se podía de zaragozanos con evidentes ganas de fiesta, a pesar de los pesares (abundantes controles dentro y fuera, incluido un perro rastreando en búsqueda de drogas). Era el primero de los espectáculos para multitudes que se desarrollarán hasta el próximo día 17 en ese recinto, que ya antes Javier Ibarra había abarrotado varias veces, y el aforo disponible con las restricciones sanitarias del momento, de 4.000 personas, estaba prácticamente ocupado. Este viernes a las 21.00 volverá a comparecer allí, con similar entrada.

El repertorio en ambas ocasiones se sustenta en su álbum ‘Jazz Magnetism’, de cuyo lanzamiento se cumplen 10 años. Este disco fue el fruto de un proyecto de fusión entre jazz y rap nacido casi como un divertimento, y alentado por el que fuera MC de Violadores del Verso con la complicidad del batería Dani Domínguez, el guitarrista Dani Comas, el saxofonista Hugo Astudillo, el bajo de Juan Pablo Balcázar y el percusionista Juan Verbin. Con él se disparó la popularidad y el reconocimiento de Kase.O en toda España, con importante eco también en Latinoamérica, confirmados luego con el exitosísimo ‘El círculo’ que lo instaló definitivamente en el trono del hip hop nacional.

En el escenario del Príncipe Felipe, canciones de ambos elepés y de otros pretéritos convivieron en un montaje escénico sobrio, sin artificios, y con vocalista y acompañantes ataviados con camisas blancas. En el público, jóvenes sobre todo, claro, pero también hasta niños acompañados por sus padres.

El espectáculo arrancó con una apropiación llena de funk de la sintonía de ‘Barrio Sésamo’. "Vamos a pasarlo bien, esta noche dejaos llevar", pidió Kase.O a sus seguidores, antes de lanzar el primero de los mensajes de positividad con los que se transitó de una canción a otra: "Gracias a la vida por poder expresarme ante vosotros".

Sonaron ‘Libertad’, ‘Presente’, ‘A solas con un ritmo’, ‘Que no hay alcohol’, ‘Expósito’, ‘Bécquer’, ‘Mazas y catapultas’, ‘Boogaloo’, ‘Como el sol’ ‘Repartiendo arte’... Salió Xhelazz y luego el compañero en Violadores del Verso Hate. El saxofonista se puso al micrófono también. Kase.O se acordó de los raperos aragoneses y de toda España de la ‘vieja escuela,‘ incluido el desaparecido Jota Mayúscula, y de Lírico. ’Y ya en los bises, entre ‘Ringui dingui’, ‘Tiranosaurius Rex’, ‘Renacimiento’ y ‘Cuanto más amor das, mejor estás’, se atrevió hasta con la ‘Sopa de caracol’ del grupo hondureño Banda Blanca para poner en pie al público.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión