Ocio y Cultura
Suscríbete

cine

Asier Etxeandia y Daniel Grao, los caballeros brillan en los Max

La comodidad ha ganado la partida sobre la alfombra roja de los XXIV Premios Max que se han celebrado este lunes en el Teatro Arrriaga de Bilbao.

Premios MAX: Asier Etxeandia
Premios MAX: Asier Etxeandia
Luis Tejido

La comodidad ha ganado la partida sobre la alfombra roja de los XXIV Premios Max que se han celebrado este lunes en el Teatro Arrriaga de Bilbao, donde los caballeros han brillado por su elegancia y donde, quizá temiendo el frío, las damas han optado más por las botas de estilo militar que por los 'stilettos'.

Uno de los primeros en llegar ha sido el actor y cantante Asier Etxeandia, luciendo un traje de chaqueta verde, confeccionado por una sastrería bilbaína que complementaba con unos botines burdeos. Con el cabello aclarado por las mechas y como complemento pulseras y anillo de calaveras de Javier Bilbao, Etxeandia, que juega en casa, se mostraba exultante y muy satisfecho de abrir y cerrar la gala de los premios del teatro.

Daniel Grao, finalista a mejor actor por "La máquina de Turing", lució un traje de chaqueta negro con mocasines de terciopelo. El protagonista de la serie "Hit", aún con un ligero bronceado sobre la piel, lució la mejor de sus sonrisas.

Poco antes, con un sombrero cordobés, el bailaor Jesús Carmona se mostraba satisfecho de ser finalista a mejor intérprete masculino de danza.

El director del Centro Dramático Nacional, Alfredo Sanzol, también ha sido uno de los caballeros más elegantes sobre la alfombra roja, como Tonet Ferrer, ganador del premio Max del Público 2021, con traje de chaqueta en cuadros.

La comodidad ha ganado la partida con las deportivas como calzado elegido por muchos de los presentes, como la actriz Carolina Yuste, a la que su juventud le permitía acudir sin rastro de maquillaje, con un pantalón negro y suéter de punto del mismo color y zapatillas blancas.

Mireia Aixalá, otra de las nominadas a mejor actriz, lució un vestido negro con incrustaciones doradas, que complementó con unos botines dorados sin tacón, de nuevo, haciendo una concesión a un "look" confortable. La directora teatral Ana Zamora se decantaba por una cazadora vaquera, botas y un colorido pañuelo al cuello.

Habitual de las alfombras rojas, Cayetana Guillén Cuervo acudió con un elegante vestido negro del brazo de su madre, Gemma Cuervo, galardonada con el Max de Honor, espléndida con un vestido y abrigo en verde botella y cuello de piel en el mismo color. A su lado también su hija Natalia no quiso perderse este emotivo momento.

Otra de las mujeres más elegantes de la noche fue la bailarina Lucía Lacarra, nominada a mejor intérprete femenina de danza por su espectáculo "Fordlandia" con un vestido negro de corte "lady" con bordados.

La excentricidad fue de la mano de Yogurinha, el personaje creado en 1994 por Las Fellini y símbolo hoy en día en Euskadi de la libertad sexual, que optó por unas ceñidas mallas y plumas en el pelo.

La alfombra también ha tenido momentos para la reivindicación como lucía la camiseta de Paula Parra en la que se podía leer: "La danza es precaridad" o las mascarillas y pegatinas con una X blanca en alusión al conflicto que mantienen los técnicos y técnicas afectadas por la Oferta de Empleo Público de 2018 con el Inaem al no cumplir con el requisito de titulación exigido en la convocatoria. Entre ellos, la nominada a mejor diseño de vestuario Deborah Macías o Juanjo Llorens, nominado a mejor diseño de iluminación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión